Por extralimitarse en sus funciones se inició investigación disciplinaria contra agente azul

Crédito: Archivo/ El Nuevo DíaA la fecha hay 60 agentes de tránsito en movilidad.
La Personería municipal resolvió abrir una investigación disciplinaria en contra de un agente de tránsito de la capital tolimense por una presunta extralimitación en sus funciones “al ofrecer servicios en ejercicio de su cargo que no se encuentran en el marco de sus competencias funcionales, así como solicitar y recibir el pago por parte de un ciudadano dentro del trámite judicial de un accidente de tránsito, por fuera de su remuneración legal”.
PUBLICIDAD

Cabe destacar que la decisión está fundamentada en una denuncia de una ciudadana dada a conocer en sesión plenaria del Concejo municipal llevada a cabo el 23 de marzo de 2022 y remitida oficialmente a la Personería.

Los hechos

La situación se expuso en medio de un debate de control político a la Secretaría de Movilidad, donde el representante de una empresa de asesoramiento legal denunció irregularidades en los procedimientos que adelantan algunos agentes encargados de atender los hechos de movilidad en la ciudad. 

Al recinto se allegaron varias declaraciones juramentadas en donde quedó expuesto el actuar de los agentes quienes instan o sugieren a las víctimas de accidentes de tránsito algunos nombres de las personas con las podrían resolver el tema legal y trámites de sus vehículos. 

“Nos manifiestan que el guarda de tránsito que conoció de su siniestro llegó a Asotrauma cuando estas personas estaban hospitalizadas y les recomendó que trabajaran con un abogado, es decir, aquí nos encontramos con que los guardas hacen un negocio particular de los accidentes, y es que le dicen a las personas que contraten con X o con Y abogado”, denunció una de las integrantes de la empresa LFG Asesores jurídicos. 

Luis Fernando González gerente comercial de la misma empresa, también elevó varias denuncias en su momento y expuso el nombre de los presuntos implicados, “se ha creado una subempresa al interior de esta institución con los señores guardas de tránsito, yo lo limito en una sola palabra, corrupción. Tenemos guardas que tienen empresas de peritajes, el señor Harvey Vargas tiene una empresa de peritajes con su señora esposa, él hace los peritajes y libera los vehículos, tengo pruebas donde les hacen transferencias bancarias para un peritaje (...)”.

Y agregó, “hay otro guarda que su esposa tiene una empresa de ambulancias que no pertenece al Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres del Tolima (Cruet), se llama Javier Buriticá, vemos un negocio. A quién no le gustaría estar ahí como empresario con los guardas a mi disposición (...) una persona queda inconsciente en un accidente de tránsito, se levanta en una clínica y el guarda le dice, ‘le tengo el abogado ya’”, denunció en su momento el hombre ante el cabildo. 

El secretario de Movilidad, Juan Carlos Núñez, también había advertido que tenían alrededor de 99 quejas contra el cuerpo de agentes por falencias en sus actuaciones.

 

El Nuevo Día

Comentarios