El Panóptico de Ibagué: un museo en el papel

Después de 14 años de planeado y con una inversión cercana a los nueve mil millones de pesos, el Museo Panóptico de Ibagué no ha sido entregado.

El Museo Panóptico, además de ser un proyecto que diversificaría el panorama cultural y que busca incrementar el turismo en la ciudad, guarda relación con el título que otorgó el Parlamento Andino a Ibagué de Capital Andina de los Derechos Humanos y la Paz. Aunque el nombramiento se hizo en 2004, el proceso inició en 1998 cuando al entonces personero, Fredy Camacho, se le encarga crear un proyecto para que en la comunidad andina se tuviera una capital de derechos humanos, emulando a los países europeos.

Camacho lideró el lobby con los alcaldes, gobernadores y el vicepresidente de la época, Gustavo Bell. Según el expersonero, Bell le dijo: “Se me ocurre una idea. Necesitamos un sitio, como hay en Suiza, que son antiguas cárceles, antiguos museos, que trabajan hoy en día por los Derechos Humanos”. Así, el Panóptico, una penitenciaría diseñada para 250 reclusos, pero que albergó hasta mil 750, se metió al proyecto.

Con lo anterior, se gestionó con el entonces director del Inpec, general Ricardo Cifuentes y la exviceministra de Cultura, María Margarita Zuleta, la entrega del Panóptico a la ciudad y el traslado de los reclusos a otras cárceles, como la de Picaleña.

Actualmente la inversión se ha incrementado y aunque ha pasado más de una década desde que se planeó el proyecto, la ciudad aún no recibe el museo prometido.

Hasta ahora la travesía no termina, pues aún faltan las intervenciones necesarias en las partes antigua y nueva. Mientras tanto, la ciudad espera que el museo prometido no se quede en el papel y sea entregado tras más de una década de espera.

Momentos clave de la historia inconclusa:

2000: Se traslada los reclusos del Panóptico.

2001: Se celebra el Convenio interadministrativo No. 0672 del 2001 entre el Ministerio de Cultura y el Departamento del Tolima, en el que el Ministerio gira 4.500 millones de pesos para los estudios y la ejecución del proyecto. Esto para realizarse en un plazo de 12 meses.

Abril 2003: Se crea la Corporación Cultural del Tolima, encargada de informar sobre el proceso de la obra. En entrevista, Camacho Díaz, personero de la época e integrante de la Corporación, declara que esta organización se crea “con el objeto, en su momento recuerdo, para que se sostuviera entre la sociedad organizada y la sociedad civil, podemos decir entre el Gobierno y particulares interesados en que haya sostenibilidad en el Panóptico y que finalmente fuera el que lo administrara”.

Mayo 24 de 2006: Se adjudica del contrato 0215 del 2006, firmado entre la Gobernación y el Consorcio Ingenieros y Arquitectos del Tolima. El contrato para el desarrollo del proyecto se estableció como convenio de cooperación interinstitucional entre el Municipio de Ibagué y la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA) regional Tolima, justificando que la SCA era la entidad idónea para desarrollar el proyecto por haber desarrollado otras obras de interés social y público en el Departamento.

2006: Como se consigna en el Segundo Informe Mensual de la obra, hecho por el Consorcio, la fundación Tolima Presente es delegada como interventora de las obras de restauración adelantadas por el mismo, y queda encargado como representante legal Luis Fredy Florido.

Agosto 27 de 2007: La Fundación solicita adición de presupuesto de mil millones de pesos y de tiempo para la entrega de 60 días.

2008: Como queda registrado en la licitación 048 de la Secretaría de Cultura, Turismo y Comercio de Ibagué, en los estudios previos, en este año se presenta un litigio jurídico entre la Gobernación y los contratistas que hace suspender los trabajos, dejando la obra en abandono.

2009: Se firma el Convenio 923 entre Alcaldía y Gobernación para obras del área nueva, por mil 600 millones de pesos.

2009: En los Estudios previos de la licitación 048 de la Secretaría, se registra que el Convenio se suspende debido a recomendaciones de entes de control que sugieren detener la obra mientras se resuelve el litigio jurídico que inició hace unos años.

2009: Entra a regir el Contrato 1333 del 14 diciembre de 2009, cuyo objeto es “contratar prestación de servicios de una empresa o ingeniero civil con mínimo cinco años de experiencia en estructuras metálicas con el fin de practicar pruebas especializados en desarrollo del proceso de liquidación del contrato 215 de 2006”.

Noviembre 13 de 2009: Se firma el convenio de cooperación interinstitucional entre la SCA regional Tolima y el Municipio por el objeto de “obras de Adecuación Proyecto Panóptico”.

Dicho contrato se establece por 1.619’196.364 pesos, de los cuales el Municipio aporta 600 millones y el restante la SCA.

2010: Se entrega informe del contrato No. 1333 a la Gobernación, en que se da cuenta de las pruebas realizadas a la estructura intervenida por el Consorcio. Las pruebas fueron efectuadas por cuatro entidades especializadas en diferentes áreas: Icagel ltda, para la estructura metálica; el arquitecto Juan Carlos Cancino, en la restauración; Construcciones con Calidad Ltda., en urbanismo, y la ingeniera forestal Alba Mercedes Charry, en lo que respecta a las maderas.

2013: La SCA entrega las obras de la primera fase del Panóptico a la Alcaldía. Se efectuó la sustitución de la estructura de la cubierta, edificación de la misma, instalación del cielo raso y superboard, equipos hidráulicos y eléctricos, construcción del tanque subterráneo, tomacorrientes y acometidas, todo que lo que obedecía al objeto del contrato. La Gobernación adeuda al contratista 180 millones de pesos.

2014: El 21 de julio la Alcaldía reabre la licitación para culminar la fase uno de la parte nueva, por mil 852 millones de pesos. El 25 de agosto adjudica el contrato al consorcio Panóptico, representado por el ingeniero Civil Hugo Miguel Ferro Molina, quien trabajó en la Gestora Urbana en la administración del alcalde Jesús María Botero. Ferro asesoró los proyectos de contrucción de las viviendas de Nueva Castilla y Villas de Gualará, este último, con hallazgo fiscal por la Contraloría de Ibagué.

23 de septiembre: la veeduría Revisar advierte deficiente calidad en la manufactura de los trabajos ejecutados por la SCA. El convenio 0295 de 2009 no se ha liquidado, faltando por desembolsar un 20 por ciento del total de los recursos. Molina se compromete a iniciar obras en exteriores y no intervenir en el superboard hasta que ingenieros de la Contraloría y Revisar evalúen los trabajos ejecutados por la SCA.

Los actores clave

-Estos son los personajes y entidades clave en la historia del proyecto:

Consorcio Ingenieros y Arquitectos del Tolima: La primera fase de ejecución de la obra estuvo a cargo del Consorcio, ubicado en Bogotá y dedicado a servicios de ingeniería. El representante legal, y contratista, era Jaime Garzón Chica. Actualmente el consorcio se encuentra disuelto.

Jaime Garzón Chica: Es ingeniero Civil de la Pontificia Universidad Javeriana desde 1971. Garzón Chica en 1992 fue retirado del registro de proponentes de Bogotá por orden de la Procuraduría General de la Nación y fue inhabilitado por un tiempo, según el diario El Tiempo. Por incumplimiento y cancelación unilateral del contrato, el contratista del consorcio Ingenieros y Arquitectos del Tolima debía devolver al Departamento la suma de 1.394 millones 912 mil 288 pesos, puesto que los órganos de control en agosto de 2011 determinaron errores de ingeniería en la restauración del Panóptico.

Garzón Chica había sido sujeto de investigaciones judiciales en años anteriores. En una primera ocasión, por el contrato 01 de Octubre de 1994 para la construcción del colegio Luis Carlos Galán Sarmiento en Granada, Meta. El proceso inició porque cuatro años después de desembolsados 264 millones 424 mil 951 pesos, no se había culminado la obra aunque inicialmente tenía un plazo de 5 meses.

Así en 2002 por una resolución de acusación, se vinculó a Garzón Chica y a los contratistas Herlid Mora Valderrama, Luis Eduardo Linares Linares, Fernando Patiño Borja y Einar Marino a indagatoria. En marzo de 2005 el juzgado Penal del Circuito de Granada dictó la sentencia, de esta manera negó la prisión domiciliaria a Garzón Chica y ordenó su captura. Sin embargo, el 22 de agosto de 2007 se revocó.

El otro caso se presentó en 2011, cuando la Contraloría a través de la Gerencia Departamental del Huila instauró en ese año el proceso de responsabilidad fiscal No. 602 por presuntas irregularidades en ejecución del contrato No. 002 de 2003 entre Neiva y el consorcio Canalización Fase II, del cual era representante, como está consignado en la resolución de la tutela adelantada por Garzón Chica a la Gerencia Departamental de la Contraloría.

En septiembre de 2013, la Fiscalía seccional 22 de Ibagué dio el resultado de la investigación que inició en 2012 acusando a Luis Jaime Garzón Chica por la presunta realización de los delitos de peculado por apropiación y contrato sin cumplimiento de los requisitos legales debido al detrimento patrimonial de mil 100 millones de pesos en el Panóptico, en el desarrollo del contrato 0215 de 2006.

Luis Fredy Florido Granados: Este ingeniero Civil figuraba como representante legal de la Fundación Tolima Presente, Funtolima, encargada de llevar a cabo la primera interventoría del proyecto Museo Panóptico. En julio de 2012 la Fiscalía inició una investigación por lo cual tuvo medida de aseguramiento y fue acusado de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación por el contrato de las obras de restauración del Panóptico de Ibagué.

Florido actualmente es el representante de la empresa Asesorías e Inversiones Nacionales, Asevinal Ltda. Con dicha empresa ganó contratos en la administración del exgobernador del Tolima Óscar Barreto Quiroga, entre ellos el mantenimiento de la vía Ibagué - Juntas en el marco de la ola invernal, por el valor de 324 millones 973 mil 464 pesos; la adecuación de la sede de los despachos judiciales de Purificación por 300 millones de pesos y la construcción de un pozo de aguas subterráneas en la vereda Guamal, en Guamo, por la suma de 897 millones 740 mil pesos.

Durante la administración del alcalde Luis H. Rodríguez, obtuvo el contrato para la adecuación de la de las tribunas del estadio Manuel Murillo Toro por 424’159.376 pesos, proceso que se adelantó mientras era investigado por la Fiscalía. En septiembre de 2013 la Fiscalía revocó la medida de aseguramiento y precluyó la investigación. Se intentó contactar al ingeniero Luis Fredy Florido para esta historia, pero no fue posible hablar con él.

Funtolima: Esta entidad fue consolidada el 4 de octubre de 2003 y en 2006 se le encargó ser la interventora del contrato 0215, para la remodelación del Panóptico. Una vez salió a la luz el escándalo por este Bien de Interés Cultural, cambió su razón social a Fundación Colombia Presente, Funcolombia, el 16 de noviembre de 2007, ganándose contratos de la anterior Gobernación. Por su variedad de funciones esta entidad tiene incidencia en el aspecto socio-económico que abarca áreas como educación, salud, medio ambiente, tecnología y vivienda, entre otras, como resta en el certificado de Cámara de Comercio. Actualmente la empresa no cuenta con Luis Fredy Florido Granados en su nómina.

Sociedad Colombiana de Arquitectos - Seccional Tolima: El contrato de ejecución le pertenecía a esta sociedad, cuya inscripción en el registro de proponentes fue el 14 de febrero de 2002. Esta organización presta los servicios de peritaje, construcción, restauración y diseño. A través de la base de datos ZoomOnline de Consejo de Redacción, se pudo constatar que la SCA seccional Tolima fue reportada en dos ocasiones en el boletín de Responsabilidad Fiscal de la Contraloría, lo que significa que causó perjuicio al patrimonio estatal. Ambos reportes se originaron por los contratos de la Sociedad con el Fondo De Reconstrucción Y Desarrollo Del Eje Cafetero, Forec.

Manuel Antonio Medina Espinosa: Es arquitecto de la Universidad Nacional sede Manizales. Fue secretario de Planeación de Ibagué durante la administración del alcalde Jesús María Botero. En la actualidad es el presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos - Seccional Tolima. Se intentó contactar al arquitecto Medina, sin embargo no respondió a nuestra solicitud de una entrevista.

Algunas conclusiones 

En conclusión, se encuentran daños en la estructura entregada por el Consorcio por un monto de 1.651’922.028 pesos, así se afirma que la obra aún está inconclusa y tiene deterioro debido al tiempo en el que no se trabajó la estructura.

Julio de 2012: La Fiscalía determina que la interventoría no se contrató de forma simultánea con la obra de restauración, se establece que presuntamente los recursos se desviaron por lo cual el contrato no se ejecutó en los términos establecidos. Además, la Fiscalía dicta medida de aseguramiento a Luis Fredy Florido Granados, Alejandro Martín Rozo Gaeth, Olga Lucía Méndez Ramírez y Camilo Andrés Bustos, acusándolos de los delitos de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales, falsedad ideológica en documento público en concurso y homogéneo sucesivo y peculado por apropiación.

Diciembre 6 de 2013: La Secretaría de Cultura municipal abre la licitación No. 024 de 2013 para la finalización de las obras de la parte nueva del Panóptico.

Diciembre de 2013: La Alcaldía de Ibagué, a través de la Secretaría de Cultura, abre la licitación 048 para consultoría de “la interventoría técnica, administrativa y fina nciera al contrato de terminación de las obras civiles (parte nueva) del proyecto panóptico de la ciudad de Ibagué fase 1”, por el valor de 134’408.180 pesos.

El 30 de diciembre se sugiere la adjudicación a la entidad Consultoría Estructura y de Construcción S.A.S.

Enero 24 de 2014: El secretario de Planeación municipal, Juan Gabriel Triana, revoca la licitación 024 de la Secretaría de Cultura, al considerar que viola el principio de transparencia.

La financiación para los nuevos contratos correría por cuenta del Municipio, pues a mediados del 2012, el Concejo municipal aprobó un cupo de endeudamiento por 100 mil millones de pesos al alcalde Luis H. Rodríguez, de los que se destinará 6.000 millones al Panóptico.

Según el concejal Camilo Delgado, “de 2012 hasta ahora se han presentado una serie de discusiones porque a la fecha no se han invertido esos recursos, la Secretaría de Cultura manifiesta que ha sido por problemas en la contratación, licitaciones que se han declarado desiertas y hasta donde tengo entendido informalmente, en los últimos días fue descolgada la licitación para la parte externa del Panóptico. En realidad lo que se ha presentado es una indeterminación en la inversión que debió haberse realizado por 6 mil millones de pesos”.

TOMADO DE: http://lasillavacia.com/content/panoptico-de-ibague-un-museo-en-el-papel-47647

TATIANA CALERO Y CATALINA GARCÍA DE LASILLAVACIA.COM

Comentarios