23 de Noviembre del 2017
Publicidad
Sucesos
“Le pedimos al Congreso que acelere la implementación de los acuerdos”
El vocero de las Farc ‘Carlos Antonio Lozada’ destacó la labor que ha cumplido el Congreso en la aprobación de normas para implementar el acuerdo de paz, pero le pide “meter el acelerador” para aprovechar “la correlación de fuerzas” en el Gobierno en favor de la negociación.
COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Julián Gallo, alias ‘Carlos Antonio Lozada’, integrante del Secretariado de las Farc.
(Foto: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA)
21 Feb 2017 - 3:01am

Julián Gallo, alias ‘Carlos Antonio Lozada’, es recordado como el integrante de las Farc más pragmático en La Habana y pieza clave para la creación del procedimiento de dejación de las armas. Ahora, con el acuerdo firmado es el jefe de la zona veredal ubicada en Icononzo, Tolima, que ellos han denominado como ‘Antonio Nariño’ y pide que se cumpla lo acordado de parte y parte.

En diálogo con Colprensa, ‘Lozada’ reafirma los comentarios que se escuchan en esta zona veredal, y es que se requiere de la liberación de los guerrilleros presos y del cumplimiento de la Ley de Amnistía para que ellos empiecen el proceso de dejación de las armas, pues ese es el compromiso.

Habla también de la logística de las zonas que considera bajo, pero sobre todo de la necesidad de que se acelere todo el programa de reincorporación de los guerrilleros y de hacer el pacto político con todos los sectores de la sociedad para evitar los asesinatos de los líderes sociales.

- ¿En porcentaje, cómo va el cumplimiento del Gobierno?

Aquí estamos en 1%. Lo único que se ha hecho son unas explanaciones donde deben ir algunas unas obras, pero el acuerdo es que inicialmente el Gobierno debería haber garantizado la construcción de lo que son las obras comunes. Es decir, lo que tiene que ver con el acueducto de agua potable, lo que tiene que ver con la creación de los pozos sépticos para garantizar la canalización de todas las aguas usadas, eso está generando ya en las veredas de la parte de abajo un problema sanitario. No hay comedores, no hay cocinas, estamos prácticamente viviendo en las mismas condiciones que se siempre hemos vivido cuando era la guerra.

Todo lo que usted ve lo hemos hecho nosotros con nuestro propio esfuerzo y con nuestros propios medios.

- ¿Cómo está el tema de la salud en la zona?, ¿qué presencia ha habido por parte del Gobierno frente a este aspecto?

Hasta ahora lo que hemos tenido es una visita médica que lo que hizo fue simplemente preguntarles a los guerrilleros qué sentían. Les formularon algunos calmantes y no más. Realmente hasta ahora no ha habido ninguna atención médica que garantice un conocimiento de los padecimientos que tienen los combatientes y mucho menos determinar otro tipo de problemas médicos que requerirían seguramente de tratamiento especializado.

- Muchos de los guerrilleros de las zonas dicen que sin que se cumpla la amnistía y que sin la salida de los guerrilleros presos, ustedes no entregarían las armas…

No es ningún condicionamiento, nosotros firmamos un acuerdo y como se ha dado cuenta la población colombiana lo hemos cumplido cabalmente. Nosotros lo que estamos diciendo es que el acuerdo establece compromisos mutuos, luego el cumplimiento cabal de los acuerdos es algo que les corresponde a las dos partes. No puede ser que ahora una vez firmado el acuerdo se crea que una sola de las dos partes tenga que cumplir. Entonces, lo que estamos diciendo es que debe haber una correspondencia en el cumplimiento de los compromisos.

- Pero en orden de cumplimiento, ¿va primero amnistía e indulto?

Nosotros lo que estamos diciendo es con qué autoridad nos van a reclamar a nosotros que sigamos cumpliendo cuando el Estado no está cumpliendo. Entonces lo que invitamos y llamamos al Gobierno es a que busquemos la forma de que tanto la insurgencia como el Estado cumplan los compromisos porque la paz tiene que llegar sobre el cumplimiento de los compromisos que tengamos las partes.

- El presidente Juan Manuel Santos ha dicho que el primero de junio las armas de ustedes estarían en manos de la Misión de la ONU, ¿sí se cumplirá esa fecha?

Nosotros hemos manifestado claramente que estamos dispuestos a cumplirlo, esperemos a ver qué dice el Estado. No solo qué dice, sino que hace el Estado.

Imagínese usted este escenario: el primero de junio los guerrilleros y las guerrilleras presos y los conteiner ya aquí en las zonas. Eso nadie lo entendería, ya no solo los combatientes sino nadie en el mundo. Que mientras sigan en las cárceles más de nueve mil colombianos que deberían salir ya en este momento en virtud de la Ley de Amnistía, continúen violándoles sus derechos fundamentales como el de la libertad, pero que sí en cambio se le esté exigiendo a la contraparte que se haga la dejación de las armas. Eso no lo comprendería absolutamente nadie.

- Precisamente sobre la amnistía, ¿qué les ha dicho el Gobierno?

Hemos encontrado muchas dificultades en ese proceso de la implementación de la Ley de Amnistía, lo que entendemos es que en el curso de los próximos días debe salir un decreto presidencial que de alguna manera debe acelerar ese proceso de liberación de los combatientes y de los colombianos que en razón de su participación en la protesta social también están prisioneros y deberían ser beneficiados con esa ley.

- ¿En esta zona hay menores de edad?

En esta zona tenemos siete niños hijos de guerrilleras, menores de edad que están entre los cuatro meses y los cuatro añitos; tenemos seis madres gestantes y otras tres madres que se encuentran en este momento en Bogotá dando a luz.

- ¿Pero no hay menores de edad que tengan que salir de las filas?

No hay menores de edad.

- Se ha dicho que se han entregado menores directamente a las familias, sobre todo en las zonas más alejadas del país, ¿ha sido así?

Estamos hablando de menores de 18 años, no de 15 años, hay que hacer esa claridad. Nosotros no hemos entregado ningún menor de edad a las familias directamente. Hubo hace tal vez unos dos años un caso en San Juan de Lozada y un caso en Arauca, donde fueron entregados a las familias a través de la Cruz Roja, pero no tratando de hacer entregas de manera subrepticia sino porque fueron casos de menores que solicitaron la salida de los campamentos.

Pero también porque esos casos estaban ligados a infiltración por parte de los organismos de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de menores hacia las filas de las Farc.

- ¿Eso se habló con el Gobierno?

Eso se habló con el Gobierno en La Habana.

- Pasando a otro tema, se ha pedido al Gobierno que acelere la presentación de las iniciativas para la implementación del acuerdo al Congreso, ¿cómo creen que va ese proceso?

Nosotros lo que consideramos es que el proceso de aprobación de las leyes y de las normas y de los actos legislativos que permiten desarrollar los acuerdos debería ser mucho más rápido, que habría que meter el acelerador porque cada día que pasa, seguramente va a ser más difícil que esa correlación de fuerzas que hay en el Gobierno, favorable al desarrollo normativo de los acuerdos, se pueda ir deteriorando y es una preocupación que tenemos.

Pero, debemos señalar que de todas maneras hemos notado que las propuestas que ha enviado el Ejecutivo al Congreso, han sido aprobadas y destacamos esa labor del Congreso y lo invitamos a que en un esfuerzo patriótico por cumplirle la parte que le corresponde en este histórico proceso pueda acelerar y darle un parte de victoria al pueblo colombiano.

- Ya se hizo el último movimiento de las Farc, ¿qué sigue ahora sobre todo en el tema de la dejación de las armas?

Lo que aspiramos nosotros, más allá de la dejación de las armas, es la reincorporación de los combatientes. Yo pienso que ahí es donde hay que registrar el esfuerzo porque finalmente lo que va a garantizar que en Colombia se dé un proceso de paz estable y duradero es la reincorporación económica, política y social adecuada.

- ¿Qué han planteado sobre el partido político que conformarán?

Nosotros estamos esperando que ese proceso de la dejación de armas se dé y se pueda entrar al escenario de la política abierta. El pleno reciente del ‘estado mayor central’ dejó ya unas cosas delineadas pero todavía debemos seguir trabajando en los próximos meses para tener agotada la que es esa propuesta que se presentará al pueblo colombiano.

- Finalmente, sigue la preocupación por los asesinatos de líderes sociales, ¿cuál es la posición que tienen al respecto?

Nosotros hemos, de manera insistente, planteado esto en los distintos escenarios en donde estamos coincidiendo con el Gobierno y consideramos que es hora de que el acuerdo que habla de garantías de seguridad y el combate contra las organizaciones paramilitares comience su implementación.

En ese acuerdo está contemplado un plan piloto para una región específica del país. Nosotros consideramos que el Gobierno está en mora de implementar ese plan, pero también en avanzar en los otros puntos que están contenidos en ese acuerdo.

¿Cómo cuál?

Como, por ejemplo, el compromiso de que el Gobierno Nacional y las Farc deben ponerse al frente de la convocatoria de un gran acuerdo nacional que reúna conjunto de sectores de la sociedad colombiana para que los colombianos podamos decir en un futuro muy próximo que no habrá ni una muerte más por razones políticas.

Farc ‘Carlos Antonio Lozada
Publicada por
ICONONZO, TOLIMA, COLPRENSA
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones