¿Nueva escombrera sobre la ribera del río Combeima?

Crédito: Fotos Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍA Jarillón del río Combeima en el barrio Baltazar.
Contenido Exclusivo
La presencia de escombros en cercanías al río Combeima, en el barrio Baltazar, alertó a algunos miembros de la comunidad sobre un posible caso de contaminación en el afluente hídrico. Los residentes del barrio responden a estos señalamientos e indican que la presencia de dichos residuos se debe a razones de peso.

PUBLICIDAD

Recientemente se dio a conocer por medio de una denuncia ciudadana, que al parecer se estarían presentando hechos anómalos con la descarga de materiales sobre la ribera del río Combeima, a la altura del barrio Baltazar. 

La acusación se basaba en la presencia constante de vehículos repletos de dichos escombros, que hacían su ingreso al barrio, para posteriormente salir vacíos. Desde la carretera que conecta al barrio El Libertador con el sur de la ciudad, resultaba posible corroborar, que en efecto, existe la presencia de escombros cercanos al río.

Un equipo de EL NUEVO DÍA se dirigió hasta la zona para investigar qué estaba ocurriendo en este sitio y constatar si las denuncias de lo que se creería, sería un caso de contaminación al río Combeima, resultaban verdaderas.

Medidas de protección autogestionadas

Al costado sur de la comuna Uno, sobre una ladera cercada por un barranco y el río Combeima, se encuentra ubicado el barrio Baltazar, el cual, debido a sus condiciones demográficas, está catalogado dentro de una zona de riesgo por remoción de masa e inundaciones.

Anderson Olaya, presidente de la JAC del barrio Baltazar, responde en nombre de su comunidad, a estos señalamientos referentes a la presencia de escombros, afirma que sí existe una gran cantidad de material a un costado del río, pero que la razón por la que estos escombros están ahí, es la de salvaguardar la vida e integridad de sus vecinos.

“Hace aproximadamente 16 meses, la creciente del río Combeima subió tanto, que el agua entró hasta las casas de más de 50 familias que perdieron gran parte de sus bienes materiales”, indicó Olaya, asegurando también, que a partir de ese momento, el acompañamiento gubernamental, tanto local como nacional, ha sido permanente.

La comunidad en conjunto, ha venido trabajando en diferentes estrategias que contribuyan a la mitigación de riesgos para los habitantes del sector, una de ellas, tiene que ver con la construcción de una especie de dique que les ayude a contener las aguas del ‘Combeima’ en épocas de crecientes.

“Empezamos a hacer un trabajo de gestión para poder contener el caudal del río. Decidimos fabricar un jarillón de aproximadamente 300 metros (m), con el mismo material de arrastre del río Combeima. El trabajo se ha hecho de manera constante, pero en ocasiones el río arrecia con tanta fuerza, que se ha llevado parte de la construcción”, detalló Olaya.

Incertidumbre en épocas de invierno

Últimamente han mermado los días lluviosos en Ibagué, esto, sumado a un incremento en la temperatura, ha aumentado la percepción de tranquilidad en las comunidades que han sufrido los estragos del clima en tiempos de invierno, especialmente a esas que colindan con el río Combeima.

No obstante, el Instituto de Estudios Ambientales, IDEAM, ha elevado un llamamiento a no bajar la guardia con respecto a la temporada invernal que se avizora sobre los últimos meses del 2022 y, que compromete a una gran parte del territorio nacional, incluida esta capital.

Los residentes del barrio Baltazar conocen de primera mano los destrozos que puede causar el caudal del ‘Combeima’ durante etapas invernales prolongadas, “cuando empieza el invierno, el río suele crecerse demasiado, llega a niveles muy altos y cuando se desborda, se abre paso por el centro del barrio, es algo muy impresionante”, dijo Olaya.

“Con el invierno, nosotros nos mantenemos alerta. Este río tiene memoria”, añadió el presidente de la JAC, haciendo alusión a la importancia que representa para él y sus vecinos el que exista algún tipo de barrera que impida a las correntosas aguas causar estragos en sus viviendas.

Según lo indicó Olaya, en el barrio viven algunas personas que tienen seriamente comprometidas la autonomía de su movilidad, el caso que más le preocupa, es el de una señora que sufrió la amputación de una de sus piernas, por lo que en alguna situación de suma urgencia, ella quedaría bastante expuesta.

Señala también que en el sector residen varios niños y ancianos, los cuales resultan más vulnerables al momento de que llegase a presentarse el desbordamiento súbito de la corriente del río, algo que ya ha ocurrido con anterioridad.

Dique de escombros.

Dique de escombros.

¿Por qué están allí estos escombros?

“Lo que está pasando en este sector, es que la comunidad se ha unido para la construcción de un muro compuesto por escombros, detrás del jarillón, es algo que no compromete las aguas del río, ya que no está cayendo ningún tipo de material a este”, manifestó el líder comunal.

Por otra parte, Olaya precisó en el respeto que mantienen los residentes del sector para con el afluente vecino, enfatizando en los cuidados que tienen para no arrojar material alguno a su caudal, “nosotros somos conscientes de que el río debemos preservarlo, sabemos que si le llegara a caer basura a este, estaríamos incurriendo en un daño ambiental y ecológico, algo que no queremos”, sostuvo el presidente de la JAC.

A su vez, extendió una invitación abierta a la ciudadanía de Ibagué, a visitar el sector para constatar la veracidad de sus palabras, y que entendieran que ellos como comunidad, solamente se encuentran tomando medidas de prevención, para su integridad y sus bienes. 

“Acá vive gente humilde, por lo que cualquier bien material que se pierda, cuesta demasiado”, apostilló.

Olaya explicó de esta manera, el porqué de la presencia de los escombros en el sector. 

“Estas medidas las estamos tomando con la firme intención de salvaguardar las familias, para que el río, cuando vuelva el invierno, no pase a las casas”, concluyó.

Parte de la estructura del Acueducto Complementario.
Parte de la estructura del Acueducto Complementario.

Reubicación, una solución que ilusiona

 

Los pobladores del sector saben que vivir allí les representa un constante peligro, no obstante, muchos manifiestan haberse asentado en el lugar debido a la necesidad y a la ilusión que les genera el poseer una vivienda propia.

Recientemente, el Alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, luego de una reunión que sostuvo con la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, manifestó que, desde la Administración Municipal, se hará lo posible para reubicar a las familias del barrio Baltazar. Cabe resaltar que en este lugar, hace varios años, ya se habían adelantado dos procesos de reubicación de viviendas, no obstante, el terreno fue ocupado nuevamente, las mismas dos veces. 

Según lo proyectado por el burgomaestre, serán adjudicadas 150 viviendas para las familias que se vieron afectadas por la dura ‘ola’ invernal de septiembre de 2021. Los habitantes del Baltazar recibieron esta noticia con mucho agrado, ya que para ellos representa la esperanza de vivir dignamente y alejarse de los problemas que les conlleva habitar en este lugar.

“Agradecemos la gestión y el compromiso por parte de la Administración Municipal con la gente del barrio, tenemos fe en que por fin estas 150 familias van a vivir en un hogar digno”, manifestó Olaya, a lo que sumó: “Esperamos con muchas ganas y optimismo, la llegada de estos 150 apartamentos”.

Los actuales residentes anhelan la promesa de reubicación, un cambio positivo para sus vidas, sin la necesidad de recurrir a los escombros para que les protejan, paradójicamente, de que sus casas queden reducidas a eso, a simples escombros.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción Ibagué

Comentarios