sssss

¡Vuelve y juega! Osos de Anteojos en Boquerón fueron vandalizados

 La estructura de los osos está visiblemente afectada en sus extremidades y rostros.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.
Las esculturas de los osos de anteojos, que reflejan la biodiversidad de la región, están visiblemente afectadas, pues a las figuras les han desprendido parte de las extremidades. Es la segunda ocasión que esto ocurre en menos de un año.
PUBLICIDAD

Apenas un par de meses después de su última restauración, el monumento de los Osos de Anteojos, ubicado en el barrio Boquerón de la capital tolimense, volvió a ser blanco de manos vandálicas que las dejaron en malas condiciones.

Así quedó evidenciado en una visita efectuada por un reportero gráfico de esta casa editorial, toda vez que en las fotografías obtenidas se aprecia que a las figuras de los animales les derribaron las extremidades, así como gran parte de su anatomía fue raspada, lo que expone una mala imagen de la tradicional escultura del maestro Enrique Saldaña, la cual tiene más de 10 años en una de las entradas a la ciudad.

EL NUEVO DÍA dialogó con Nelsy Velázquez, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Boquerón, quien explicó que este ataque a la escultura tiene triste e inconforme a los habitantes de esta zona de Ibagué.

“Estamos afectados, toda la comunidad de Boquerón y también de la comuna 13, debido a que hay vándalos, gente que no le gusta el progreso del sector. Es la segunda vez en menos de un año que le hacen daño a este tramo que cuenta con la escultura de Los Osos. La primera vez le quitaron las manitos y en la segunda ocurrió lo mismo”, dijo la mujer.

Vale señalar que, para esta misma época del año anterior, la escultura sufrió daños de la misma magnitud, por lo que en septiembre pasado la Administración municipal, a través de Ibagué Limpia, realizó acciones para reforzar la estructura de metal, los acabados y la pintura de los osos.

 

Falta de pertenencia

 

Se estima que la escultura da cuenta de la biodiversidad del departamento y la importancia de cuidar las especies en peligro de extinción, por lo que este nuevo episodio solo demuestra la falta de conciencia y de sentido de pertenencia de algunas personas.

Aunado a ello, la comunidad de Boquerón y sectores circunvecinos coinciden en que la escultura es punto de encuentro para las familias de la ciudad y visitantes, por lo que no entienden lo sucedido.

“Es un daño que le hacen a algo que resalta en Boquerón. La verdad es que eso nos da tristeza y sobre todo al saber que es gente de la zona, que no se preocupa por el progreso del barrio ni por trabajar sino que le gusta cometer fechorías”, enfatizó Velásquez.

Y agregó: “Dañar esas esculturas le vale plata al municipio y los osos son algo bonito con lo que contamos, debe ser digno de cuidar, pero no, acá tenemos ese grave problema de afectar las cosas”.

Asimismo, la comunidad considera que este daño es consecuente con lo que ellos denominan como falta de acompañamiento de las autoridades: “Algo que nos tiene afectados y desesperados es que por allá cada siete días vemos a la Policía. En este sitio (monumento) debería permanecer la Policía constantemente de día como de noche o sino que estén haciendo pasadas”.
 

 

Se han convertido en un referente

 

EL NUEVO DÍA se comunicó con el maestro Enrique Saldaña, artífice de esta obra, quien mencionó que desde que se elaboraron los Osos de Anteojos, para rendir un tributo a la naturaleza y crear conciencia en esa materia, se han convertido en un referente de este sector de la capital tolimense.

“Eso ha generado que esa zona se vaya identificando con los osos, veo que la ciudadanía, la población del sector, así como visitantes y foráneos han ido identificando el sector como el Parque de los Osos o el Viaducto de los Osos, al que llegan a tomarse fotos”, expresó.

El maestro aseguró que no tiene forma de describir este tipo de acciones que han afectado a este monumento, pues lo han dejado “consternado e indignado”.

Con relación al daño del año anterior, expresó que la estructura en concreto y mortero armado, con acero interno, fue golpeada, por lo que la afectaron en gran medida, no obstante, en ese momento no se llevaron ningún fragmento de hierro.

Sin embargo, para el reciente atentado habría que realizar una evaluación para establecer la magnitud de los daños.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Redacción El Nuevo Día.

Comentarios