El pleito judicial frente al megaparque Santa Rita sigue enredado

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El abogado Néstor Mora, quien alega la propiedad del lote, sigue a la espera de que se defina una fecha para la entrega del predio.
PUBLICIDAD

Una nueva decisión se conoció en medio del embrollo jurídico que se cursa desde el 2017 entre particulares y la Alcaldía de Ibagué por la titularidad del terreno en donde actualmente está construido el megaparque Santa Rita en la comuna Nueve de Ibagué. 

El Municipio había interpuesto una acción de tutela contra los juzgados Quinto Civil municipal y Segundo de Familia, en el primero para que se dejara sin efectos un oficio que ordenaba continuar la diligencia de entrega del predio a particulares, y en el segundo se le pedía al Juzgado identificar el inmueble previsto para adjudicarse por sucesión a los herederos del difunto Julio Newton Villa Cuenca, reconocido por vender lotes en el sector Picaleña.

Para ese entonces, el Juzgado Segundo de Familia estableció que el predio en discusión, en efecto es el mismo al que se le hizo el secuestro de bienes en 2017, proceso que se desarrolló en el marco de la sucesión que reclamaron los herederos de Newton Villa y ordenó al Juzgado Quinto Civil realizar la entrega del inmueble,  situación por la que el Municipio interpuso un recurso subsidiario de apelación que terminó por declararse desierto “por ausencia de sustentación” en los tres días establecidos por ley.

No obstante, en segunda instancia la Sala Civil Familia del Tribunal Superior de Ibagué sí concedió el amparo que solicitaba el Municipio, situación que el abogado Néstor Mora impugnó alegando que en ningún momento se vulneraron los derechos constitucionales fundamentales. 

¿Qué dice la Corte Suprema?

Tras lo expuesto la decisión la impartió la Corte Suprema de Justicia que revocó el amparo concedido por el Tribunal a favor del Municipio y descartó que se estuviera actuando en una posible ilegalidad. 

“Contrario a lo dispuesto en la primera instancia, no se advierte irregularidad en la decisión por medio del cual el Juzgado Segundo de Familia declaró improcedente el recurso de queja impetrado por el Municipio (...)”, reseñó la Corte quien alegó que el recurso de apelación impuesto no fue sustentado y que por eso la decisión del Juzgado de no promover la impugnación no se veía como un error. 

La Corte también acotó que el Municipio, contando “con mecanismos judiciales de defensa idóneos para rebatir lo que aquí se propuso, no hizo uso adecuado de ellos”. 

Con ánimo de conciliar

En diálogo con esta redacción, el abogado Néstor Mora, quien es el que reclama el predio, acotó que luego de los múltiples recursos aparentemente fallidos que ha interpuesto la Alcaldía, lo que procede es que de nuevo el Juzgado Quinto Civil reprograme la fecha de entrega del predio.

“Yo ya solicité la entrega, porque esta fue suspendida mientras se resolvían esos recursos, pero en este momento se debe continuar, me habían dado fecha para este 2 de diciembre”, reseñó Mora.

El profesional indicó que lo interpuesto habría sido uno de los últimos recursos del Municipio en la puja por el predio donde está el megaparque.

En el mismo sentido, Mora explicó que su intención no es acabar con lo que ya se construyó y tuvo una inversión significativa, sino que su ánimo siempre ha sido el de conciliar.

“El llamado a la Alcaldía y en todos los procesos que yo llevo es el ánimo conciliatorio, espero que se llegue a un acuerdo y no se perjudique a terceros, a la comunidad”, reseñó el abogado.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION IBAGUE

Comentarios