CDT, una inversión segura

Fotoilustración / VANGUARDIA - el nuevo día
Se considera una modalidad de ahorro conservadora. Hay que pagar impuestos sobre los rendimientos generados.

Una de las inversiones que más recomiendan para el dinero, que no represente riesgos y que genere una ganancia fija, son los Certificados de Depósito a Término, CDT.

Según Asobancaria, se constituyen en título valor (representa dinero) de contenido crediticio, hecho a nombre de una persona natural o jurídica, que produce un rendimiento (intereses) y se pacta a un plazo determinado.

“Más que un ahorro es una inversión conservadora y segura, que le garantizará un mejor futuro”, señala la entidad.

Los CDT pueden ser de tasa fija, es decir, que le reconoce rendimientos a una tasa de interés fija según el plazo pactado, o de tasa variable (IPC) “La tasa de interés variable está indexada al IPC de los 12 últimos meses, más puntos adicionales establecidos mensualmente por el banco”, agrega Davivienda.

También puede ser físico, cuando al constituirlo entregan el título en papel. Este título puede ser endosado (como si fuera un cheque) o negociarlo según las formalidades que la entidad exija.

O desmaterializado, cuya única diferencia es que se adquieren a través de los canales digitales de las entidades financieras, como la sucursal virtual, por ejemplo.

Alejandro Álvarez, asesor financiero, asegura que este producto está diseñado para que se haga una inversión conservadora, en donde puede seleccionar si desea hacerlo en día o meses, con un pago de intereses al vencimiento del CDT o de manera periódica (mensual, trimestral, semestral).

Ventajas

La ganancia que tiene con un CDT depende de la cantidad de días que lo toma.

De acuerdo con la Superfinanciera, a 30 días el promedio de rendimiento está en una tasa del 1,8% efectivo anual, a 45 días 2,60%, a 60 días 2,71% y a 90 días aproximadamente en 4,40%.

Por lo general, los intereses o rendimientos se pagan al vencimiento con el capital invertido o puesto en el CDT.

Bancolombia, por su parte explica que el rendimiento que se paga por un CDT es superior al de una cuenta de ahorros, y si un CDT se pacta por ejemplo a 2%, aunque las tasas de interés disminuyan, el banco debe pagar la tarifa inicialmente pactada.

Para Asobancaria, además del tema de ganancia por su ahorro, hay otras ventajas para tomar un CDT, como son que el cobro del impuesto del 4 x 1000 es asumido por el banco.

“Si por alguna urgencia se debe redimir antes de tiempo, se puede endosar a un tercero o negociar cuando se requiera. El CDT es redimible o reembolsable en los plazos y términos pactados al momento de constituirlo. Y esta inversión se encuentra amparada por la protección del seguro de depósitos de Fogafin que garantiza la devolución de hasta 20 millones de pesos a los clientes en caso de que la entidad se quiebre”, puntualiza la entidad.

Para Álvarez, una desventaja para quien constituye un CDT puede ser la imposibilidad de convertirlo en efectivo antes del plazo pactado, lo que en parte es posible de solucionar puesto que un CDT se puede negociar mediante endoso, pero en tales casos se hará sacrificando parte del rendimiento inicialmente esperado.

Otra desventaja, según Juriscoop, es la rentabilidad que ofrecen las entidades financieras muchas veces depende de su calidad crediticia y de las necesidades de liquidez que tengan.

Para muchos, otro punto desfavorable es que hay que pagar impuestos sobre los rendimientos, y, como no son altos, pues el valor significa gran parte de esas ganancias.

El impuesto de retención en la fuente sobre ellos está en el 7%.

“Los CDT, por ser activos para la persona que lo constituye, deben ser declarados, y su valor patrimonial será el valor por el que fueron constituidos. Igualmente deben ser declarados como ingresos los rendimientos que generen. Recuerde que los rendimientos financieros de los CDT están sometidos a retención en la fuente”, explica la Superfinanciera.

REDACCIÓN NEGOCIOS

Comentarios