“Los liderazgos individuales que se dieron en el pasado, ya no están en la agenda”: César Vallejo

“Los liderazgos individuales que se dieron en el pasado, ya no están en la agenda”: César Vallejo
Con la certeza de estar en el lugar correcto el rector de la Universidad de Ibagué, César Vallejo, contó que junto al desafío de obtener la acreditación en alta calidad institucional, está también, el de generar un puente con diferentes sectores y gremios.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
3 Feb 2019 - 3:01am

Desde hace dos meses el rumbo de la Universidad de Ibagué está bajo la dirección de César Vallejo, un filósofo con maestría en Economía de la Universidad de los Andes y doctorado en el mismo campo, quien tiene una visión muy clara del trabajo y el aporte que se puede hacer desde la academia a las regiones.

El rol que desempeñará durante los próximos años, se suma a una destacada trayectoria en el campo de la economía, pues fue Viceministro de Hacienda, Director de Planeación y parte de la junta directiva del Banco de la República.

Experiencia que no estuvo alejada del mundo universitario, ya que trabajó como decano de Economía en la Pontificia Universidad Javeriana y fue rector de la Universidad Autónoma de Manizales.

A pesar del corto tiempo que lleva en su cargo, explica detalladamente lo que es hoy la Universidad de Ibagué y hacia dónde quiere dirigirla.

EL NUEVO DÍA: ¿Cómo encontró a la Universidad de Ibagué?

César Vallejo: He percibido una institución con vocación de excelencia en donde todos los integrantes de la comunidad universitaria están comprometidos con esa vocación.

Es decir, la universidad dejó un legado muy importante y lo ha tomado muy en serio, eso se ve en sus estatutos, en su misión, también, se ve en cada una de las acciones que se hacen aquí, en cada una de las iniciativas que hay en todos los rincones de la universidad.

La universidad no le quiere decir a la región cómo se desarrolla, quiere contribuir, colaborar, junto a los dirigentes de la región, de la comunidad, en los municipios, con los gremios, entre los empresarios, con las otras universidades. Queremos ser un catalizador que ayude a mantener viva la dinámica por el desarrollo, por el crecimiento de la región.

END: ¿Cómo se puede lograr un engranaje entre administración pública – academia – y gremios, ya que a diferencia de otras ciudades, en Ibagué esta unión no se ha dado como se esperaría?

CV: La universidad es muy consciente de que ese es un papel que le corresponde sin perder la identidad de universidad, sin dejar de cumplir la tarea de educación superior, pero muy consciente de su origen y vocación, está muy vinculada a las necesidades y dinámicas regionales y eso no se puede hacer desde una sola esquina, tiene que hacerse juntamente con el resto de actores, y actores somos todos.

¿Qué es lo que la universidad quiere seguir haciendo?, es entrar más fuertemente en esas redes, con empresarios, con gremios, con el Gobierno departamental, gobierno municipal de Ibagué y los demás municipios, tratando de evitar un fenómeno que es muy natural en regiones y en grupos en donde hay gente con tantas posibilidades de actuar.

Ese fenómeno se da con frecuencia y es que como hay tanta gente halando, lograr el liderazgo colectivo no es fácil.

END: ¿Qué cambios hay en la actualidad?

CV: Los liderazgos individuales que se dieron en el pasado, ya no están en la agenda, entre otras razones porque antes, esos liderazgos se justificaban porque la información básicamente estaba concentrada en pocas personas, hoy la información es accesible a todos.

Como ya hay acceso directo, hoy los liderazgos individuales no están en el orden del día, hoy se requiere que todos converjamos en pro de metas de largo plazo y eso requiere una habilidad muy grande de diálogo.

Es una tarea que no es inmediata como le gustaba a los líderes individuales del pasado, hoy el liderazgo es colectivo y se logra a través de procesos más dispendiosos.

La universidad quiere contribuir a eso, que se libren asperezas que a veces existen, a través del diálogo.

El desarrollo en la actualidad, es más rico porque tiene el insumo de más mentes, de más iniciativas y a mí no me cabe la menor duda que la gente del Tolima, tiene toda la capacidad de converger, porque aquí las personas entienden que las ventajas del diálogo son muy grandes y sienten la necesidad de que el desarrollo del Tolima siga adelante.

Me ha llamado la atención que hay una inquietud grande para que el Tolima dinamice aún más su ritmo de desarrollo, ese es el terreno abonado para que logremos esa convergencia.

END: ¿Sería uno de los retos, y qué otros hay?

CV: Sin duda alguna, es el reto que tenemos todos. Esta universidad, las otras universidades y los gremios, tenemos que converger, es el reto, lo importante es que todos tengamos el deseo de responder.

El gran desafío es no perder la dinámica que ya tiene la institución, el gran desafío es cómo aprovechar el compromiso de sus integrantes, es decir, que desde la dirección de la universidad no se pongan frenos, todo lo contrario, que se animen más los procesos, obviamente, logrando que haya convergencia.

END: En el Tolima tenemos de zonas de reincorporación de la exguerrilla de las Farc, ¿la Universidad cómo está aportando a este proceso?

CV: En varias formas, tenemos uno proyecto que se llama Escuela y Posconflicto, lo estamos haciendo con varias organizaciones, entre ellas la universidad de New England en Inglaterra y con organizaciones colombianas que trabajan el tema de educación y la universidad está aportando también allí.

Se está trabajando en siete municipios del área que fue más afectada por el conflicto y se avanza en los temas de recuperación de la confianza, del tejido social y de procesos educativos en valores que nos permitan consolidar la paz.

Hay otro proyecto con una organización de Boston, que está trabajando en metodologías educativas en zonas afectadas por el conflicto, con la convicción de que la educación es un camino absolutamente necesario.

Fuera de esto, está el programa estrella Paz y Región; el primer semestre es común y allí se ponen bases fundamentales en matemática y en formación humana, y en el último semestre, los estudiantes se van por cuatro meses a vivir en municipios del departamento con el objetivo principal de permitirle al estudiante conocer el país desde otro ángulo.

END: Precisamente, en ocasiones se critica que la academia le entrega al estudiante solo el conocimiento, pero cuando se enfrenta a la realidad, ésta es diferente…

CV: Es así, es completar la formación con la oportunidad de que el estudiante esté en un escenario concreto, donde él va a ver esa ingeniería, administración de empresa, diseño en fin… qué significa en Planadas, en Piedras o Ambalema, porque una cosa es estar aquí en Ibagué en donde más o menos todo está resuelto y otra es en un municipio en donde hay tanta precariedad.

END: ¿Cómo debería ser la relación universidad – política?

CV: La política es una dimensión fundamental en la vida de los pueblos, digo que la política es el arte de lograr la convergencia entre intereses diferentes, estoy hablando de política no de politiquería, la politiquería utiliza instrumentos no apropiados desde el punto de vista ético y económico para llegar al poder.

Política es realmente, el arte de lograr la convergencia de intereses diferentes e impulsar el desarrollo de una región, lo cual no quiere decir que todos tengamos que estar de acuerdo, para nada.

Y si yo hago política en el Senado o en la Cámara, los senadores tienen una proyección “nacional” y los representantes más regional, entonces una vez que yo soy elegido en la Cámara, por ejemplo, tengo una obligación de profundizar mis conocimientos sobre la región y sus problemas, y ver cómo desde la Cámara puedo contribuir a la solución de esos problemas.

¿La universidad cómo se relaciona? nosotros estamos dispuestos a darle la información que tengamos, finalmente, la universidad es un centro de pensamiento.

Nosotros no podemos trabajar de espaldas a quienes gobiernan o a quienes están en la convergencia de intereses, desde ese punto de vista respetamos a la gente que hace la política y estamos dispuestos a contribuir con ellos.

END: Muchas críticas generó el modelo Ser Pilo Paga, pues los recursos del Gobierno Nacional se quedaron en grandes universidades privadas y quedaron por fuera las universidades regionales y las públicas. ¿Qué orientación, a su juicio, debe tener el Gobierno a la hora de adelantar estos proyectos y cómo vincular a las universidades?

CV: Ya hay un nuevo proyecto que es Generación E que reemplaza a Ser Pilo Paga.

Ser Pilo Paga es una linda idea, con deficiencias en su formulación, que no se calculó el impacto que iba a tener sobre universidades regionales muy buenas y se hizo con muy buena intención, ¿cuál?, estimular, incentivar a las universidades regionales y no acreditadas a que corrieran hacia la acreditación, que sin duda alguna aumenta la calidad a la educación superior.

El otro objetivo, era que estudiantes con muchas aptitudes y mucho deseo, pudieran acceder a universidades acreditadas y que ellos pudieran escoger la universidad, se les olvidó que la racionalidad de la gente lleva a que si a mí me dan me voy por la más cara.

Sí, fue cierto que la demanda por ese programa de parte de los estudiantes se orientó mucho hacia ciertas universidades y fundamentalmente, a las de alta calidad.

Entonces una universidad como la de Ibagué o del Tolima, que son excelentes, se les quedó cerrada la puerta.

Una idea muy buena, hecha con muy buena intención, produce resultados complicados.

Afortunadamente, eso se va a corregir con Generación E, que ya no está hablando de universidades con acreditación institucional sino de programas con acreditación de alta calidad que es distinto y me parece muy bueno.

Nosotros este año, creo que logramos un par de estudiantes en Generación E porque aún no está totalmente claro como es todo, entonces no está organizado, esperemos que el Gobierno lo acabe de organizar.

 

Estado financiero de la educación

 END: El panorama de las universidades oficiales ya lo conocemos, pero ¿cómo está el de las privadas?

CV: En general todas las universidades colombianas han sido favorecidas con los programas de acreditación, entonces ha habido una mejora impresionante en la calidad de la educación superior en Colombia.

Las universidades públicas tienen el problema, digamos presupuestal, eso no quiere decir que las privadas no tengan problemas presupuestales, pero en las privadas es claro que tienen que levantar la plata con su propio esfuerzo. El desafío de la universidad privada es cómo generar recursos necesarios para funcionar.

Ya vimos todas las marchas de los estudiantes de las universidades públicas, vimos como el Gobierno… le quiero confesar que a mí me sorprendió la solución que finalmente dio, porque pensaba que no era posible.

Yo conozco algo de la situación fiscal del Gobierno, sin embargo, hizo maromas y un gran esfuerzo, y le dio una solución.

Ahora los estudiantes dicen vamos a vigilar para que nos cumpla, pero la situación fiscal del país no es favorable, es difícil, pero si el Gobierno prometió algo es porque tendrá la manera de hacerlo.

En las privadas tenemos todo un proceso hacia la acreditación o bien obtenerla o mantenerla que requiere de mucha calidad.

Entonces, cómo veo yo la situación de las universidades privadas, estamos haciendo un esfuerzo enorme tenemos dificultades financieras, sobre todo las más pequeñas porque en las universidades privadas, su gran fuente de recursos son las matrículas, no recibimos recursos del Estado directo para financiarlas.

Donaciones en las universidades privadas realmente recibimos muy pocas, entonces estamos peleando el día a día con un compromiso muy fuerte para el país. 

 

Lo que viene para la universidad

END: ¿Cómo avanza el proceso de acreditación institucional en alta calidad?

CV: Tenemos todas las condiciones, lo que yo encontré en la universidad para mi es la garantía de que no solamente merecemos, sino que vamos a recibir la acreditación.

Para mí seria una sorpresa inexplicable que nos dijeran que no merecemos la acreditación institucional de alta calidad.

La fecha la pone el CNA, pero quisiera que en febrero ya tuviéramos fijada la fecha y que antes de mayo se fijara la visita para que a comienzos del segundo semestre podamos recibir la noticia de acreditación institucional de alta calidad.

END: ¿Cómo inicia el semestre A de 2019 en matrículas?

CV: Hay un fenómeno nacional y es que las matrículas en la educación superior se han estancado, incluso han reducido en los últimos años, lo cual está asociado con la desaceleración de la economía que tuvo el país, pero de pronto está asociada con algunas de las manifestaciones del nuevo contexto hace que haya jóvenes que no les atrae mucho la educación superior, y es un fenómeno que no solamente se está presentando en Colombia sino en el mundo.

En la universidad de Ibagué este año, las matrículas están muy cercanas a las metas que nos habíamos propuesto, similares a lo que veníamos en 2018, todavía estamos en matrículas y al final siempre hay un grupo de estudiantes deja todo para lo último.

END: Esta semana regresan los estudiantes, ¿qué mensaje le deja a los estudiantes?

 CV: A los antiguos que acojan a los nuevos como sus hermanos, ayúdenlos a entender esta universidad.

A todos y particularmente a los nuevos, entren a la universidad como a un espacio de oportunidades, bébanse todo lo que la universidad puede ofrecerles. Miren las posibilidades que tienen en distintos cursos y programas. Y si tienen ideas, creemos conocimientos juntos.

 

Dato

La Universidad de Ibagué tendría la intención de empezar a ofertar nuevas maestrías y un doctorado a partir del segundo semestre de 2019.

Publicada por
XIMENA VILLALBA C.