Sigue la ‘lucha’ de los habitantes de Alminar Samoa por el agua

 Fotos: Hélmer Parra / el nuevo día El conjunto residencial Alminar Samoa está construido en el sector del barrio Ambalá.
Crédito: Fotos: Hélmer Parra / El Nuevo DíaFotos: Hélmer Parra / El Nuevo Día
Contenido Exclusivo
A la falta de agua potable ahora se suma el cobro del servicio que presta el acueducto comunitario por altas tarifas y un conflicto entre ciudadanos.
PUBLICIDAD

Los problemas generados por la prestación del servicio de agua en el conjunto residencial Alminar Samoa parecen no acabar para cientos de propietarios, a la problemática por el desabastecimiento del recurso, se sumó la queja por un cobro - según algunos vecinos- desmedido por el trabajo que realiza Eco-Triunfo, la empresa comunitaria de Acueducto y Alcantarillado Ambalá, sector El Triunfo.

Según dijo Fernanda Mosos, una de las residentes del conjunto residencial, hace unos meses empezó a llegar a sus hogares facturas en donde se cobra la prestación del servicio de agua por valores que van entre los $200 mil y los $300 mil, sin que, según señalan, exista una razón aparente, pues el proyecto de vivienda no ha sido entregado de forma oficial.

La situación se agudizó luego de que varios ciudadanos constataran que una de las integrantes de la empresa del acueducto comunitario estaría haciendo cortes al servicio, según quienes denuncian, para ejercer presión y obligar a que se haga el pago que a su juicio es injustificado y puso en riesgo a los niños, personas enfermas y de la tercera edad que viven en el lugar. 

Según recordaron, el año pasado el servicio estuvo interrumpido por 15 días y el mes anterior el servicio no se prestó por otros 20 días, situación que solo se pudo solucionar cuando con cemento se hizo el cierre de una válvula que le daba esa facilidad de regular el servicio a quienes administran el acueducto y que se tomó como una opción desesperada. 

“La empresa Eco-Triunfo nos corta el agua y nos presiona a pagar recibos muy altos y de años anteriores. A mí me están haciendo un cobro del 2018 y yo llegué a la torre 4 en el 2021”, dijo la ciudadana.

Fotos: Hélmer Parra / El Nuevo Día

A través del medio local Ángeles TV, Édgar Hernández, otro de los ciudadanos afectados, reseñó que la problemática con el suministro del recurso se viene presentando desde el año pasado, y presuntamente sería desde la llegada de la nueva administración del acueducto comunal, que según dicen, tampoco estaría regulado por la Superintendencia de Servicios Públicos.

“Nosotros llegamos acá y nunca tuvimos problemas con el agua, nunca supimos que el agua faltara en los barrios de abajo, pero desde noviembre para acá salió una empresa con una documentación pidiendo de a $200 mil o 300 mil pesos. En La Superintendencia de Servicios Públicos (Superservicios), dijeron que probablemente les van dar un permiso, pero que ellos en este momento no pueden pasar estos recibos, esto es demandable”, sostuvo Hernández.

Los denunciantes pidieron que sean las autoridades las que regulen esta situación para evitar que de nuevo se generen enfrentamientos.

 

Conflicto ciudadano

La serie de denuncias que hizo el grupo de ciudadanos también develó el conflicto que existe entre algunos residentes, pues hace unos años la administración del acueducto comunitario estaba a cargo de la Junta de Acción Comunal y hoy de un grupo de particulares, situación que ha generado varias rencillas y ha escalado al tema legal.

Ante la Fiscalía, los ciudadanos han denunciado presuntos delitos de usurpación de funciones públicas, violación a los derechos colectivos, invasión a la propiedad privada e incluso captación indebida de dineros. 

Es que según reseñan, la junta administradora de Eco-Triunfo supuestamente se habría “tomado por la fuerza”  las instalaciones donde está la planta de tratamiento y bocatoma sin que las autoridades tomaran algún tipo de acción. 

Hace algunos meses se tuvo que pedir la presencia de miembros de la Policía para lograr mediar el conflicto, situación que no tuvo mucho éxito. 


 

Avanzan en nueva torre

Pese a las irregularidades que se han advertido por el gran número de torres y la intermitencia en el servicio de agua, se conoció que la constructora JF Construcciones avanza en la construcción de una nueva torre de apartamentos, situación que podría incrementar ya los conflictos que existen en el conjunto residencial.

Además, hay que resaltar que pese a que se hizo una intervención por parte del Ibal y se construyó una planta de tratamiento en el acueducto comunitario con la intención de cumplir una decisión de la Corte Constitucional, la medida no logra dar abasto a las necesidad de los residentes del conjunto residencial y el barrio El Triunfo. El recurso que entrega el acueducto comunitario, han advertido los entes de control, no es potable y, por ende, no apta para el consumo humano. 

 

DATO

A raíz de las fallas en el servicio, desde el 2019 la Corte Constitucional ordenó a la Alcaldía y al Acueducto Comunitario de la Junta de Acción Comunal Ambalá -Sector el Triunfo, brindar agua potable a Leonel Hoyos, demandante y habitante de Alminar Samoa y a los demás habitantes del conjunto residencial. 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 
 
Lo invitamos a seguir leyendo aquí 
 
https://digital.elnuevodia.com.co/library

El Nuevo Día

Comentarios