Publicidad
Publicidad
Sucesos
Sigue controversia por puntajes del Sisbén III
A pesar de que la oferta social del Estado se ha ampliado, una gran cantidad de familias no puede acceder a la misma, debido a los puntajes que les fueron otorgados por el Sisbén.
ARCHIVO – EL NUEVO DÍA
Los puntajes que otorga el Sisbén son claves para la postulación y el acceso de centenares de familias pobres del país a la oferta social del Estado.
(Foto: ARCHIVO – EL NUEVO DÍA)
May 7, 2012 - 11:22

Con la entrada en vigencia de la metodología del Sisbén III, centenares de familias que fueron censadas denuncian que se han visto perjudicadas cuando intentan acceder a la oferta social del Estado. 

Las denuncias se basan en que los puntajes que les fueron asignados no corresponden con las condiciones de vida que tienen, lo que ratificaría que muchas de las encuestas efectuadas no fueron bien diligenciadas.

El Sisbén III

En cuanto al tema, Henry Pava Ibáñez, director del Sisbén de Ibagué, sostuvo que tanto los topes o puntos de corte del Sisbén III, como los censos que se manejan están orientados por las directrices y la nueva metodología establecida por el Departamento Nacional de Planeación, DNP.

Asimismo, indicó que con la metodología Sisbén III, que entró en vigencia en 2009, se está determinando dos factores que con el antiguo sistema no se tenía, el de la “pobreza y la vulnerabilidad”.

En relación con el tema de si las familias afiliadas al Sisbén se verían afectadas por el incremento de los puntajes, Pava argumentó con base en una comunicación expedida por Planeación Nacional, que ninguna de las familias beneficiadas por los programas sociales han dejado de recibir las ayudas.

“Ningún programa social ha dejado de entregar los beneficios a las personas que ya tenían acceso a ellos antes de ser encuestados bajo la nueva metodología del Sisbén (Sisbén III)”, informa la DNP.

Y dicha metodología es, según Pava, la que determina las disposiciones del sistema, las cuales establecen el puntaje para cada beneficiario, dependiendo de su “índice de estandar de vida”.

Cabe resaltar, que los puntajes otorgados a cada familia son definidos por los censos del Sisbén, pero por otro lado, cada institución con sus programas determinados, establecen los denominados 'topes' con los que una persona o grupo familiar puede o no, acceder a una ayuda o beneficio.

“Pueden quedarpor fuera”

Sin embargo, Henry Pava Ibáñez dijo que a pesar de que las familias continúan gozando de los beneficios de los programas en los que están inscritos, sí aclaró que habrá beneficiarios que no podrán acceder a programas determinados, debido a los puntajes que poseen. 

Lo que coincidió con lo expresado por la directora del programa de Familias en Acción, Elsa Victoria Riaño, quien dijo que después del 30 de junio de este año, algunas familias de las 22 mil que componen el mencionado programa, podrían salir del mismo, debido a sus condiciones actuales de vida.  

La Directora explicó que el Departamento de la Prosperidad Social es el encargado de determinar cuáles familias continuarán recibiendo los subsidios por concepto de Nutrición y educación.

“Ellos dicen (Departamento de la Prosperidad Social) que muy probablemente a partir de junio vuelven a cambiar y de acuerdo con lo que hayan progresado las familias, si han conseguido casa o mejorado sus recursos, pues muy seguramente salen para darles la oportunidad a otros para que puedan también progresar”, informó la funcionaria.      

Y parte de ese progreso es evaluado por el puntaje que brinda el Sisbén, el cual constituye un factor clave a la hora de acceder a los beneficios de una institución o programa.

No obstante, Planeación Nacional, sostiene que “la información del Sisbén III está siendo utilizada por los programas sociales 'únicamente' para seleccionar nuevos beneficiarios; es decir, aquellas personas que antes de la aplicación de la encuesta del Sisbén III no tenían acceso a la oferta de programas sociales del Estado”.

De acuerdo con el secretario de Bienestar Social de Ibagué, Juan Manuel Rodríguez, “hasta la fecha no nos han dado ninguna directriz al respecto, ni nos han informado que se van a sacar familias del programa de Familias en Acción por el tema del Sisbén”.

De la misma manera, explicó que los programas que están a cargo de la Secretaría y que tienen directa relación con el Sisbén, son el de Ibagué Hambre Cero, el programa de Adulto Mayor y el de la Casa Social, donde se encuentra el programa de Familias en Acción y la estrategia Red Unidos. 

No es claro

La DNP es enfática en señalar que el incremento del puntaje entre el antiguo sistema (Sisbén II) y el actual, no es señal de que las condiciones de vida de las familias hayan mejorado, lo que no sería muy lógico porque si no “han mejorado”, ese incremento del puntaje, que no es señal de progreso, sí los privaría de acceder a la oferta social vigente.  

“Si su puntaje de Sisbén III es mayor que el que tenía en el Sisbén II no quiere decir ineludiblemente que sus condiciones de vida hayan mejorado o que su encuesta haya quedado mal diligenciada. 

“Se reitera que el cambio de puntaje no se traduce necesariamente en la pérdida de la condición de beneficiario que tenía una persona antes de la aplicación de la encuesta de Sisbén III”, sostiene la DNP.

Sin embargo, si un beneficiario obtiene un puntaje mayor al que tenía, esto incidiría directamente a la hora de acceder 'por primera vez' a la oferta de un programa social.

Es decir, a pesar del incremento del puntaje la persona seguiría siendo beneficiaria del programa en el que se encuentre inscrita, pero a su vez, dicho incremento, no le permitiría postularse ni acceder a la oferta de otras instituciones de las que aún no es beneficiario.

Lo anterior, debido a que superaría los topes establecidos por cada institución para el ingreso.

“Si usted está aspirando a ingresar a un programa social, recuerde que es directamente la entidad que lo administra (Ministerio de Salud y protección Social, Icbf, Departamento para la Prosperidad Social, Ministerio de Educación nacional, etc) quien debe informarle el puntaje máximo (punto de corte) permitido para el ingreso”, informa la DNP.

“Sí los perjudica”

Por su parte, el economista Jaime Dalberto Barreto Carranza, quien organiza la veeduría Ciudadana de Vigilancia al proceso del Sisbén III, dice que el incremento de los puntajes perjudicará a las familias tanto beneficiarias de los programas, como las que aún no lo son.

“Con la nueva metodología planteada muchas familias no van a poderse postular a todos los programas del Estado, lo que quiere decir que los estarían privando de sus derechos fundamentales como el de la educación, la salud y la vivienda digna”, expresó.

Y explicó que se encuentra creando la veeduría junto a las madres líderes de la ciudad, debido a “las irregularidades detectadas en el levantamiento de las encuestas del Sisbén III”.

Barreto Carranza ubicó dos casos puntuales, uno en Ibagué y otro en tres municipios del Departamento, donde según él, se hacen palpables dichas inconsistencias.

“Los encuestadores no visitaron a las familias en sus lugares de residencia lo que ocasionó que estos puntajes se elevaran”, sostuvo.

Y ubicó un caso puntual. “En las veredas cercanas al sector de Boquerón en Ibagué, muchos de los habitantes que habitan esas veredas fueron citados a unos puntos específicos para ser encuestados de manera masiva y no se les hizo la visita en sus hogares”.

Lo que, de acuerdo con Barreto Carranza, significa que nunca se les verificó “las condiciones de vida en sus lugares de residencia ni cuantas personas habían en los hogares”.

En otro caso, contó que en Ambalema, Venadillo y Santa Isabel, familias que habitan a orillas de los ríos y que se ven afectadas por la ola invernal, registran 60 puntos en el puntaje del Sisbén III, cuando por ejemplo el tope para postularse al Programa de Familias en Acción es de 36.32.

Barreto Carranza también informó que el principal objetivo de la veeduría es que el “Sisbén le dé prioridad a los casos de las familias con casos críticos en el tema de las encuestas mal hechas”.

Y dijo a su vez que, de ser necesario, instaurarán acciones legales como acciones populares o de tutela, si las familias afectadas no son atendidas.  

El NBI

El índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, NBI, mide las condiciones de calidad de vida de las poblaciones.

“Si los índices del Sisbén con la nueva metodología son muy altos, eso da una lectura de las condiciones de vida de la comunidad”, explica Jaime Dalberto Barreto.

Según él, los altos puntajes demuestran que dicha población ha mejorado sus condiciones de vida, lo que “a futuro puede incidir en el índice de NBI, que es lo que utiliza el Gobierno para beneficiar a los municipios con recursos a nivel nacional”.

Las variables que mide el indicador de NBI son: miseria absoluta, hacinamiento critico, la dependencia económica, la deserción escolar y el acceso a los servicios sanitarios.   

La cifra

22 mil personas se encuentran inscritas actualmente en el programa de Familias en Acción, de las cuales siete mil pertenecen a población desplazada. 

El dato

La directora del programa Familias en Acción en Ibagué informó que fueron retirados cerca de cuatro mil 200 niños del subsidio de educación, debido a que las familias de los menores “no presentaron los compromisos, como el certificado de matrícula”. La decisión, de acuerdo con la funcionaria, fue establecida desde la dirección central del programa con sede en Bogotá. 

Recuerde que

 Los puntajes otorgados por el Sisbén influyen de manera directa a la hora de acceder a la oferta social del Estado. Temas como el ingreso a la educación superior (privada y pública), dado que el Icetex solicita estos puntajes; la obtención y pago de la libreta militar y la postulación a los programas de Vivienda de Interés Social, VIS, o de interés prioritario, VIP, son algunos de ellos. 

Publicada por
CRISTIAN CAMILO ARROYO MORA
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
47689 | pokemon |
May 7, 2012 - 16:23
Esta es una vagabundería que HAY QUE ACABAR, pues solo fomente la pereza, el conformismo, la mendicidad y la manipulación de las personas, ya que por cuidar un subsidio no se superarn, no estudian (pues salen del sisben III), no aceptan trabajos ajustados a la legalidad, entre otros males. No más con ésto.
Reportar abuso
El Nuevo Día no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. El Nuevo Día se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez o que hostiguen a otras personas.
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones