Nunca se ‘desplomaron’ sus sueños

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En 1997 llegó el regalo de Navidad para los suarenses, por fin cruzaban el Magdalena por un puente, pero este cayó en 2010, y aunque lo añoraron, ya gozan de uno nuevo.
PUBLICIDAD

Los habitantes de Suárez llevaban cerca de 100 años cruzando el Magdalena en canoas y sus vehículos en un Ferry, precisamente, EL NUEVO DÍA llegó en 1993 a esta población en este medio de transporte y, cuatro años antes de la instalación de la estructura.

En 1997 el gobernador Francisco José Peñaloza Castro (q.e.p.d.), ordenó el traslado del puente que desde 1954 estaba en Saldaña, hacia Suárez, siendo el 24 de diciembre la inauguración.

El costo de la ejecución fue de 1.100 millones de pesos, de los cuales 750 correspondieron a estructura e instalación y 250 millones a cimientos y anclaje; además, se añadieron 22 metros, pues medía 133 de longitud. Este trabajo duró ocho meses y fue elaborado por la firma Grodco.

El problema ocurrió el 6 de agosto de 2009, luego de que un tractocamión golpeara uno de los macizos ubicados en la margen izquierda, en sentido salida a Suárez, y generó daños en dos cables de tensión y en el concreto.

Según reseñó este rotativo tras el colapso, habían pasado cuatro días del accidente, cuando la Gobernación le solicitó a Eduardo Garzón que realizara un diagnóstico, conceptuando que había corrosión en los anclajes y que podían colapsar en un efecto dominó.

El 18 de septiembre se declaró una urgencia manifiesta y, con base en las propiedades de esta figura legal, amparada en la ley 80 de contratación y 1150 de 2007, se contrató la rehabilitación y recuperación por 330 millones, y una adición por 120 millones de pesos.

El ingeniero Ricardo Valderrama conceptuó el 10 de diciembre de 2010 que las vigas, torres y anclajes, no cumplían su función y su estado era muy delicado. El 12 de marzo se realizó la minuta de los 1.048 millones de pesos y el 16 de abril inició la obra.

22

 

Cuestionamientos sin respuesta

El Periódico de los Tolimenses publicó un reportaje titulado: ‘Cadena de inconsistencias en contratos del puente’, y allí se resumió lo que los documentos evidenciaban, además de los pocos pronunciamientos de los órganos de control.

“El primer acto contractual es el 1109 del 19 de octubre de 2009 por 330 millones, lo adjudicó la administración regional sin licitación o convocatoria, al ingeniero Eduardo Garzón Alarcón (quien sirvió de perito para evaluar la estructura del panóptico en ese entonces).

Entre las preguntas que se hizo la redacción, estuvieron las de la falta de exigencias para el importante análisis, como la norma técnica a que debía acogerse al proyectar la actualización de la estructura.

“EL NUEVO DÍA conoció que el supervisor del proyecto por parte del Departamento, Benigno Antonio Rodríguez, no tendría experiencia en ingeniería de puentes o cálculo estructural, que sería necesario para la vigilancia de procesos de ese tipo.

“En el Portal de Contratación del Estado no aparece algún soporte que evidencie el pago de una interventora calificada en este o el siguiente contrato de rehabilitación de la plataforma colgante”.

En la edición del 22 de junio de 2010, se cuestionan presuntos incumplimientos en los contratos y que los contratos habían sido adjudicados ‘a dedo’.

Respecto a los pagos, se habló de contradicciones en la forma de pago al contratista, pues “se hace difícil establecer cuál es el monto real de dinero que le alcanzó a entregar la administración regional.

“Mientras en la cláusula Séptima del 0447 establece un anticipo del 50 por ciento, en la Octava señala que en el primer pago le desembolsarán el ‘90 por ciento’ del monto del contrato. Su ejecución no estaba en su mayor avance cuando se vino abajo y en el caso hipotético que Garzón hubiera recibido este último porcentaje, habría alcanzado a manejar 943 millones 704 mil pesos”.

 

Cayó el puente

A las 10:40 a.m. del 14 de junio de 2010, el puente cayó, dos hombres desaparecieron y 44 horas más tarde hallaron los cadáveres. El primero en ser recuperado fue el del ibaguereño César Augusto Torres Sabogal de 39 años; flotaba en la ribera por el sector La Isla (Girardot).

Un pescador de Ricaurte (Cundinamarca) divisó el cuerpo de José Eudoro Gordillo Orjuela, quien era natural de Suárez y tenía 23 años de edad.

Arnulfo Herrera, quien trabajaba en la obra, contó que había cinco personas, tres de ellas demolían una masa de concreto, cuando de un momento a otro un perno se reventó y tras este hecho, los demás también se rompieron y el puente cayó. En la mitad estaban las víctimas.

2

 

Nuevo puente

En febrero de 2012 se terminó la construcción del nuevo puente Francisco José Peñaloza, obra que fue contratada durante la administración del conservador Óscar Barreto Quiroga. Tuvo un valor aproximado de 15 mil millones de pesos, siete mil fueron de la reserva presupuestal y el faltante se tramitó a través  del Fondo Nacional de Regalías.

La obra fue inaugurada por el gobernador liberal Luis Carlos Delgado Peñón en mayo de 2015; no obstante, se detectaron fisuras en uno de los accesos de la obra. En ese entonces la Gobernación indicó que se debió a que en el terraplén, en el acceso, hay un asentamiento que es normal en cualquier obra, y no se afectaba la estructura.

EL NUEVO DÍA

Comentarios