Panadería francesa que ayudaba a personas necesitadas en Ibagué cerró sus puertas

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Pop Waffle, que estaba ubicada en el centro comercial La Estación de Ibagué, tuvo que cerrar a finales del año pasado. Este negocio se hizo famoso porque su propietario, el belga Jerome Materna, donaba panes a las personas más necesitadas de Ibagué.
PUBLICIDAD

Antes de la pandemia, Pop Waffle era uno de los emprendimientos con más proyección de la ciudad. Más que una panadería normal, era una experiencia cultural. “Nuestros clientes eran un círculo restringido, pero les dábamos una experiencia gastronómica diferente, un pequeño acercamiento a Bélgica”, dice Jerome.

 

El cierre por la pandemia

Gracias🙏 por permitir esa obra. Gracias🙏 a todos que me apoyan. Regresamos al jardín de los abuelos con más de 50 panes 🙏👍

Publicado por pop_waffle en Martes, 22 de septiembre de 2020

Sin embargo, con el aumento progresivo de las restricciones debido a la pandemia tuvieron que cerrar por un tiempo: “El arriendo era muy alto y, como el centro comercial estaba tan desocupado, la gente ya no compraba y nos tocó cerrarlo por un tiempo”.

Su actividad de donaciones de alimentos también se suspendió. Como las ventas cayeron, no hubo con qué sustentarla. Por cada libra de pan comprando por sus clientes le ofrecían la misma cantidad de pan a personas necesitadas de la ciudad.

 

Seguir creciendo para seguir ayudando

Generales.

Reabrir el negocio y su labor social está latente. Ha pensado en opciones como recibir donaciones o, en el mejor de los casos, que las personas le compren más para poder retomar los donativos.

“Ahora que lo pienso recibir donaciones sería una opción, pero no quisiera que eso se malinterpretara. Preferiría que esas ayudas se hicieran directamente. Hay muchas organizaciones mejores que yo”, agregó Jerome.

Por ahora continúa con los domicilios. Las personas se contactan con sus redes sociales o le escriben a su teléfono y él prepara el pedido y lo envía a cualquier parte de Ibagué. Actualmente despacha desde su casa en la vereda Santa Teresa.

“Yo tengo mi cocina en Santa Teresa y nos va bien con los domicilios. Aunque perdí mucha plata, eso es una pasión para mí. Más que un trabajo o un pasatiempo, fue una forma de vivir porque es traer un poco de mi país”, afirmó.

 

Entre Bélgica y Planadas, una mezcla con sabor

Aunque cerró su punto en La Estación, actualmente tienen uno abierto de Girardot, un sitio mucho más turístico. Allí mezcla la panadería francesa con productos de Planadas, en el sur del Tolima.

“En Girardot tenemos waffles y le agregamos crepes de café y otros productos. Tenemos mesas y atención al cliente, pero seguimos con el mismo nombre, los mismos productos de Bélgica, pero ahora le agregamos son elementos de Planadas, de donde es mi esposa. Damos a conocer al tiempo ese pueblo de mi esposa y mi país”, dijo.

Por el momento tienen ese sitio, pero está pensando en retomar el de Ibagué y montar uno también en Bogotá y en Salento, un sueño para ellos, siempre recordando su actividad social.

“El 80% de mi clientela es de Bogotá, por eso sería buena idea. Salento es un sitio hermoso, muy turístico y seguramente nos irá muy bien. A Ibagué también queremos volver con el punto físico en cuanto se normalicen las cosas”, finalizó.

 

DATO:

Para quienes quieran apoyar la causa pueden comunicarse al número 3208454404. Pueden seguirlos en Facebook.com/Popwafflecolombia/ o en Instagram.com/pop_waffle/

Redacción web

Comentarios