“No somos un bicho raro ni propagamos el virus”

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
El médico Andrés Trujillo, quien trabaja en la cárcel de Espinal, aseguró que la solicitud de su conjunto residencial para que se cambie de vivienda por supuesto riesgo de contagio es producto de desinformación. Pidió no estigmatizar y advirtió posibles acciones legales.
PUBLICIDAD

El personal de salud está en la primera línea de batalla contra el coronavirus, pero ocurren estos actos de discriminación. ¿Cómo lo asumió?

Con cierta tristeza e indignación, porque estas situaciones son las que tratamos de evitar a diario. Es una mezcla de sentimientos y emociones encontradas. No llamo al odio. Ese no es el fin. Pienso que hay desinformación y la percepción que las personas tienen alrededor de la enfermedad es equívoca. Los invito a que no caigan en este tipo de situaciones de rechazo, puesto que nosotros entramos a laborar con la mayor cantidad de elementos. Aquí ninguno se quiere exponer a una enfermedad.

Recibió una segunda carta de la administración del conjunto en la que le ofrecen disculpas, pero reafirman su posición inicial. ¿Qué piensa al respecto?

Si bien ellos justifican su acción por temor, este sentimiento no tiene que generar rechazo ni discriminación. Este tipo de situaciones no solo hacen que me agredan sino que promueve más exclusión infundada. Tenemos que evitar este tipo de situaciones de intolerancia, porque finalmente somos humanos y ninguno de los trabajadores de la salud va a negar que tiene miedo o la sensación de que se pueden contagiar ellos y sus familia. La desinformación está generando este tipo de conductas. Quiero que generemos conciencia y asumamos esto con objetividad, pero es muy complicado. La ignorancia es muy atrevida.

¿Ha hablado con algunas de las personas que le solicitan su traslado temporal?

Con ninguno. En esa segunda carta, como usted dijo, de una manera muy formal me expresan unas disculpas, pero ahondan en la percepción de temor por la enfermedad. Ellos manifestaron que la carta debía manejarse en un canal vertical y evitar su difusión en redes sociales. Aseguran  que puedo representar un riesgo cuando yo sí estoy tomando las medidas. No me han notificado que tenga infección por Covid-19. Sigo trabajando con todas las medidas necesarias. Es muy triste que sigamos incurriendo en lo mismo. Pienso que no se ha generado el impacto que estamos buscando. Nosotros no somos un bicho raro ni personas que están propagando el Covid-19.

¿Piensa emprender acciones legales por esta situación?

Ya estamos evaluando instancias. Se está trabajando de la mano con la Procuraduría y con la familia consideramos otras acciones. Si es el caso, serán notificadas las personas del escrito.

¿Qué opinan los vecinos del conjunto residencial?

He recibido muchas expresiones de solidaridad. Desde mi conjunto hasta medios nacionales, las palabras de apoyo han sido valiosas, pero toca seguir generando conciencia porque esta situación de pandemia va a tomar tiempo y hay que aprender a convivir con ella. Realmente en el conjunto la gran mayoría está en desacuerdo con este tipo de acciones. De hecho, he visto que ellos por medio de escritos han expresado su inconformidad con la administración actual respecto a este tipo de situaciones. Repito: pienso que hay que concientizar. Las personas que sienten temor infundado deberían informarse mejor para no caer en este tipo de situaciones.

¿Antes había sido discriminado por su labor en atención de la pandemia?

Aparte de todo esto no había sufrido un rechazo, pero sé que hay compañeros de acá y en general  del país que han enfrentado discriminación por llevar el uniforme. Como vamos, va a haber un punto en que la pandemia se va a descontrolar y no serán suficientes los profesionales para atender a todo el mundo. Si las personas tienden a creer que uno como médico está llevando la enfermedad, estamos mal.

¿Como gremio han hecho algún pronunciamiento?

El llamado universal es a la tolerancia, a que no caigan en la desinformación y a reforzar el autocuidado. Las personas no se están contagiando por los médicos sino porque no acatan las medidas de protección y aislamiento social. El contagio no se está generando por el gremio de la salud.

Entiendo que la situación anímica de muchos trabajadores de la salud no es la mejor e incluso algunos ya han  sufrido depresión. ¿Es así?

Sí, claro. Hay estudios a nivel mundial que hablan sobre el síndrome de agotamiento. Hay  gente que ya se está cansando porque el trabajo se aumentó hasta en un 600% en algunos casos. Hay médicos que tienen que hacer turnos de 12 horas. La carga laboral ha aumentado conforme  va aumentando el número de casos. Es complicado que la gente entienda. Los que sí son conscientes son los familiares del personal de la salud. Es que es muy fácil juzgar desde un punto en el que usted no tiene nada que ver y es ajeno a este tipo de situaciones. Hay evidencia de que se está presentando un desgaste del personal médico y su salud mental. Estamos enfrentado a una realidad que desmotiva.

EL NUEVO DÍA

Comentarios