Aliste el bolsillo para las alzas de 2018

Aliste el bolsillo para las alzas de 2018
Llega el 2018 y con él una ola de ajustes en los precios y costos de algunos bienes, productos y servicios, que es preciso estimar en el presupuesto personal y del hogar al comenzar el año.
14 Ene 2018 - 3:01am

Muchos de los valores suben por determinación del Gobierno, a través de decretos y normas; sin embargo, muchos otros tienen aumentos libres, que dependen de la oferta y demanda, o sencillamente del deseo del que ofrece.

El nuevo salario mínimo y el IPC son dos detonadores de ciertos incrementos cada año.

Precisamente, el más esperado de los aumentos es el del sueldo mínimo, que se logró a través de un acuerdo entre el Gobierno, representantes de los trabajadores y los empresarios, quedando en $781.242, lo que representa un aumento del 5,9%, ya que estaba en $737.717.

Por otra parte, el Índice de Precios de Consumidor (IPC) del 2017, es decir, el incremento del costo de vida o la inflación, fue de 4,09%, una variable importante que permite estimar cuáles otros aumentos se avecinan este año.

Si se tienen en cuenta los pronósticos de la inflación para este año, el incremento del salario mínimo estaría un par de puntos por encima de lo que aumentaría el costo de vida en 2018.

Al respecto, expertos de Corficolombiana estiman que la inflación volverá a caer con fuerza en el primer trimestre del 2018, pues en esos meses se diluirán los efectos de la reforma tributaria de 2016.

“Los mecanismos de indexación también jugarán a favor en 2018, puesto que la inflación anual al cierre de 2017 (3,9%, según nuestros pronósticos), que es la que determina los ajustes de algunos precios a comienzos de año, será sustancialmente menor que la de 2016 (5,8%). Finalmente, aunque esperamos un repunte en el crecimiento del PIB, la brecha del producto seguirá siendo negativa y la demanda interna se mantendrá débil, lo cual contribuirá a un mayor descenso de la inflación en 2018. Luego de la caída del primer trimestre, esperamos que la inflación anual se mantenga relativamente estable y pronosticamos que cerrará 2018 en 3,3%. De esta manera, esperamos una inflación anual promedio de 3,3% en 2018”, aseguran analistas de la entidad.

A continuación, un resumen de algunos bienes, productos y servicios que registrarán alzas en el 2018.

Matrícula y pensión escolar

En Colombia, la fijación de tarifas de matrícula y pensión escolar depende de los resultados de la evaluación institucional sobre la calidad del servicio ofrecido. Estos resultados permiten la clasificación de los establecimientos educativos privados según los regímenes establecidos.

Si un colegio obtiene altos puntajes en su autoevaluación o se certifica en calidad, sea con la familia de normas NTC ISO 9000 o con uno de los modelos de la gestión de calidad reconocidos por el Ministerio de Educación Nacional, se clasifica en régimen de libertad regulada; los establecimientos que obtienen puntajes intermedios se clasifican en libertad vigilada y los de bajos puntajes, que incumplen requisitos básicos o son sancionados en régimen controlado, se clasifican según lo establecido en el artículo 202 de la ley 115 de 1994.

“No es suficiente”: trabajadores

Aunque el Gobierno destacó que un incremento del 5,9% en el salario mínimo se logró gracias a la concertación, sectores sindicales aseguran que ese aumento no es suficiente.

De acuerdo con el presidente Juan Manuel Santos, “con esta cifra se busca mantener el ingreso de los trabajadores, pero también evitar un efecto negativo sobre el empleo. Con este ajuste del salario mínimo se estimula la recuperación de la economía que hemos observado en los últimos meses de este año. Esperamos que el incremento que concertamos mejore el consumo de los hogares colombianos, porque esto contribuye también a mejorar la economía”.

Pero para Jorge Iván Díez, de la Confederación General del Trabajo (CGT), el mínimo debe estar varios puntos porcentuales por encima de la cifra actual: “el costo de vida y de los productos básicos de la canasta familiar presentan alzas bastante considerables. Es muy importante considerar un sueldo vital y móvil, no un simple salario de supervivencia como el que se impone en el país”.

Peajes

Los peajes tienen incremento anual a principios de enero, según el índice de inflación del año inmediatamente anterior, que en 2017 fue del 4,09%. Por ejemplo, el precio del peaje Río Sogamoso, en Santander, para vehículos de categoría I (automóviles, camperos y camionetas) cuesta $7.900, pero a partir de la segunda quincena de enero estará alrededor de $8.200.

Pasajes transporte público

El aumento en el pasaje del servicio de transporte público también se determina por decreto, pero no nacional, sino que cada Alcaldía es autónoma en los incrementos. Lo mismo ocurre con las tarifas mínimas del servicio de taxi. Los gobiernos de cada ciudad determinan el valor de la carrera mínima a pagar.

Salud

Las cotizaciones a las EPS, para el régimen contributivo, aumentan también por decreto gubernamental a partir de enero, esto de acuerdo al incremento del salario mínimo. Es decir, este año el incremento es del 5.9%, quedando así:

- Menos de 2 Smlmv: $ 3.000

- Entre 2 y 5 Smlmv: $ 12.000

- Mayor a 5 Smlmv: $31.600

Arriendo

De acuerdo con la Ley 820 de 2003, el precio mensual de arrendamiento debe ser acordado por las partes, por un costo no mayor al 1% del valor comercial del inmueble. El reajuste al precio se puede hacer cada 12 meses, con base en el IPC, es decir que el aumento del arriendo para este año no debe ser mayor al 4,09%, de esta forma si una familia paga $1.000.000 mensual por arriendo, este año (cuando se cumplan los 12 meses del contrato), se incrementaría máximo $40.900.

Oferta y demanda

Y como todo sube, hay productos y servicios que aumentan su valor, pero de acuerdo a la libre competencia. Uno de ellos es el servicio de transporte escolar, que en lo que tiene que ver con tarifas se encuentra sin normatividad en el Código Nacional de Tránsito y se rige por el precio que pacten las partes contratantes.

Los alimentos también dependen de la producción, oferta y demanda, y los ciclos de cosecha.

Si hay temporada de un producto, por ejemplo, papa, el valor en el mercado baja, si, por el contrario hay escasez, aumenta.

Los servicios en restaurantes también se rigen con libertad. Generalmente el almuerzo ejecutivo o “corrientazo” aumenta un promedio de entre 500 y 1.000 pesos en enero.

Servicios públicos

Los aumentos en costos de servicios públicos, como luz, agua y gas no están ligados a la inflación sino a cálculos que se basan en los costos por prestación de dichos servicios.

Pasaporte

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores, el pasaporte ordinario costará $165 mil, mientras que el ejecutivo tendrá este año un valor de $255 mil. Sin embargo, el precio del pasaporte de emergencia se mantiene en $161 mil.

Además, debe tenerse en cuenta que fuera de Bogotá el costo varía y se suma el impuesto departamental, el cual lo fijan las gobernaciones.

Publicada por
REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL, BOGOTÁ