Un avión F-16 le ganó al nuevo F-35

“Sustancialmente inferior” a un avión diseñado hace 40 años. Esta fue la conclusión del piloto del moderno y ultratecnológico jet de caza F-35, después de enfrentar a un F-16 en corto rango. La maravilla tecnológica parece tener un punto débil: su poca maniobrabilidad. El avión compensa con un sistema que le permite eliminar amenazas a una gran distancia.

El avión más costoso y moderno de la historia fue derrotado por un F-16, un modelo que voló por primera vez en 1974. El nuevo jet de caza F35 diseñado en Estados Unidos es superior al F-16; su armamento, tecnología y rango de acción son mejores, pero el avión tiene menos maniobrabilidad, y en una pelea ‘cuerpo a cuerpo’ con el jet de caza de los años 70, resultó perdedor.

Naturalmente, la estrategia de combate del nuevo F-35 es evitar este tipo de enfrentamientos de cerca, eliminando a sus enemigos mucho antes de que entren en su territorio.

El avión es el más costoso de la historia

El precio de un jet de caza es elevado, pero compare los $15 millones de dólares que costaba un F-16 en 1998 con los $98 millones de dólares que cuesta cada unidad del F-35, para que se dé una idea de cuánto más costoso es el nuevo jet, incluso cuando se ajusta a la inflación actual.

Además de costoso, el F-35 es un avión complejo: un jet de quinta generación diseñado con propósitos múltiples, que ayudan a justificar la inversión. Llevar a cabo ataques aire-tierra, misiones de reconocimiento aéreo y misiones de defensa aérea está entre sus posibilidades.

Desarrollar el avión no fue fácil: el programa de diseño del F-35 tuvo múltiples retrasos y su costo final fue superior al que se pensó inicialmente.

Para empeorar esta situación, en abril de 2009 se filtró información sobre un posible robo de documentos clasificados sobre el diseño del avión por parte de hackers, lo que hubiera comprometido la seguridad del jet y permitido diseñar sistemas de defensa contra él. Pero la empresa encargada del diseño del avión, Lockheed Martin, negó que se hubiera perdido información clasificada sobre su diseño.

El F35 destruye más allá del rango visual

Cuando el proceso de diseño terminó, el resultado fue el jet más avanzado de la historia.

La tecnología del F35 no tiene comparación con modelos anteriores; el jet no sólo se oculta ante los radares y vuela sigilosamente, sino que puede lanzar un ‘ataque electrónico’ contra equipos de tecnología en tierra, entre los cuales están radares enemigos y otro equipo que podría poner en peligro al avión o a las fuerzas en tierra a las que da soporte.

Los sensores del avión le permiten ‘escanear’ su entorno y enviar la información a otros comandantes en el campo de batalla, en tierra o el mar.

Esta tecnología converite al F35 en un peleador BVR o ‘beyond visual range’. Es decir: el avión destruye sus objetivos antes de que entren en el rango visual del piloto. Los avances tecnológicos del avión le dan mayor tiempo de independencia y rango, pero reducen su maniobrabilidad en comparación con modelos de años anteriores.

No es de extrañarse entonces que, en una lucha de cerca con un F16, el jet BVR haya perdido.

Los problemas del F-35 fueron vaticinados

El F-35 que luchó contra el F-16 volaba ‘limpio’, sin armas que pudieran reducir su maniobrabilidad, ni armamento dentro de sus bahías para bombas que lo hicieran más pesado.

Y sin embargo, el piloto de pruebas lo encontró “sustancialmente inferior” al F-16, que por su parte volaba con tanques de combustible bajo las alas, factor que teóricamente debió ponerlo en desventaja aerodinámica.

Quizá lo más molesto para el piloto fue que el sistema de cámaras y pantallas con que está equipado el F-35 para que los pilotos puedan ‘ver a través del avión’ no le sirvió para mantener contacto visual con el F-16.

Uno de los mayores detractores del nuevo avión ultratecnológico es precísamente el diseñador del F-16, Pierre Sprey, quien lo llama un “avión inherentemente terrible, porque está construido alrededor de una idea estúpida”, refiriéndose a su funcionamiento multipropósito. Sprey dice que el avión es “sorprendentemente difícil de maniobrar” y sentenció: “en combate cercano, no tiene ninguna esperanza”.

Estas opiniones han sido rebatidas muchas veces, pero parece que Sprey tenía razón, y que el avión más tecnológico del mundo debe, por el momento, concentrarse en destruir a sus enemigos a la distancia, o ser destruído por ellos en el rango corto.

JUAN MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Comentarios