Tremendo hueco tiene preocupados a los habitantes de este sector en Ibagué

Crédito: Henry Carvajal / El Nuevo Día.
Habitantes de los barrios Arkalá y Colinas del Norte, ubicados en la comuna seis de Ibagué, se encuentran preocupados por la aparición de un enorme cráter en la calle principal que delimita a las dos urbanizaciones.
PUBLICIDAD

En un principio, la abertura era pequeña, sin embargo, con el paso de los vehículos y las fuertes lluvias se ha incrementado su extensión, hasta el punto de presentar un diámetro de 1,5 metros en la actualidad.  

“Con este problema llevamos un mes y medio (...) se llamó al IBAL, pero dijeron que ellos no tienen nada que ver, que eso le corresponde a los de alcantarillado, entonces llamamos pero solamente vinieron a tomar fotos y nada más (...) Nos prometieron un sellamiento con cinta pero nunca nos cumplieron”, afirma Claudia Valencia, habitante del sector.

 

Henry Carvajal / El Nuevo Día.

 

Ante la poca presencia de los entes responsables, los vecinos han acordonado la calle, para evitar posibles accidentes. Incluso, residentes de las viviendas más cercanas se han encargado de vigilar la abertura, con el fin de alertar a todos aquellos que no se percatan de la misma, especialmente en las noches lluviosas, dado que el agua se acumula y se pierde la visibilidad. 

“Hasta que no pase un accidente bien grave no le van a poner cuidado a esto, en la madrugada es cuando se pone más peligroso, porque no estamos los vecinos pendientes”, dice Luz Marina Campos, habitante de la zona.

Esta redacción tuvo la posibilidad de hablar con Olmar Pinto, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de Colinas del Norte, quien explicó:

“Los requerimientos ya se hicieron en su debido momento, pero la respuesta que hemos obtenido es que se trata de un problema de alcantarillado (...) nos dicen que sería perder el tiempo recuperar la malla vial en la parte superficial, olvidando la parte subterránea, que es donde están los problemas de hace más de 40 años”. 

 

Henry Carvajal / El Nuevo Día.

 

Las autoridades afirman que se trata de un procedimiento demorado, ya que implicaría romper las principales vías del barrio. Por otro lado, el proceso se ha visto dilatado en varias ocasiones y la única respuesta que reciben por parte de los entes responsables son las visitas para tomar fotografías del sitio. 

Por el momento, la comunidad espera una pronta solución a la problemática, pues en cualquier momento podría presentarse una tragedia. 

 

La respuesta del IBAL

Le Empresa de Acueducto y Alcaltarillado informó a esta redacción que el caso ya quedó registrado en la Dirección Operativa, por lo que, de acuerdo a la disponibilidad de equipos y personal, programará la visita y posterior arreglo. Así mismo, indicó que más del 70% de la red de alcantarillado ya cumplieron su vida útil en la ciudad y se debe hacer el cambio. Esto causa que los llamados ciudadanos sean numerosos y se está trabajando para llevar a cabo las obras en los barrios que cubre la entidad.

Finalmente, aclararon que de lunes a sábado los operarios atienden las quejas y arreglos que requiere la ciudadanía.

Redacción Web

Comentarios