Los tolimenses lloramos a nuestros cadetes

Los tolimenses lloramos a nuestros cadetes
Allan Bayona y Steven Prada hasta el momento han sido los únicos cadetes tolimenses identificados que perdieron la vida. Tres jóvenes guamunos se recuperan de sus heridas en una clínica de Bogotá.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
19 Ene 2019 - 3:01am

El hecho repudiado por los distintos sectores de la sociedad colombiana que adelantó según la Fiscalía, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) sobre las 9 de la mañana del jueves en la escuela de la Policía nacional, Francisco de Paula Santander y, que dejó a su paso sangre y desconsuelo, se llevó a dos grandes jóvenes promesas del deporte tolimense y sin duda alguna, dos personas que le habrían podido contribuir muchos más al país.

El acto terrorista donde explotaron según las autoridades 80 kilos de pentolita y, que fue condenado y tildado de ‘inhumano’ por el mismo Papa Francisco, le segó la vida al ibaguereño Steven Ronaldo Prada Riaño, quien murió luego de ser trasladado de emergencia con graves heridas en la Policlínica del Olaya en Bogotá.

Prada, fue un joven ibaguereño que se formó en el colegio Antonio Reyes Humaña y, que según personas cercanas a él, siempre se destacó por soñar, en primera instancia con ser portero de fútbol profesional y posteriormente con ser oficial de la Policía.

El joven, quien tenía el nombre de grandes referentes del fútbol internacional, inició su desempeño deportivo en el club Grama Deportes a la edad de 10 años, allí según su formador Alirio Amaya, siempre se mostró como un joven feliz, un buen compañero, un excelente profesional y niño responsable.

“Jugó con nosotros torneos municipales, departamentales e incluso nacionales como el Pony Fútbol, estuvo en la escuela durante seis años. Fue un niño muy alegre, puedo decir que era el más alegre del grupo, era el hombre que armaba el momento grato, el momento alegre en los viajes. Él se dedicó a ser arquero, tuvo sueños como todos, de ser jugador profesional pero no pudo, por eso posteriormente tomó la decisión de estudiar e irse a la Policía”, dijo su exentrenador.

Amaya añadió: “Era Disciplinado a morir, entregado a su escuela, responsable, muy buen amigo. Él después se fue del club hacia River Soccer con el profesor Mauricio Rivera, quien fue profesional con el Deportes Tolima, por eso se fue, para especializarse en su posición con él”.

En cuanto a su núcleo familiar compuesto por su padre Édgar Prada Díaz y su madre Claudia Riaño, el ‘profe’ aseguró que son personas de bien, quienes formaron a Steven bajo unas bases de respeto y cordialidad.

“Hablé con él hace más o menos año y medio y me contó que estaba haciendo los papeles para la Policía. Conozco sus papás, sé que están totalmente destrozados, por eso no he querido buscarlos, porque sé que no quieren hablar con nadie. El ‘pelao’ venía con muy buenas bases, era muy cordial, con muy buenos hábitos, era un niño con muy buenos modales y muy respetuoso”.

Hoy, dos días después del criminal ataque, una ciudad entera llora a quien sin dársele la oportunidad de cumplir uno de sus sueños, manos criminales, lo arrebataron a sus amigos y familiares, que amaban al portero sonriente.

En la detonación de la camioneta de placa LAF-565, que era piloteada por José Aldemar Rojas, señalado por la Fiscalía de ser un explosivista del Eln, igualmente le arrebató la vida al joven sanluiseño Allan Paul Bayona.

El cadete de 20 años, de familia humilde, siempre se destacó en su municipio por ser un atleta con la esperanza de sacar a su familia adelante, sueño que lo llevó a tocar puertas a la Escuela de la Policía.

Allan, según personas allegadas al joven, desde muy pequeño le gustó el atletismo, deporte en el que se formó en su pueblo natal, San Luis.

“Era un muchacho espectacular, disciplinado, con sueños y amaba el atletismo, todas las tareas que se le asignaban las hacía sin complicaciones, tenía un sueño y era ser parte de la Policía Nacional. Estuvo bajo dirección mía en el Estadio Manuel Murillo Toro durante un año con los chicos de la Selección Tolima. A pesar de las dificultades para entrenar, obtuvo grandes logros, era un atleta talentoso. Terminó su colegio en San Luis y se vino para acá a continuar con sus estudios”.

Bayona, una vez se graduó como bachiller, trató de continuar con sus estudio en el Sena, por tal motivo viajó a la capital del Tolima procedente de la vereda El Palmar y se radicó en una vivienda ubicada en el sector de Picaleña, con un grupo de amigos, oriundos igualmente de San Luis.

Allí, en la institución se encontró con el profesor Javier Hernando Leguízamo, quien una vez lo vio, creyó en el talento del joven como deportista, en ese caso como atleta. “Le pregunté qué deporte le gustaba y él me dijo que el atletismo, por eso le manifesté que entrenara conmigo y ahí siguió su proceso de formación como atleta consagrado”, acotó el docente.

Posteriormente el muchacho, que soñaba con salir adelante, hizo parte de la Liga de Atletismo del Tolima gracias a sus condiciones, allí estuvo a cargo de él Nelson Barragán, docente con el que compartió varias alegrías.

“Estuvo trabajando conmigo cerca de un año, él era un joven espectacular, muy disciplinado, cumplía con las labores que le designábamos. En una ocasión, unas atletas que fueron alumnas mías y que hacen parte de la Policía vinieron a entrenar, ahí Allan habló con ellas para que les ayudara a entrar a la Escuela y gracias a la guía de ellas, él entró a la Francisco de Paula Santander”, sostuvo Barragán.

Tal como lo dijo el docente, Allan Paul quiso hacer parte de la Institución cuando una comisión especial de la Policía hizo entrenamientos en Ibagué, en el ‘Coloso de la 37’, ahí su interés salió a ‘flor de piel’ y empezó a indagar y buscar alternativas para lograr su propósito.

El cadete, el primero de enero habló con el ‘profe’ Leguízamo, al docente según él, Allan le contó que se sentía feliz, primero porque estaba a punto de terminar su carrera en la institución y segundo, porque había superado la barrera de los dos minutos en los 800 metros planos.

“Ese día hablamos y me comentó que había pasado de los dos minutos con 02 segundos en los 800 metros, en las últimas pruebas del año pasado llegó a un tiempo de un minuto con 56 segundos. Era definitivamente una promesa en el atletismo”, concluyó Leguízamo con nostalgia en su voz.

A la espera de la decisión que tomen tanto los familiares, como los miembros de la cúpula de la institución, se encuentran tanto los ibaguereños, como los sanluiseños, quienes buscan despedir como se lo merecen, a los dos grandes deportistas que murieron tratando de conseguir un sueño y que por culpa de la violencia injustificada, Colombia entera los llora.

 

Gobernación

El mandatario de los tolimenses, Óscar Barreto, envió un mensaje de condolencias a los familiares de los jóvenes asesinados, asimismo, lanzó una dura advertencia a los miembros de la insurgencia, asegurando que no se dejará amedrentar por ningún actor ilegal.

“A las familias de los policías asesinados toda nuestra solidaridad, nuestro reconocimiento, decirles, gracias porque ofrendaron la vida de sus familiares por la democracia y la libertad de todos los colombianos, los llevamos en el corazón. (...) no nos vamos a dejar amedrentar absolutamente por ningún actor ilegal, si el Eln ha hecho ese pronunciamiento, estamos firmes en la defensa del territorio, ratificaremos nuestro compromiso de que el Estado colombiano, con sus fuerzas del orden, garantizará el ejercicio de la libertad de los colombianos. Le garantizaré al presidente Duque, mi compromiso, así como lo hice con el presidente Uribe cuando fui gobernador por primera vez, en esa ocasión desafiamos a las Farc y recuperamos el sur del Tolima, que hoy es un polo de desarrollo”, dijo Barreto.

El gobernador concluyó: “Ustedes saben que tenemos todo el carácter para enfrentar a cualquier actor ilegal en el departamento”.

 

Alcaldía de San Luis

El alcalde Jaramillo y el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Jorge Morales, visitaron y acompañaron en su dolor a Claudia Carmen Riaño, madre de Steven Prada, allí le expresaron a la mujer toda su disposición de colaboración en estos momentos de dolor por la pérdida del cadete.

 

Alcaldía de Ibagué

Por medio de las redes sociales, la Alcaldía de San Luis lamentó la pérdida de Allan Bayona y se dispuso para hacer el acompañamiento de sus familiares: “La Administración municipal y población sanluiseña se solidariza y se une al luto por el triste e injusto fallecimiento de nuestro talentoso joven deportista Allan Bayona, quien perdió la vida en el más cobarde y reprochable acto terrorista indignando y enlutando a todo un país, paz en su tumba, y nuestro mas sentido pésame para su toda su familia”.

 

Dato

Un hermano de Steven, quien es policía, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Villavicencio luego de recibir una puñalada.

Publicada por
Ricardo Cortes