Secretaría del Interior se reunió con comunidad Lgbti para tratar amenazas

Denunciaron que incluso han sufrido amenazas de muerte.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Miembros de la comunidad Lgbti se reunieron con el secretario del Interior para comenzar a planear una mesa de trabajo para tratar los temas de persecuciones y amenazas de las que han sido víctima en las últimas semanas.
PUBLICIDAD

Varios miembros de la comunidad Lgbti se acercaron hasta la Gobernación del Tolima para realizar una denuncia grupal de lo que consideran casos de persecución y amenazas por sus condiciones de diversidad sexual.

Allí realizaron una reunión con el secretario de Gobierno, Alexánder Tovar, en la cual acordaron realizar una mesa de trabajo con la cual se puede seguir desarrollando caminos a seguir.

“Él nos atendió muy formalmente y le expusimos todas nuestras preocupaciones y el miedo que tenemos de que en pleno siglo XXI se sigan presentando discriminación con la comunidad Lgbti”, dijo Giovanni Amaya, líder de la organización Paz y Alegría Diversa Lgbti.

Así las cosas, el próximo 12 de marzo se va a realizar una próxima reunión en el noveno piso de la Gobernación. “Ahí vamos a crear la primera mesa de trabajo, que se va a llamar ‘Mesa a la no discriminación’. Vamos a comenzar a trabajar por nuestra comunidad”, afirmó.

“Desde hace mucho tiempo sigue presentándose discriminación con miembros de nuestra comunidad. En sus barrios los vecinos los están maltratando e incluso los han amenazado de muerte. Hemos ido a la Fiscalía, a la Policía... ahora no tocó ir a la Gobernación y de ahí salimos con varios compromisos”, asegura Amaya.

“El secretario del Interior nos dijo que nos iba a ayudar a formar una mesa de trabajo en la cual estará la Procuraduría, la Defensoría y otros órganos del Estado que nos van a ayudar a ponerle una solución de fondo a estos sucesos de discriminación”, afirmó Giovanni Amaya.

 

Las denuncias

La primera persona en realizar una denuncia fue Johana Pachón, quien aseguró que desde hace años viene siendo víctima de ataques homofóbicos y transfóbicos.

“Yo soy de la ciudad de Ibagué y vivo en la Ciudadela Comfenalco. Por mi condición de transgénero he venido sufriendo persecución y discriminación. Los vecinos de atrás de mi casa me han venido persiguiendo. Me han roto los vidrios de mi casa. Pusieron unas bancas a un lado de mi ventana. Es un espacio público, pero ellos pusieron esas bancas ahí. Eso se presta para que las personas fumen marihuana y me ha traído más problemas”, aseguró.

Y agregó: “Yo he venido poniendo denuncias desde hace cuatro años con la Policía. Me mandan para un lado y para el otro. El señor y la señora que me persiguen ya han sido citados y se han comprometido a no volver a meterse conmigo, pero siguen en lo mismo”.

Johana Pachón aseguró que ha puesto las denuncias del caso desde hace varios años, sin embargo, no hay respuesta por parte de las autoridades.

“Ya he ido a la Fiscalía, a la Defensoría del Pueblo, yo no sé dónde más acudir. Estamos en pleno siglo XXI y a estas alturas aún existe la homofobia y la transfobia. Yo quiero que las autoridades a las que les di mi caso hagan algo por mí”, afirmó.

Según dijo, ha recibido amenazas de muerte, por lo cual casi no sale de su casa y está constantemente recluida por miedo a ser atacada.

“Incluso yo estoy amenazada de muerte. Tengo testigos de que me amenazaron de muerte con un machete. Yo ya no puedo salir de mi casa porque tengo el temor de que me van a agredir”, finalizó Pachón.

“La Defensoría del Pueblo reconoce que hay un delito de hostigamiento, pero la Fiscal Novena de Vida aduce que no hay discriminación, sino que esto es un simple hostigamiento. Quién puede sentir lo que yo o mi madre hemos sentido por vernos atacados por mi transexualidad”, afirmó.

 

Un llamado a la tolerancia

Giovanni Amaya, de la organización Paz y Alegría Diversa Lgbti, aseguró que la sociedad ahora es mucho más tolerante que antes, pero lastimosamente se siguen presentando algunos casos como estos.

“Sigue habiendo un tabú de las personas hetero que piensan que nosotros somos diferentes, que nosotros hacemos daño o que nosotros solo nos la pasamos de rumba y de droga, pero así no es. Nosotros somos iguales a cualquier persona. También trabajamos, también nos preocupamos, nos endeudamos, queremos salir adelante. Las personas homofóbicas no ven esa parte, sino solamente la discriminación”, agregó.

“En cada familia puede haber una persona con diversidad sexual. Lo peor que las personas pueden hacer es juzgarnos, primero cada uno debemos pensar en qué fallamos, cuáles son nuestros errores. No veo la razón para que a las personas las rechacen que porque uno se pone una peluca, que porque uno se pone un brasier. Cada ser humano puede vestir como quiera y la ciudadanía debe aceptar eso”, finalizó.

 

Frase

"No veo la razón para que a las personas las rechacen porque uno se pone una peluca, que porque uno se pone un brasier. Cada ser humano puede vestir como quiera y la ciudadanía debe aceptar eso", Giovanni Amaya, miembros de la comunidad Lgbti.

 

Frase

"Estamos en pleno siglo XXI y a estas alturas aún existe la homofobia y la transfobia. Yo quiero que las autoridades a las que les di mi caso hagan algo por mí", Johana Pachón, miembro de la comunidad Lgbti.

EL NUEVO DÍA

Comentarios