El asma no debe ser un impedimento para respirar

El asma no debe ser un impedimento para respirar
No está claro por qué algunas personas contraen asma y otras no; sin embargo, es probable que se deba a una combinación de factores ambientales y genéticos (hereditarios).
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En esta fecha invitamos a toda la comunidad médica, pacientes e instituciones a trabajar en la promoción de un diagnóstico y tratamiento oportuno para controlar el asma en Colombia y mejorar la calidad de vida de millones de pacientes.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
8 Mayo 2019 - 3:01am

En Colombia, nadie debería luchar para respirar. Sin embargo, las cifras no acompañan esta afirmación; en el país cerca del 10% de la población sufre de asma, de los cuales aproximadamente el 30% lo sabe y el 60% de ellos a pesar de recibir tratamiento no logra tener control de sus síntomas. En este sentido, el panorama nacional refleja significativos retos en materia de diagnóstico y manejo de la enfermedad.

Por este motivo, hoy, Día Mundial del Asma, es importante que desde el sector público y privado se abran espacios para debatir y concientizar a la comunidad médica y a la población en general sobre el impacto de la enfermedad en la salud pública y la importancia del tratamiento oportuno y su control en el largo plazo.

 

Diagnóstico oportuno

En el país muchas personas sufren innecesariamente las consecuencias del asma, muchas de ellas porque no son diagnosticadas o porque a pesar de serlo no reciben el tratamiento que logre controlar sus síntomas.

Esto quiere decir que no lograr el control del asma se refleja en disminución de la calidad de vida para el paciente y aumento del riesgo de exacerbaciones.

Por esta razón, el diagnóstico y la clasificación oportuna del tipo de asma permitirán cumplir con el objetivo primario, que es “el control de la enfermedad”, de tal forma que se pueda impactar positivamente en la calidad de vida de los pacientes y disminuir la carga económica de la patología en el sistema de salud.

 

Vivir con asma

Belén Espitia, de 73 años, ha tenido que vivir cerca de 25 años con esta enfermedad. “En el año 95 me diagnosticaron como asmática, y fue muy complicado porque yo trabajaba en servicios generales y absolutamente todos los químicos me hacían daño. Al principio, por desconocimiento mío y de mis compañeros de trabajo, pensábamos que tenía tuberculosis, pero después de varios exámenes me confirmaron que era asma”, comentó Espitia.

El asma le comenzó con una pequeña gripa. “Yo pensaba que era una gripa, después me daba muy seguido un ahogo y piquiña en el estómago. Sentía como si estuviera encerrada en una botella sin aire. Me la pasaba cada ocho días en la clínica y no daban con el tratamiento adecuado para sacarme de las crisis. Después me pasaron a la clínica Cardio Infantil y, con la ayuda del doctor Carlos Arturo Torres, lograron establecer un adecuado tratamiento para sacarme de las crisis. Ahora voy a un control cada mes y mi vida volvió a la normalidad. Puedo llevar una vida tranquila, pero sí debo evitar algunos ambientes, en mi caso particular, debo evitar oler sustancias con químicos y debo cuidarme del sereno. Tengo algunas limitaciones, pero definitivamente, he mejorado la calidad de vida significativamente”, puntualizó la paciente.

De acuerdo con el doctor Carlos Torres, el asma ocurre cuando la vía aérea se inflama y los músculos se contraen generando disminución en el paso de aire, lo cual produce los síntomas que percibe el paciente. “Algunos de los síntomas son la Tos, sibilancia y dificultad para respirar. La mejor manera de tratar un ataque de asma es evitarlo teniendo un buen control de la enfermedad”.

 

Mitos y realidades sobre el asma

1. El asma no se cura, pero se puede controlar: VERDADERO

El asma es una enfermedad crónica que, a pesar de ser incurable, se puede controlar. De modo que un tratamiento adecuado permite que las personas afectadas tengan una buena calidad de vida. Sin embargo, el paciente requiere ser controlado de manera constante y a lo largo de su vida para evitar la aparición de síntomas y crisis asmáticas.

2. Si no hay síntomas, no requiero de tratamiento: FALSO

 La inhalación del medicamento de manera continua es la mejor manera de disminuir la inflamación de las vías respiratorias y evitar la aparición de crisis. Utilizados en la dosificación correcta, los medicamentos diarios no pierden su efecto ni causan efectos secundarios incómodos.

3. El control la clave para el manejo del asma: VERDADERO

 Recibir los medicamentos adecuados y el seguimiento médico correcto es clave para el tratamiento del asma y control de exacerbaciones. De hecho, deportistas olímpicos, líderes reconocidos y personas famosas, así como personas corrientes, pueden llevar una vida activa y satisfactoria a pesar de tener asma si la enfermedad se encuentra controlada.

4. Los corticoides inhalados son muy riesgosos y no tienen mayor beneficio para los pacientes con asma: FALSO

 El corticoide inhalado es la base del tratamiento de los pacientes con asma; es el método más sencillo y que presenta menores efectos adversos a nivel sistémico. En general, los corticoides inhalados en dosis usuales tienen una probabilidad mínima de impacto en otros órganos y en el crecimiento de los niños. Sin embargo y por precaución, se sugiere que posterior a su uso, el paciente enjuague su boca para evitar lesiones en la misma y disfonía (cambios en la voz).

5. Los inhaladores son el tratamiento por excelencia para el control del asma: VERDADERO

 La inhalación del medicamento vía respiratoria es la terapia por excelencia para el tratamiento del asma, ya que permite la entrega del medicamento de manera directa en los pulmones, disminuyendo el riesgo de efectos secundarios en otros órganos. Gracias al desarrollo de nuevas moléculas y dispositivos para la terapia inhalatoria en asma, hoy día existen tratamientos seguros y altamente eficaces. Los mitos respecto al riesgo de problemas cardiacos, aumento de enfermedades respiratorias, disminución de talla o aumento de peso, son prácticamente inexistentes (menos del 0.1% de los casos) con los medicamentos actuales en dosis correctas.

6. El asma solo aparece en edades tempranas: FALSO

La enfermedad puede aparecer en cualquier momento del ciclo de vida, por este motivo es importante que las personas estén alertas sobre los síntomas y en caso de manifestarse alguno acudan al médico para recibir el tratamiento adecuado. 

7. Todos los pacientes requieren de un mismo medicamento: FALSO

Cada paciente de acuerdo a su perfil clínico requiere de un tratamiento específico que responda a su edad, severidad clínica y preferencias. Si bien existen lineamientos generales que dan pauta sobre la manera de manejar la enfermedad, es importante evaluar las condiciones propias del paciente y de la patología para brindar el mejor tratamiento en cada una de las situaciones y según la persona. Lo anterior, siempre en busca de un mejor control y una mejor calidad de vida para los pacientes.

 

Factores de riesgo

1 . Tener un pariente consanguíneo (como padre o hermano) con asma.

2 . Tener una afección alérgica como dermatitis atópica o rinitis alérgica (fiebre del heno).

3. Tener sobrepeso

4. Ser fumador

5. Exposición al tabaquismo pasivo

6. Exposición a gases de escape o a otros tipos de contaminación

7. Exposición a desencadenantes en el ámbito laboral, como los productos químicos utilizados en las industrias de la agricultura, la peluquería y la fabricación de sustancias.

Publicada por
REDACCIÓN SALUD