¿Qué futuro tendría una alianza presidencial entre exalcaldes y exgobernadores?

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAEnrique Peñalosa, Alejandro Char y Federico Gutiérrez.
Habrá que ver si los exmandatarios logran amasar un caudal electoral que le permita a la cabeza de la coalición llegar a la Casa de Nariño.
PUBLICIDAD

La posible alianza que se viene especulando desde principio de año entre los exalcaldes Enrique Peñalosa, Federico Gutiérrez y Alex Char, estaría próxima a consolidarse, luego de una reunión, a la que se les unirá el exgobernador de Antioquia Luis Pérez y la exgobernadora del Valle Dilian Francisca Toro.

La coalición aún no tiene forma, pero se especula que van a escoger a una sola cabeza que los represente en una posible alianza con otros partidos o en caso de que conformen un movimiento unitario. El asunto ha ido avanzando a buen ritmo con reuniones periódicas. Sin embargo, ya hay quienes no le auguran buen futuro al grupo en el que se rumoran roces.

Lo que se ha dicho es que hay un interés por parte de los exgobernadores de crear una coalición regional alejada del centro, lo que podría dejar, al menos en los mentideros, al exalcalde de Bogotá por fuera de esta coalición. 

De hecho, también se rumora que dos de los tres exmandatarios no ven con muy buenos ojos a Dilian Francisca Toro ni a Luis Pérez, por considerar que sus administraciones no fueron transparentes. Se puede suponer, entonces, que quien tiende los puentes es Char.

Cabe anotar, además, que la relación entre el exalcalde de Medellín y el exgobernador de Antioquia no fue de las mejores durante sus respectivos mandatos. Ambos chocaron en temas de seguridad y la polémica más fuerte la protagonizaron con la emergencia de Hidroituango. El rifirrafe fue tal, que la discusión dejó el tono regional para ser una discusión nacional.

Es evidente que una posible coalición de exalcaldes y exgobernadores le da un tinte regional a la elección colombiana. 

 

La alianza aportaría 
en lo regional

Rafael Piñeros, Profesor de Ciencia Política de la Universidad Externado de Colombia, manifestó que “el panorama político busca estimular la participación de la mayor cantidad de autoridades locales y, aquí se observa el interés de exgobernadores y exalcaldes, sin entrar en las fallas o ventajas de su administración, pero ellos pretenden estimular el voto regional”.

De hecho, Jorge Iván Cuervo, analista del Centro de Investigaciones de Finanzas y Gobierno del Externado, sostiene que desde el punto de vista del escenario político son alianzas interesantes, porque tienen una característica y es que son gobernantes locales que quieren dar el salto a lo nacional.

“Eso antes pasaba muy individualmente, pero el hecho de que exalcaldes y gobernadores, muchos de los cuales han sido bien calificados por su gestión, quieran dar el salto a lo nacional es algo que hay que destacar”, señaló Cuervo.

Sin embargo, el analista aclara que en el caso de los exgobernadores el asunto es distinto, pues “ellos no fueron evaluados bien, no son reconocidos por sus buenas gestiones, ellos son reconocidos como figuras políticas, no como grandes ejecutores, a diferencia de los exalcaldes”.

Rafael Piñeros sostiene que en las candidaturas de los exgobernadores “hay profundos cuestionamientos sobre la forma en que hacen política y sobre los resultados de su gestión”, mientras que a los alcaldes toca mirarlos de forma independiente para poder hacer una análisis más profundo.

El experto señala que el problema de Enrique Peñalosa es que tiene una larga vida política, lo que significa “que conocemos sus aciertos y sus errores”. De Gutiérrez y Char, por su parte, preocupa que no logren convencer a la élite política bogotana y demostrar una visión de país más fuerte y sólida.

Política.

Sondeo de opinión

Carlos Arias, profesor de la Maestría de Comunicación Política del Externado, indica que esta posible coalición es una estrategia para “agitar el panorama político” y así “sondear cómo están siendo recibidos por la opinión pública; es una estrategia mediática más que una estrategia electoral”.

Resalta que es posible que muchos de ellos no lleguen al final de la contienda, pero lo que miran es cómo se comporta su nombre para ver sus posibilidades y para mirar cuáles son sus fortalezas ante una aspiración a otros cargos o para unirse a otro nombre. “Es lo mismo que hizo Roy Barreras”, dice.

Para Arias, antes de hablar de candidaturas “se debe establecer qué tipo de estructura política tienen estos precandidatos y en esta medida los de la verdadera fuerza son Alejandro Char, Dilian Francisca Toro y Luis Pérez. Estos tres tienen bancada en el Congreso y alfiles políticos dentro del gobierno o en instituciones de control. Mientras que Peñalosa y Federico Gutiérrez aportan voto de opinión y cuotas burocráticas de mediano y alto nivel en el gobierno colombiano, pero no más”.

En ese sentido, Jorge Iván Cuervo asegura que aún “está muy prematuro para hablar de candidaturas consolidadas, lo que hace pensar es que este gobierno terminó desde el punto de vista político. La sensación, aún en el mismo partido de gobierno, es que con este gobierno no se hizo nada. Llamó la atención porque en otros casos la discusión por candidaturas presidenciales era más cercana a la fecha, aquí estamos casi medio año antes hablando de esto”.

 

Futuro político

Si bien la coalición aporta una fuerza regional importante a la campaña y puede aportar un rival fuerte a la contienda, nada está dicho aún. Según Rafael Piñeros, “los candidatos buscan el centro, que es donde se concentra la mayoría de votantes, ellos en esta primera etapa deben decir qué esperan del país, para después tender hacia el centro. Los tres exalcaldes van a tener un discurso de fortalecimiento del estado, crecimiento económico, tratando de cautivar a las personas y grupos económicos con claro tinte político y después empezarán a mirar cómo a partir de las alianzas que puedan generar un grupo más heterogéneo, ahorita buscan homogeneidad”.

Arias indica que “debido a que el Centro Democrático hoy no tiene candidato fuerte, está agotado en sus estructuras sin liderazgos fuertes a nivel nacional, y estas figuras de exmandatarios lo que aportan es un valor de experiencia que el colombiano está necesitando. Lo que nos deja el Gobierno de Iván Duque y de los tres outsiders de las ciudades principales (Bogotá, Medellín y Cali), es que pueden tener una muy buena intención y ser figuras mediáticas poderosas, pero sin experiencia de gobierno es muy difícil que ejerzan bien sus cargos”.

El profesor agrega que “en los personajes se denota conocimiento del legislativo y la cosa pública, de cómo mover el aparato público, más allá de una ideología si son de derecha o de izquierda, su atributo no es que están ubicados en algún lugar del espectro ideológico, sino la experiencia de haber gobernado y le dicen a quienes están aburridos de experimentar con candidatos inexpertos que son una opción”.

Aldo Olano, doctor en estudios latinoamericanos y profesor de la Universidad Externado de Colombia, es más pesimista, porque según su opinión “esas posibles coaliciones no tienen posibilidad de darse porque al final ninguno de ellos, sobretodo por el lado de los alcaldes, tiene un movimiento que pueda apoyarlos con personería jurídica. O sea, cuando se sumaron Garzón, Peñalosa y Mockus ellos terminaron todos en el partido Verde, que prácticamente no existía y les abrió las puertas para ser candidatos. Esa posibilidad entonces está en Alejandro Char y en Dilian Francisca Toro con el Partido de La U. Los otros movimientos con los que se eligieron los demás si difícilmente dan para ganar una alcaldía no dan para ganar una presidencia”.

Según dijo, “en ese sentido el Partido de la U o Cambio Radical podrían terminar coaligando a todos estos exalcaldes y exgobernadores que están buscando un mayor protagonismo en la vida política nacional. De hecho, Luis Pérez también tiene vínculos con el Partido Liberal, pero están muy mal trechos”.

Colprensa

Comentarios