emergencia

 

Los periodistas ‘cargaladrillos’ que vieron nacer la Constitución hace 30 años

Crédito: Colprensa – EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Tres décadas después al evocar el que para muchos de ellos fue el cubrimiento más grande de sus vidas y un doctorado en derecho constitucional, atinan a decir que en ese momento no llegaron a dimensionar lo que sería muchos años después el mismo.
PUBLICIDAD

En los salones de clase y las salas de redacción se acuña un dicho que dice: El periodista es el mejor notario de la verdad. Y eso fue lo que precisamente vivieron menos de un centenar de jóvenes periodistas hace 30 años cuando de día y de noche, por cinco meses, tuvieron en el Centro de Convenciones Gonzalo de Jiménez de Quesada, su segunda casa en donde vivieron, como muy pocos el placer de ver como se redactó la nueva Constitución Política de Colombia.

Tres décadas después al evocar el que para muchos de ellos fue el cubrimiento más grande de sus vidas y un doctorado en derecho constitucional, atinan a decir que  en ese momento no llegaron a dimensionar lo que sería muchos años después el mismo. A la constituyente llegaron muchos como estudiantes de periodismo, que iban a cumplir sus prácticas, otros recién salidos de la universidad y casi que con su diploma debajo del brazo, mientras que otros, los más experimentados les llevaban unos dos o tres años en los medios, y todos con la característica que eran los típicos ‘cargaladrillos’ de los redacciones, es decir no eran las figuras de la época.

 

La pasante valiente 

Yanelda Jaimes, hoy una de las editoras de la cadena radial RCN, fue de la jóvenes que llegó siendo estudiante y de la emoción que significaba cubrir ese hecho pidió que le dejaran hacer sus prácticas profesionales en Todelar.

“Yo era pasante, estudiaba en Inpahu, me pedí ir a cubrir, no nos pagaban un peso pero era un evento máximo. Recuerdo que la ignorancia de los periodistas en esos temas era grande. Cubría todas las comisiones. Eran unas jornadas muy largas, llegábamos a las 9 am y salíamos casi a la media noche, lo cierto es que éramos todos los periodistas y los constituyentes como una familia”, recuerda Yanelda con una voz en la que expresa la alegría que es recordar ese momento, por lo que no duda en decir “yo hice mi maestría ahí”.

 

Memoria clara 

Cómo si hubiese pasado ayer, Orlando Henríquez, uno de los redactores que tuvo el periódico El Espectador, tiene claro muchos de los momentos de la Constituyente del 91. “Fue una gran experiencia. Lo primero que se debe recordar es que su nombre inicial fue Asamblea Constitucional, pero fue el primero de mayo cuando se  declara omnipotente y soberana para llamarse Asamblea Nacional Constituyente y poder reformar así toda la constitución de 1991. Eso llevó a que el expresidente de la República, Misael Pastrana se retirara. Además eso fue el proceso para revocar el Congreso, eso no cayó muy bien”, precisa.

Hoy ya como periodista independiente, Henríquez incluso tiene presente los apuntes del constituyente Alfonso Palacios Rudas, conocido como ‘El Cofrade’. “Recuerdo que cuando Carlos Lleras de la Fuente iba a leer la declaración sobre la revocatoria del Congreso y como no estaba el ministro Humberto de la Calle, Fernando Carrillo dijo que iba a llamar al presidente Gaviria para contarle y el ‘Cofrade’ le dijo que era ‘un acusetas panderetas, calzoncillos de bayetas’. Eso generó una gran risa y la frase nunca se olvidó”, evocó.

 

Un posgrado en Colombia

constitución

Un recién desempacado de la academia que llegó a la Constituyente fue el hoy editor de Noticias Caracol, Juan Carlos Mateus, “yo recién salía del Externado, para mi siempre lo he dicho, fue un posgrado en Colombia, todos los temas del país representados en esas comisiones y las plenarias con esas biblias que fueron los constituyentes”.

Mateus quien laboró en ese momento en Política y Medios, que era el medio digital de la época, recuerda a sus muy buenas fuentes, el fallecido profesor Abel Rodríguez, “soltaba cositas”, o el propio Antonio Navarro quien en su condición de coopresidente compartió mucho con los comunicadores. “Aprendí a soñar con un nuevo país”, precisa este experimentado periodista.

 

La sardina

Con tan sólo 20 años y aún estudiando, la hoy escritora y coach, Sandra Mateus, cubrió la constituyente como periodista para Fax Report, un medio que enviaba los detalles de lo que pasaba en la constituyente a grandes empresarios y líderes del país.

“Fue un honor y un privilegio haber estado allí, siendo testigo directo de un momento histórico en nuestro país. Desde las escalinatas donde nos sentábamos día a día los periodistas, puedo decir sin temor a equivocarme, que el legado de lo que se tejió en ese escenario abarcó incluso más allá de lo que quedó grabado en una nueva constitución. Alianzas de una parte y rompimientos ideológicos de otra,  marcaron, marcan y continuarán marcando la historia de Colombia”, cuenta Sandra quien al ver las fotos de la época aprovecha para contar a sus ‘centennials’ hijos.

 

De una chiva a la Constituyente 

Los oyentes de RCN Radio básica, una de las emisoras más escuchadas en los noventa se enteraban día a día de los por menores de la constituyente por Orlando Guerrero. Él, quien hoy ya no está en los medios sino tras ellos en su condición de asesor institucional, recuerda que la posibilidad de cubrir la asamblea se dio gracias a una chiva que consiguió cuando él era reportero en el Aeropuerto El Dorado que informaba el estado clima. “Cuando hacía las prácticas en Todelar yo fui el único periodista que cubrió el asesinato de José Antequera en el aeropuerto, eso me ayudó a llegar RCN y allí me pusieron a cubrir la asamblea constituyente”, cuenta Guerrero.

Con mucha emotividad Orlando sostiene que “fue la mejor escuela de periodismo, pasé de ser un pelao que cortaba los cables de la noticias y reencauchaba entrevistas a donde estaban redactando la constitución. Recuerdo el susto de entrevistar a gente como Horacio Serpa, Antonio Navarro y Álvaro Gómez, pero al final sentirlos tan cerquita fue muy especial, ya me trataban como si fuera de toda la vida, yo me sorprendía”. Maestría en constitucional

Pero si en RCN oían a Orlando Guerrero, los oyentes de Caracol Radio recibían las noticias de la constituyente por Jairo Gómez, uno de los más veteranos periodistas políticos que tiene el país en la actualidad.

“Fue una maestría en derecho constitucional, aprendí muchísimo, fue una maestría intensa en cinco meses en derecho constitucional, eso era 24/7, era de domingo a domingo, no se descansó, jornadas de 8 de la mañana a media noche. Hubo momentos críticos que tocó cubrir como fue el tema de la extradición, otro momento fue cuando se acepta revocar al Congreso”. Por su memoria pasan varias fuentes claves para su trabajo, entre ellos el ya fallecido Carlos Ossa Escobar, al lado de Serpa, Navarro y Gómez.

 

Aprendió a hacer la reportería 

Hoy ya aprovechando su pensión pero no el retiro del periodismo activo, Edulfo Peña, rememora lo que fue cubrir para el periódico El Tiempo la constituyente. “Allí aprendí a hacer reportería, uno tenía a todos los constituyentes, ellos le daban información a uno, recuerdo cuando tomaba café con ellos, sin grabadora o cuando se hacía al lado del expresidente Pastrana a tener largas conversaciones”.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí
 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

COLPRENSA

Comentarios