Crítica situación en el puente de La Variante: tres personas fueron salvadas en menos de 12 horas

Crédito: Suministrado / Archivo / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Con impotencia, socorristas ven como la estructura no tiene ningún tipo de seguridad, denuncian.
PUBLICIDAD

El pasado viernes 27 de mayo, conductores, transeúntes y organismos de socorro de Ibagué (ambulancias, bomberos, gestión del riesgo, defensa civil, Cruz Roja), atendieron el caso de un joven que llegó hasta el puente de La Vida, ubicado en la variante Ibagué – Cajamarca, dispuesto a saltar al vacío.

La noticia se dio a conocer, siendo este otro episodio de angustia que tocó tanto al joven como a las personas que decidieron unirse y salvarle la vida.

Tristemente, este no fue el único caso. De acuerdo a un miembro perteneciente al amplio grupo del personal de socorro, fueron tres personas las que llegaron al puente el mismo viernes, en menos de 12 horas, reveló para El Nuevo Día.

La labor de salvar vidas se ha convertido en la capital del Tolima una tarea constante, sin descanso, que obliga a los profesionales a estar pendientes de este punto las 24 horas de los siete días de la semana.

El panorama de salud mental en la Capital Musical es preocupante de acuerdo a las cifras. En el último mes “ha habido aproximadamente siete” casos de intento de suicidio en el puente de La Vida, añadió la fuente mencionada.

 

¿Qué acciones se han tomado en el puente?

Según comenta el miembro de los socorristas, hasta el momento no tienen conocimiento de acciones emprendidas por parte de la Secretaria de Salud Municipal o Departamental.

“Hasta el momento yo creo que la Secretaría de Salud no ha entendido que este es un problema de salud pública, porque no ha tomado cartas. Lo único que han hecho desde el suicidio de Paola y su hijo fue cambiarle el nombre al puente, de “el Puente de La Variante” a “el Puente de La Vida”, ha sido lo único que he percibido que han hecho”, manifestó con preocupación este profesional, quien ha sido testigo de muchos momentos difíciles al atender a las personas que llegan al sector con una muy deteriorado estado anímico, que los lleva a ver en el suicidio como la única salida.

El hombre manifestó que como socorristas sienten que tal vez lo han dejado solos en este tema. “El único apoyo que nosotros tenemos como socorristas, y que es esporádico, son las ambulancias. Estas no son de la Alcaldía, son empresas privadas. Y de parte de la Alcaldía absolutamente nada. No toman medidas preventivas sino correctivas, que somos nosotros”, explicó.

1

“Es fácil acceder al puente”

Lo que más preocupa al gremio socorrista, Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja, ambulancias y demás entes, es que no existe ningún obstáculo para las personas que llegan a acabar con su vida en el puente. El acceso a la caída libre es fácil. Además, el socorrista argumentó otras problemáticas que podrían llevar a las personas a considerar el puente como el sitio para terminar con sus vidas.

“La facilidad que tienen las personas para acceder al puente y la reiteración que hacen los medios, bombardean tanto a la gente con ese tema que finalmente, en una situación de angustia, lo toman como opción. Pero la facilidad para llegar allá, la poca presencia de seguridad en la zona, eso aumenta ese índice”, dijo.

Para el profesional, la falla está en el mal manejo de la salud mental en la ciudad. “Aquí el problema es como se está manejando el asunto y el tema del suicidio. Acá he visto que dan capacitaciones sobre atención y primeros auxilios psicológicos, pero realmente esa capacitación debe ir orientada a la comunidad, la comunidad es la que tiene problemas, la que sufre las consecuencias de lo que vivimos: lo económico, seguridad”, opinó.

Además, mencionó que las personas que son trasladadas en ambulancias, las llevan a los centros de salud y les dan “charlas de 20 a 30 minutos” inefectivas, pues días después vuelven al puente.

2

¿El radio a Don Víctor es la solución?

Así mismo, habló sobre el radio que le suministraron a don Víctor Guerrero, el “ángel de la variante”, dueño de la caseta de avenas que queda diagonal al puente. El ciudadano cuenta con esta herramienta para dar aviso en caso de ver a una persona sospechosa en el lugar.

“Ese radio está ligado a la red alfa, donde está Defensa Civil, Cruz Roja, Policía, Secretaría de Salud y bomberos de varios municipios. Cuál es el problema con ese radio. Es una persona que no está capacitada para hacer un uso correcto de los equipos, entonces cada vez que ve a una persona que está cruzando, que se sienta a llorar en el puente, para él es un potencial suicida y eso alerta de una vez a todos los organismos de socorro”, expuso el socorrista.

Explicó también que en el último caso en el que una mujer acabó con su vida y la de su hijo en el puente, fue una persona externa quien estuvo presente y esto muchas veces termina siendo una desventaja, a falta de los conocimientos en psicología necesarios para tratarlos.

“Una persona que iba pasando por el sitio ese día fue la que actuó como socorrista, entonces la solución es poner un cuadrante de la policía allá las 24 horas, por turnos, que estén pendientes. Mientras se toman medidas como en Pereira que el puente es totalmente sellado, de gran altura y la gente no tiene como entrar”, declaró como una posible solución.

2

La petición urgente

El socorrista hizo el llamado para que, cuanto antes, se tomen soluciones definitivas y efectivas que frenen la constante problemática en el puente y “quitarles ese espacio a ellos y hacer demasiadas campañas de prevención, que no tengan de dónde lanzarse”.

Redacción web.

Comentarios