“La desconexión de la historia en Colombia la estamos pagando caro”, Daniel Samper

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Entrevista con el periodista y escritor Daniel Samper Pizano, quien acaba de lanzar su libro ‘Insólitas Parejas’, un libro de historia con altas dosis de humor.

Cuando se editó en España ‘Insólitas parejas’, el nuevo libro de Daniel Samper Pizano, se encontraba catalogado como un libro de humor, y las ventas no eran las esperadas. Su editorial se movió y rápidamente logró que las librerías pasaran esta obra a catalogarlo como un libro de historia, y de inmediato las ventas aumentaron.

Ese ha sido el arma de doble filo de buena parte de los libros escritos por el periodista, que están cargados de una buena dosis de humor, pero sustentado con una minuciosa investigación histórica, como lo hizo con ‘Camas y Famas’, y ahora ‘Insólitas Parejas’, donde aplica su ya famosa frase: ‘La historia con miel entrar’.

Es su estrategia, en especial en estos dos últimos libros, desde la cama, desde los líos de faldas y la pasión que grandes personajes dejaron plasmadas en sus sábanas, o la ausencia total de las mismas, con la historia de personajes como los Borgia en Italia, la polaca Marie Curie, de quien se conoce sus grandes logros en la ciencia, pero poco de su vida íntima.

Se fue hasta la lejana China para contar las historias de Mao y su corazoncito, sin olvidar a Francisco José de Caldas, un sabio que no supo amar. Todo esto, siempre como excusa para narrar los grandes hechos de la historia.

 

Entre sábanas

- ¿‘Insólitas parejas’ es la continuación de ‘Camas y famas’?

Es un poco dentro de la misma idea, pero este es un poco más amplio y va hasta la China, una cultura con miles de años, pero totalmente desconocido para nosotros. La idea es contar estas cosas, no sólo para que la gente sepa como los demás practican el amor, también para que por esa puerta lleguemos a la historia que ha sido muy ignorada y olvidada, además de maltratada, siendo de solo el interés de los historiadores.

Para lograrlo, hay que hacerlo interesante al entrar y tan ameno para que se queden, y es lo que busco con estos libros, que sean historias interesantes a partir de los temas de alcoba, pero luego paso a contar muchas otras cosas.

- Libros de historia con humor...

Aunque tenga una alta dosis de humor, también cuenta con una profunda solidez en investigación absoluta. A ‘Camas y famas’ le fue muy bien y sin que este sea una segunda parte, repetí la receta, que cambia un poco las extensiones y con un capítulo con tres historias de China.

- ¿Cómo seleccionó las historias?

Hice primero una larga lista de parejas curiosas. Eliminé todas las que ya son muy conocidas, que han sido llevadas al cine y la televisión como Cleopatra y Marco Antonio, Napoleón y Josefina, Bolívar y Manuelita. Son parejas de gente famosa, no tanto como los anteriores, pero que tienen una historia interesante que valía la pena dar a conocer.

Marie Curie es conocida por ser la científica más notable de todos los tiempos, por ganar dos premios Nobel y su descubrimiento de la radioactividad. A la gente eso les llama la atención y más o menos lo saben, pero si le contamos la historia de una mujer, muy fría, que generaba temor entre sus alumnos, ya entrada en años y viuda se enamora perdidamente de uno de sus alumnos menor que ella, muestra su parte humana, y de ahí contamos sus logros.

La idea es mostrar como el amor es capaz de sacudir árboles tan recios como él de esta viuda científica.

 

Bonita familia

- Pero dedica un capítulo a los Borgia, de quienes se ha dicho mucho...

Se ha dicho de todo. Era clave mostrar qué es leyenda y qué es verdad de estos personajes. A la pobre Lucrecia le inventaron amantes por todos lados, desde el papá, el hermano y con todo el mundo. Lo cierto es que sí tuvo varios matrimonios, porque eso era lo que se usaba para que los grandes clanes no chocaran sino que se ayudaran.

Si tuvo varios amantes, incluso el hijo que tuvo no se sabe bien de quién era, y de su gran amor, un cardenal, no hay mucho escrito, porque no tiene el mismo morbo que la leyenda de que se acostaba con el papá o con otros cardenales en una época en la que todos los cardenales se acostaban con todo el mundo. Ahora un poco menos.

Era un romance interesante, fue el tipo que realmente la conmovió y hay unas cartas sobre eso muy interesantes. Se escribían a través de terceras personas, con otros nombres, planeando viajes para encontrarse supuestamente de manera accidental. Era una pareja bastante insólita.

No se sabe si la relación llegó al coito, porque nadie va con notario a un motel, pero se enviaban mensajes muy apasionados, con mucha poesía, que hace pensar que probablemente sí.

Pero junto a esa historia, era la oportunidad de contar la historia de la iglesia con su corrupción profunda, aunque el padre de Lucrecia, Alejandro, fue un Papa que en cuestiones teológicas muy acertado. Uno de los grandes Papas de la iglesia, aunque un sinvergüenza en muchas otras cosas.

Una oportunidad para contar como prenace Italia, porque el país nace siglos después, pero es la formación de sus clanes, que ahora, representados de otra manera siguen siendo fundamentales en Italia.

- Tomó un caso colombiano con Francisco José de Caldas...

El caso del Sabio Caldas es muy interesante y sale mal parado. No como sabio, porque él hizo lo que pudo para la ciencia, que en ese tiempo la hacía en una periferia como Colombia, descubrió mucho con un mérito enorme, incluso cosas que en Europa ya se habían descubierto pero que él no sabía.

Tenía otras facetas que se desconocen casi por completo. Por un lado está su faceta política, donde escribió mucho en favor de la revolución, dirigió el semanario La Nueva Granada que abogó por la revolución, pero llegado el momento se entregó a la corona a cambio de nada.

Firmó un memorial que es una vergüenza, donde pide que le perdonen la vida, donde afirma que lo llevaron a la revolución engañado, muy diferente al caso de Policarpa Salavarrieta, una mujer impresionante que dio lección, incluso a la Colombia de hoy.

Pero otros de sus aspectos era como ser humano, un tipo muy aburrido, muy raro, lo cual procedía de su ambigüedad sexual no resuelta, pues era una época en la que pocos salían del armario. Él nunca resolvió eso y al no resolverlo sacrificó a su esposa, a quien la historia ha tendido sobre ella una plancha de concreto, es poco lo que se sabe de ella, porque la historia oficial no le interesa contarnos nada sobre ella.

Una huérfana de una familia notable de Popayán, criada por un tío y a los 21 años la mandan para que se case con Caldas. Ella sabía lo que sabía una mujer de su edad en una ciudad como esta, pues Caldas está envejeciendo y no se le conoce mujer, lo que puede ser un problema en ese momento, los amigos, para protegerlo, le consiguieron esposa.

No se encuentran mucho, y después de tanto esperarlo, se traslada con él a Bogotá donde tienen cuatro hijos, de los cuales dos fallecen, y ese matrimonio donde él nunca estaba, siempre estaba buscando plantas por meses.

- ¿Por que la historia la ignoró?

Vale recordar que era una joven de 21 años que llegaba desde Popayán a Bogotá, que era la gran ciudad en su momento, lo que seguramente la deslumbró. Pasó de un pueblo donde predominaban las personas muy viejas para entrar a una gran ciudad con tipos jóvenes muy simpáticos, que los llamaban ’los chisperos’ , que seguramente empezaron a encantar a esta niña.

La última carta de Caldas a ella es lamentable, triste, porque sabe que se ve a escondidas con ellos y escribe, ‘escoge la muerte antes que el adulterio’. A partir de eso, la historia ha estado al lado de Caldas y no de ella, una mujer abandonada, engañada y con un marido aburrido. La han tachado de zorra miserable, que nunca entendió a Caldas.

Lo último que se sabe de ella es una carta donde solicita una pensión por Caldas, que merecía, pero no se supo más de ella.

- Hoy, ¿se está reivindicando el papel de la mujer en la historia?

Está ocurriendo lo mismo que en Estados Unidos con la historia afroamericana, que pasaron décadas después de la abolición de la esclavitud para que empezara a contarse su historia. Con la obra ‘Raíces’, se empieza a trabajar en el saber quiénes son. Ese derecho apenas se está empezando a ejercer con el papel de la mujer en la historia.

 

Todo por amor

- El amor como motor de buenas y malas obras...

Como dice el bolero, ‘El amor da la vida y da la muerte’. Cuántas guerras ha generado, muchas guerras han sido por amor, pero otros han hecho cosas extraordinarias por amor. Importantes en las conversaciones entre aquellos que hacían parte de la Segunda Guerra Mundial, por solo dar un ejemplo.

- ¿Y en el caso de China?

Las mujeres en China, por mil años, eran sometidas a la tortura de modificar su pie, al considerarse que un pie pequeño en la mujer era lo más sensual. Todo esto, porque un emperador chino del siglo X se enamoró de una bailarina de ballet, y le pareció divino el pie pequeño, y por eso, por mil años, las mujeres en China se sometieron a esa tortura.

- ¿Por qué se ha desconocido esa parte importante de la historia?

Los historiadores tomaron repudio absoluto a lo que se llamó ‘La pequeña historia’, y muchas veces hay claves en la historia que no se entenderían sin esa pequeña historia.

- ¿Qué tanto los lectores entienden que estos libros son de historia con humor y no al contrario?

Cuando el libro salió en España lo colocaron en humor, pero la editorial insistió en cambiarlo a historia y las ventas mejoraron. Al mismo tiempo, el humor ayuda y no ayuda. Si se mira el libro como un libro de humor, no tendrá la misma expectativa que un libro de historia contada con humor.

Existe toda una escuela de libros de historia contadas con humor en varias lenguas y países, desde los primeros a principios del siglo XX. El humor siempre es una buena manera de llegar. Tengo libros para que la gente se ría, pero con estos, mi mayor interés es que la gente se conecte con la historia.

La desconexión de la historia en Colombia la estamos pagando caro, porque lo que nos está pasando nos ha pasado varias veces, porque no leemos historia.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios