¡Queremos ser papás!

Las parejas de hoy quieren disfrutar primero su relación, desarrollar sus carreras y luego, finalmente, toman la decisión de tener hijos. Los expertos coinciden en que esto es maravilloso para la mujer. Sin embargo, los ginecólogos señalan que la fertilidad se está viendo afectada y que es mejor asesorarse bien al momento de buscar tener bebés.

La vida ha cambiado: básicamente porque las mujeres están decidiendo no tener hijos tan rápidamente y desarrollar primero sus carreras y sus vidas.

“De hecho, las mujeres se están emparejando más tarde, porque quieren desarrollar primero sus carreras y porque sufren decepciones amorosas tempranas. Entonces se resguardan, empiezan a decidir mejor y por eso se tardan”, explica la psicóloga Carolina Dulcey.

Los expertos coinciden, además, en que esto es algo muy positivo también para los hombres.

“Aunque en una proporción menor y de manera más lenta, los hombres también son más sensatos y deciden ‘sentar cabeza’ después de que han vivido varios procesos en su vida. Además, están apoyando las decisiones de trabajo y estudio de las mujeres, así que, como pareja, la decisión de tener hijos se posterga”, señala la experta.

Y eso está muy bien, pero la fertilidad del ciclo reproductor, tanto en la mujer como en el hombre -aunque en menor medida- sumado al estrés de la vida cotidiana, afectan la fertilidad y los padres se ven entonces en la encrucijada de qué hacer para poder tener hijos.

Según la OMS, la decisión tardía afecta a una de cada seis parejas.

Con el fin de ayudar a resolver inquietudes frente a este fenómeno, surgió ‘Queremos ser papás’, el primer portal online colombiano que brindará acompañamiento a las personas que presentan dificultades para concebir.

La infertilidad es declarada por la OMS como una enfermedad del sistema reproductivo definida como la incapacidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales no protegidas.

Alrededor del 40% de todas las parejas que consultan especialistas por infertilidad habitualmente presentan una combinación de agentes; es decir, un factor femenino combinado con un trastorno masculino; así que el estudio de la infertilidad siempre se debe hacer considerando la pareja en conjunto: el hombre, la mujer y las interrelaciones entre ellos.

Las parejas no tienen por qué cambiar su decisión: lo que sí deben hacer es acudir a un especialista, liberar el estrés y, bueno... ponerse manos a la obra.

 

La voz del experto

Cómo predecir la ovulación puede ser útil para lograr un embarazo

Jani Jensen, endocrinóloga Reproductiva y de Infertilidad de Mayo Clinic, explica que “predecir la ovulación puede ser muy útil para las parejas que desean tener un hijo, y a pesar de que no existe ningún examen específico recomendable antes del embarazo, es buena idea que usted y su pareja se reúnan con el médico antes de intentar la concepción, a fin de revisar el historial médico y los antecedentes familiares”.

“La edad puede hacer más difícil embarazarse, y por ello a las mujeres mayores de 35 años que durante 6 meses han estado intentando quedar encinta se les recomienda acudir donde un especialista en fertilidad. Las mujeres de 35 años o menos normalmente pueden esperar hasta después de intentarlo durante un año.

La experta añade que#“la edad no es el único factor que desempeña una función en la fertilidad, pues no hay que olvidar que muchas mujeres mayores de 35 años conciben sin ningún problema. El historial médico personal y el de la familia, el estado físico de la mujer, la cantidad de estrés en la vida y muchas otras consideraciones también ejercen su efecto”.

La experta recomienda reunirse como pareja con un médico, antes de intentar concebir, puede ayudar a precisar las posibles áreas problemáticas. Esas citas normalmente incluyen una evaluación de ambos lados de la familia para ver si existe algún factor de riesgo genético capaz de afectar el embarazo. Es igualmente importante revisar los medicamentos actuales para verificar que todos sean seguros durante la gestación.

El médico puede sugerir cómo mejorar la salud física para incrementar la posibilidad de embarazarse oportunamente. Por ejemplo, mantener un peso sano puede facilitar la concepción y reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo. A veces, perder apenas un poco de peso puede repercutir sobre la fertilidad. Por otro lado, no fumar, reducir el estrés y comer sano también hacen diferencia.

 

La voz del experto

 ¿Qué pasa con la fertilidad hoy y qué se puede hacer con la infertilidad?#

Según Guido Parra, médico gineco-obstetra y especialista en medicina reproductiva, “en las mujeres la posibilidad de conseguir embarazo con una pareja normal durante un año de relaciones es de un 86% entre los 24 y 25 años de edad; 78% entre los 25-29 años; 63% entre los 30-34 años, y del 52% entre los 35-39 años. Posterior a los 40 años, la posibilidad de embarazo en las parejas normales va disminuyendo. En parejas con alguna anomalía su posibilidad de embarazo decrece desde edades tempranas y requieren de terapias de reproducción asistida para aumentar las posibilidades de tener un bebé en casa”.

La infertilidad puede ser causada por estrés, producción de anticuerpos contra los espermas, incompatibilidad de algunas células entre el hombre y la mujer e incluso factores genéticos.

José Luis Aguilar, director de la Unidad de Negocio de Cuidados Especiales (Endocrinología, Fertilidad, Neurología e Inmunología) de Merck, explica que “uno de los principales problemas para buscar ayuda profesional es la falta de información que existe”.

El experto señala que las parejas buscan información en las redes o en Internet y allí, por supuesto, pueden encontrar cualquier cosa, incluso lo que nada tiene que ver con la fertilidad e incluso las puede perjudicar: “lo mejor sería consultar una plataforma especializada donde se le ofrezca a las parejas información detallada que les sirva como acompañamiento a ese sueño de ser padres”.

Plataformas como Queremos ser papás (queremosserpapas.com.co) tienen la información necesaria por parte de especialistas que están ubicados en el territorio nacional para que puedan encontrar lo que necesitan saber.

Y eso sí, no solo la mujer debe encargarse del tema.

“La mujer es la que más se ve afectada, si bien la infertilidad a la hora de diagnosticar es un 40% causa de la mujer y un 40% del hombre. Sin embargo, ambos deben hacer parte del proceso”, señala Aguilar.

 

Cifra

85% de las parejas que tienen relaciones sexuales regulares y sin protección conciben en el transcurso de un año. 

 

Cifra

10% de parejas de entre 6 meses y 1 año, que logran embarazarse, tienen un 85% más de posibilidades de éxito.

 

Dato

Entre el 16 y el 20% de las parejas en edad reproductiva en el mundo, no pueden tener un hijo. 

 

Cifra

15% de las parejas tienen dificultad para lograr el embarazo. Esta cifra incluye a quienes intentan tener su primer hijo, así como a los que ya tienen un hijo y desean aumentar la familia.

BELKYS P. ESTEBAN C.

Comentarios