“Este caso había quedado en la impunidad en la justicia ordinaria”: Alejandro Ramelli

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA Magistrado Alejandro Ramelli.
Cincuenta y cuatro cuerpos: Esa es la cifra que hasta este viernes había exhumado la Jurisdicción Especial para la Paz en Las Mercedes, el cementerio de Dabeiba, Antioquia, que desde diciembre pasado está en el foco del tribunal de paz porque es una de las piezas clave para el caso 003 que investiga las muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado, es decir ejecuciones extrajudiciales.
PUBLICIDAD

Mientras un sector, principalmente desde Bogotá, ha querido atacar y deslegitimar el trabajo en el terreno, a la zona han llegado personas que buscan a seres queridos que se desaparecieron hace años y nativos se han acercado a dar más información sobre el conflicto.
“La verdad habla”, dice el magistrado Alejandro Ramelli quien tiene función de movilidad dentro del citado caso. “Pueden inventar cualquier campaña, cualquier estrategia, pero no pueden ocultar el sol con una mano”, remata cuando se le pregunta por las voces en contra que han recibido estas semanas frente a la labor en Dabeiba.
En entrevista con Colprensa, el togado habla de lo que representa estos hallazgos tanto para el país como para las víctimas, de los patrones que han identificado y de la información que han recibido estos días en la zona.

¿Qué significa todo esto para Colombia?
Es un mensaje de verdad y esperanza de un caso que había quedado en la impunidad en la justicia ordinaria y que gracias al funcionamiento de la Jurisdicción y la articulación con Medicina Legal se está descubriendo una verdad oculta en este cementerio.

De esa verdad oculta, ¿cuáles son los indicios que ustedes tienen?
Eso es lo que estamos verificando, estamos recopilando la información de las víctimas, de los comparecientes, las necropsias, todo lo que nos informa Medicina Legal. La idea es encontrar coincidencias, patrones criminales y detrás de ello quiénes serían los máximos responsables

¿Dentro de estos patrones ya se puede hablar de un hecho en común?
Estamos en eso. La construcción de los patrones toma tiempo, porque hay que emplear diferentes variables: temporales, la calidad de la víctima, la forma como la víctima fue asesinada, posibles victimarios. Eso es parte de la investigación, por eso es que se debe hacer un análisis de cada hecho puntual, pero cuando se analiza en una gran tabla de Excel comienzan a aflorar las coincidencias como, por ejemplo, que las víctimas tenían tal tipo de herida, o que fueron halladas de tal manera o había coincidencia en cuanto a la ropa que usaban. Es decir, todo lo da una investigación donde se pueda unir muchísima información, sistematizarle y encontrar frecuencias de tiempo, calidad de la víctima, de las heridas y de eso se trata la investigación.

Se informó del hallazgo de dos cuerpos que pueden corresponder a dos niños…
Encontramos dos cuerpos que, por la dentadura y los rasgos, no pasan de los diez años, hay otros que podrían ser de adolescentes.

.

¿Qué posible explicación se le da al hecho de que haya menores de edad en el camposanto?
Esa era una información que veníamos recibiendo. Todos son datos muy reveladores de lo que aquí pasó.

¿Pero el contexto que tienen que les dice sobre la presencia de menores?
Eso es materia de la investigación y, además, que estamos hasta ahora empezando, entonces esa pregunta tomará su tiempo en tratar de contestarla.

¿Por qué decir que esto es la punta del iceberg?
Porque esto es como cuando alguien tiene una cuerda y empiezan a halar, a halar y halar y cuando creen que ya se llegó al fin siguen halando y no se sabe dónde se va a terminar. Por la masividad de los hallazgos, por las coincidencias es que uno dice que esto es muy grande que no es algo muy puntual, sino que corresponde a un número muy elevado de casos.

¿Cuáles fueron las versiones que se tuvieron en cuenta?
Ha habido de todo. Versiones de comparecientes, por una parte, de testigos directos de los hechos, familiares de víctimas y todo es coincidente con los hallazgos que encontramos en los cuerpos.

¿Qué decir de los hallazgos de esta semana y cómo es el análisis que se hace?
Son enterramientos colectivos, varias víctimas en un solo lado. Se observa la posición, no solamente la osamenta, sino qué hay alrededor, qué tipo de prendas tienen. Y luego viene el trabajo de Medicina Legal con las lesiones y qué tipo de proyectiles. Si en ese enterramiento colectivo se encuentran ojivas en el cráneo de alguien todo indica que esa persona fue víctima de una muerte violenta.

¿Han hallado ojivas?
Tres, que es un tesoro en medio de este volumen de tierra. Los expertos en balística serán los encargados de analizarlas.

¿Qué otros elementos externos han hallado?
Cadáveres envueltos en bolsas plásticas, entonces uno sabe que una familia no va a inhumar a un familiar en una bolsa plástica. Cuerdas y otros elementos que le dan a pensar a uno que no es un enterramiento legal.

¿Por qué cree que Colombia no está escandalizada con todo lo que están encontrando en Dabeiba?
Yo creo que sí. No creo que la gente lo haya tomado muy a la ligera. A mí me parece que muchos ciudadanos sí están aterrados como igualmente estamos aterrados nosotros.

¿Y a qué nivel?
Yo era un poco escéptico, porque no pensaba que eso estuviera pasando en un cementerio legal, no es un cementerio en medio de la selva, sino uno que está en un casco urbano. Y las dudas se fueron confirmando.

¿Es posible sorprenderse más?
Tenemos más información y tenemos que seguir trabajando, entonces no lo descarto.

¿Información nueva o de la primera fase?
Nueva, porque esto es un efecto bola de nieve. A partir de que nosotros empezamos a trabajar mucha gente ha venido y mucha gente ha hablado con nosotros, y son víctimas completamente abandonadas por el Estado que por fin las están escuchando.

¿Qué lectura le da al hecho de que muchas personas de veredas cercanas se hayan acercado a dar colaboración a la JEP?
Es una respuesta a una acción contundente de la JEP. La gente tiene que mirar que los jueces actúan y cuando eso pasa, la gente vuelve a confiar. En esta visita logramos tomar 45 muestras de ADN y hacer 30 entrevistas, y no terminamos por lo que toca hacer otra jornada.

¿La salida de Claudia García de la dirección de Medicina Legal les puede influir en algo su trabajo?
Son decisiones de cada institución de las cuales yo no voy a referirme. Lo que sí está claro es que se debe continuar con esa alianza estratégica con Medicina Legal, por el momento hemos recibido todo el apoyo y yo confiaría que siga fluyendo toda la información y toda la cooperación. 

.

Destacado 

Al lugar han llegado personas que buscan a seres queridos que se desaparecieron hace años y nativos se han acercado a dar más información sobre el conflicto.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios