¿Cómo negociar su salario en una entrevista o en caso de ascenso?

¿Cómo negociar su salario en una entrevista o en caso de ascenso?
Este punto es quizás uno de los que lo hace sentir incómodo cuando está en una entrevista de trabajo, y siente que está a un paso de obtener el puesto. Aquí le damos consejos que lo pueden ayudar a salir bien librado.
SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
8 Sep 2019 - 3:01am

La negociación de un salario no debe estar condicionada por la posición que se ocupa (o se va a ocupar), sino en el análisis entre lo que doy y recibo.

Es decir, el salario debe ser acorde con las tareas que cumple, las responsabilidades, personal a cargo, desempeño demostrado y compromiso con la calidad y el servicio, más allá de la posición en donde se deben analizar factores como el tamaño de la compañía y la oferta laboral del sector al que pertenece.

Y, ¿cómo negociar el salario? ¿Bajo qué parámetros? ¿En qué momento hacerlo?

Para Laura Alba, vocera HR Manager de PageGroup, es importante articular bien el discurso, informarse de las condiciones generales del sector y justificar lo más objetivamente posible.

“Para lograr el éxito en la negociación es importante, tener en cuenta las condiciones salariales de perfiles y sectores profesionales similares. Está claro que la posición o el sector laboral en el que se desarrolla un profesional no tiene porqué definir la posibilidad de conseguir un aumento, pero las tendencias del mercado, sin duda, influyen”, explica la experta.

Así mismo, es clave encontrar el momento y el lugar ideal para abordar el tema.

“La mayoría de las empresas tienen procedimientos muy claros para revisar los salarios de los empleados, definiendo un espacio para que los propios trabajadores planteen ese aumento al director de su área. No se debe abordar la conversación en el pasillo, ni en una reunión sobre un tema específico o un descanso de la jornada laboral”, aconseja la vocera.

El empleado no puede ser ajeno al momento económico en el que se encuentra la empresa y a partir de ahí, negociar las condiciones con fundamento. “Las expectativas deben ser coherentes con los resultados entregados y la situación y proyección de la empresa”, dice la vocera de PageGroup.

 

Necesidades y capacidades

Para Luis Camacho, gerente Senior de Hays, la dificultad para definir el salario se debe en parte al miedo de decir una cifra que no le convenga o que lo pueda descalificar del empleo, así como a la falta de confianza, e información sobre lo que pueden valer sus capacidades.

“La negociación radica en tener claridad sobre las necesidades y los objetivos personales (corto, mediano y largo plazo). Con esta información previamente definida la persona puede realizar una planeación financiera efectiva que le permita determinar cuáles son los rangos salariales que debe tener para poder cubrir sus necesidades y cumplir sus objetivos. Si no se tiene claro qué es lo que se desea es probable que se tomen decisiones que vayan en contravía con los objetivos personales”, manifestó Camacho.

Para el experto, “uno de los errores comunes que se cometen en estas negociaciones es que se asumen cargas laborales grandes, que exceden las capacidades, por altos salarios”, indicó Altamar.

En este sentido, aseguró que al asumir un nuevo empleo no sólo es apropiado tomar en cuenta el sueldo, sino otros aspectos como el horario, las responsabilidades que asume y la posibilidad de proyectarse.

“Además, tenga en cuenta aspectos como si su trabajo es apetecido en el mercado y hay poca oferta o por el contrario tiene mucha demanda. Estos factores también son claves a la hora de negociar”, recalcó.

 

Brecha de género

En Colombia, la brecha salarial es del 21% y la brecha ocupacional es cercana al 10%, según datos del Ministerio de Trabajo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, la Escuela Sindical y el Dane.

A esto se suma que en promedio por cada dólar que recibe una mujer en el país, un hombre gana USD$1,47, según el Foro Económico Mundial (FEM), brecha que de acuerdo con los expertos, el mundo tardará 167 años en superar.

Según el gerente Senior Hays, desde su experiencia no encuentran una diferencia entre lo que gana un hombre y una mujer. “Cuando los clientes entregan una vacante para un proceso de selección tienen un rango de salario definido para la posición, dependiendo de las necesidades del puesto y las habilidades del candidato. Es decir, no importa si es un hombre, una mujer u otra condición sexual, el sueldo será el mismo para todos”, afirmó el experto.

 

Tenga en cuenta...

Siga estos pasos para obtener éxito en la negociación:

1. Es aconsejable conocer el nivel salarial de acuerdo al sector o el área de trabajo.

2. Espere la oferta y guarde silencio un momento, lo más probable es que deje espacio para que el empleador le proponga un aumento. En caso de que esto no suceda haga su pedido sin proponer una cifra desmesurada o muy baja.

3. Al negociar, su contraoferta debe ser acorde a sus capacidades, al mercado, la labor a desempeñar y las características de la compañía.

4. Luego de haber arreglado el salario es aconsejable que acuerde condiciones laborales, como vacaciones o seguros.

5. Es muy probable que le pregunten cuánto ganaba en su anterior empleo, por lo que debe estar preparado para “escapar” a esta interrogante sin mencionar cifras.

Publicada por
YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS