Recomendaciones de la Misión Cafetera, reto para el nuevo Gerente de Fedecafé

COLPRENSA- EL NUEVO DÍA
Colprensa explica en qué consiste la Misión Cafetera y cuáles son las principales conclusiones que arrojó el estudio elaborado por la Universidad del Rosario.

Hace dos años el presidente Juan Manuel Santos encomendó a un grupo de investigadores hacer un estudio profundo del sector cafetero mundial y nacional para replantear las políticas frente al gremio agrícola más importante del país. Estos son los alcances de la Misión Cafetera.

El estudio se aplica para la coyuntura cafetera en promedio en cada 10 años para identificar las realidades del sector, la última vez fue bajo el Gobierno de Andrés Pastrana, de la mano de Gabriel Silva, el exgerente de Fedecafé durante el periodo 2002 - 2009.

A finales del año pasado, el informe fue entregado luego de dos años de estudios y de visitas a los diferentes comités regionales, ocho de los nuevos miembros de la comisión de expertos aprobaron la Misión y, por consiguiente, las 10 conclusiones que dicho estudio arrojó.

“La misión toca todos los temas de café, desde temas institucionales hasta los mercados mundiales, cafés especiales, productividad y costos, precios de sustentación, tasa de cambio y café, etcétera. Ese diagnóstico resumen quedó terminado hace tres meses y se le entregó al Gobierno”, explicó Juan José Echavarría, líder de la Misión Cafetera y profesor de la Universidad del Rosario.

El líder de la Misión, quien además se desempeñó como codirector del Banco de la República y no oculta su deseo por ser Ministro de Hacienda algún día, advirtió que los candidatos deberán tener en cuenta algunos de los puntos del estudio, sobre todo en los problemas que necesitan una solución más urgente.

“Lo primero es tratar de clarificar el papel del gremio, que el Gobierno debería salir de este y creo que además, si los caficultores quieren exportar, hay que separarlo de la actividad gremial. Yo siendo el Gerente de la Federación entraría a atacar esos dos temas y también la productividad y costos, no puede seguir Colombia compitiendo en el mundo cuando en los últimos 25 años la productividad no ha aumentado”, manifestó.

Y es que en las entrevistas que desarrolló Colprensa, los tres candidatos para la Federación dieron su opinión sobre la coyuntura de la Misión Cafetera y su opinión sobre la misma, en las que quedaron en un punto medio, aduciendo que hay cosas que son válidas, mientras que otras no tienen espacio para debatir.

Por ejemplo, Luis Guillermo Vélez condiseró que la forma como la Misión aborda el tema de la garantía de compra le resulta un poco “ingenua”, pues no concuerda con la realidad de los caficultores del país.

“El mercado y el libre mercado son muy importantes y generan mucho valor normalmente, pero el mercado cafetero internacional está lleno de distorsiones, sesgos, oligopolios y especulación irracional. Entonces, si eso es así, no se puede someter a más de 600 mil familias cafeteras, que son el núcleo de la Colombia agrícola a los caprichos de un mercado que se comporta irracionalmente”, subrayó Vélez.

Con esto concuerda Adriana Mejía Cuartas, quien es un poco más abierta respecto al documento de la Misión y resalta que en efecto tiene puntos válidos como el de la sostenibilidad para entrar en diferentes mercados.

“La revisión de las certificaciones y cómo introducir más el café en esos sellos sostenibles que abren mayores mercados, cómo reorganizarnos internamente para que sea menos costoso alcanzar estas certificaciones, eso me parece que está bien. Lo que cuestiono es acabar con la garantía de compra, que ese es uno de los mecanismos de protección a los productores”, indicó.

Las 10 conclusiones

- “El café es una opción de vida para este país”. En Colombia está surgiendo la idea de que ya no se puede producir café y que con subsidios entonces seremos más competitivos.

- “Solo con una caficultura rentable será posible erradicar la pobreza de las zonas cafeteras”. El futuro de los caficultores depende de que ellos puedan hacer su propio dinero produciendo café, cuestión que no ha sucedido en los últimos años.

- “No existe una solución única en café para Colombia”. Colombia tiene que producir todo el café que el mundo requiera, incluyendo el café robusta; si hay posibilidad de producir este tipo de café en los Llanos Orientales, debería hacerlo.

- “Una caficultura rentable y heterogénea requiere de una reforma institucional que promueva la competitividad”. Colombia tiene instituciones atípicas en el mundo, la Federación y el pacto regulatorio de café que se firmó hace 25 años, ya no existe en ninguna parte del mundo.

- “El Estado es responsable de las carreteras y los servicios, la pobreza y el diseño de las políticas cafeteras”. A pesar de esto, la Misión plantea que se deben separar la función del Estado y el gremio, pues el Gobierno envía cuatro ministros al Comité Nacional de Cafeteros, por eso la Misión dice que el Gobierno “es un mal socio”, dado que piensa a cuatro años y el café necesita una política a largo plazo.

- “Debe eliminarse el conflicto de intereses entre la regulación y las exportaciones del café en Colombia”. La Federación hoy exporta el 35% del café y, según Echavarría, son reglas de juego muy complicadas para manejar el tema de exportación.

- “La actividad comercial que hoy lleva a cabo el Fondo Nacional de Café debería operar con incentivos similares a los del sector privado”.

- “Una caficultura sostenible ambientalmente, requiere de buenas prácticas agrícolas”. En la Misión hay un apartado que explica qué son las buenas prácticas agrícolas y cómo benefician al sector en temas de sostenibilidad.

- “La garantía de compra solo debe permanecer en aquellos lugares donde existe una falla clara de mercado”. Según el líder de la Misión, no es necesario mantener garantía de compra en Pitalito, Huila, o en Cartago, Valle del Cauca, pues el mercado es muy desarrollado. “Esta solo debería existir donde hayan pocos compradores”, dice Echavarría.

- “Los mecanismos de estabilización de precios no son viables en la práctica y la experiencia del PIC no debe repetirse”. La Misión señala que los sistemas de sustentación no han servido en el mundo, y plantea que es mejor desarrollar esquemas amigos del mercado, para estabilizar precios parcialmente.

¿Que deberían tener en cuenta los candidatos?

Echavarría señaló que lo principal es centrarse en la productividad y de tener claro el papel del gremio; separarlo del Gobierno de la manera más rápida, pero frente a las críticas contra la eliminación de la garantía de compra, pidió a los candidatos que expliquen cómo solucionarán los problemas fiscales cafeteros.

“Básicamente, de cada peso que ponen los cafeteros, el Gobierno pone tres, eso cuesta toda la plata del mundo. Segundo, hay un tema delicado que es el poder monopólico de la Federación, es un oligopolio que exporta con reglas de juego que no son claras ni planas, es decir la garantía de compra implica que la Federación compre el 35% del café del país y eso la hace un oligopolio”, señaló Echavarría.

De igual manera, cuestionó que haya garantía de compra en lugares donde hay mercado, se mostró en acuerdo con la garantía en lugares donde hay pocos compradores, por la posibilidad del aprovechamiento contra el pequeño vendedor, pero en lugares donde hay 20 o 30 compradores, no sería lógico, según el líder de la Misión Cafetera.

BOGOTÁ

Comentarios