¿Se acerca una nueva burbuja tecnológica?

Las posibilidades de un fuerte crecimiento siguen atrayendo hacia el sector tecnológico a los inversores especializados en capitales de riesgo, pero algunos comienzan a moderar su optimismo ante el alza sin precedentes de las valorizaciones y el temor a una nueva burbuja.

“Estamos intentando ser más disciplinados en cuanto a las apuestas que hacemos”, dijo recientemente Byron Deeter, socio en el fondo Bessemer Ventures, que ha invertido en ‘startups’ como la popular Pinterest.

Compañías ‘unicornio’

El dinero fluye actualmente a un ritmo sin precedentes hacia las nuevas empresas no cotizadas del sector. Un informe de la firma de investigación Mattermark estimó que los fondos volcados a este tipo de empresas fueron 17 mil 100 millones de dólares en el segundo trimestre, contra 15 mil 650 millones en los tres meses anteriores.

El debate sobre una posible burbuja es también alimentado por la multiplicación de compañías “unicornio”, como se denomina a las nuevas empresas no cotizadas en bolsa y valuadas en más de mil millones de dólares, que podrían sacudir algunos sectores o simplemente estar sobrevaluadas.

La sociedad de investigación CB Insight estima que actualmente hay 188 empresas de este tipo en el mundo, con un valor colectivo de 447 mil millones de dólares.

“Las mejores inversiones y las más excitantes son las que parecen más incómodas, las más sobrevaluadas”, señaló Bill Maris, de Google Ventures, que ha invertido en uno de los mayores “unicornios”, el servicio de alquiler de automóviles con chofer Uber, valuada en más de 40 mil millones de dólares.

Amor ciego

John Doerr, socio de la firma de inversiones Kleiner, Perkins, Caufield & Byers, que ha respaldado las apuestas de gigantes de internet como Facebook, Amazon o Google, sostuvo que todavía ve oportunidades.

“La gente compara 2015 con la última burbuja pero pierden de vista el hecho de que no había teléfonos inteligentes en 2000”, indicó en una de las sesiones en Aspen.

“No se podían distribuir miles de millones de copias de una nueva aplicación globalmente en menos de una semana, por lo que los mercados a los que apuntamos son mucho mayores”, añadió.

Aunque cree que se puede conseguir “buenos retornos” de inversiones en el sector, Doerr advierte que los inversores deberían ser “super cuidadosos” al invertir en las últimas etapas de una ‘startup’, cerca de su ingreso en la bolsa.

Hasta ahora la mayoría de las firmas que necesitaban recolectar cientos de millones de dólares debían acudir a los mercados bursátiles y abrirse a un mayor escrutinio de sus finanzas y estrategia.

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios