¿Y para cuándo la reparación de los semáforos?

En el semáforo de la calle 10 con carrera Segunda no funciona la luz roja.
Crédito: JORGE CUÉLLAR / EL NUEVO DÍAEn el semáforo de la calle 10 con carrera Segunda no funciona la luz roja.
Contenido Exclusivo
Ante las solicitudes de reparaciones inmediatas, la Administración estaría trabajando en un contrato que permita ‘aliviar’ las afectaciones causadas en los semáforos por cuenta del vandalismo, las fuertes precipitaciones, la intermitencia en el suministro de energía y la antigüedad.
PUBLICIDAD

Producto de las dificultades en materia de movilidad registradas la mañana de ayer en tres arterias viales de Ibagué, parece abrirse un nuevo capítulo en la discusión sobre el estado de la red semafórica de la ciudad.


Ante el colapso que ‘sortearon’ cientos de conductores en la carrera Quinta con calle 60, el sector El Papayo y la avenida Pedro Tafur con carrera Segunda a raíz de problemas con el fluido eléctrico, que es responsabilidad de Celsia, la ciudadanía advirtió que estos no serían los únicos sectores donde el no funcionamiento de los semáforos se ha convertido en un ‘dolor de cabeza’.


Así pues, en un recorrido realizado por EL NUEVO DÍA se constató que, efectivamente, hay distintas zonas en las cuales los dispositivos de señalización tienen averías parciales o simplemente no están operando.

 

Este es el panorama en la avenida Ferrocarril con calle 26.

Este es el panorama en la avenida Ferrocarril con calle 26.

 

Avenida Ferrocarril con calle 26


De acuerdo con Felipe Quiroga, quien labora en el sector, desde el torrencial aguacero que inició cerca de las 6:00 de la tarde del pasado 12 de septiembre y causó el desprendimiento de varios árboles, tres semáforos de la intersección dejaron de regular el flujo vehicular.


En diálogo con esta redacción, la comunidad no solo recalcó el riesgo inminente de siniestros, sino que también indicó que al lugar no han arribado agentes de tránsito.


Es de mencionar que, en plena ‘hora pico’, automotores y motocicletas que descienden por dicha avenida, se dirigen con destino al Centro o buscan la carrera Cuarta, se ven envueltos en un ‘dilema’ cuando transitan por allí.
     


Zona industrial El Papayo


Ante la falla en los dos semáforos de este punto de la comuna Nueve, un agente de tránsito llegó al sitio, según contó, sobre las 7:00 de la mañana, para atender la situación.


Jaime Gil, quien labora en un taller de mecánica, sostuvo que, además del caos vehicular, la intermitencia en el servicio de energía también provoca afectaciones en las actividades comerciales.


“Si perdemos medio día de trabajo, se compromete el sueldo del empleado y propietario, incluso recursos para el arriendo y los servicios, cualquier $50 mil”, expuso el hombre.


Cabe decir que el funcionamiento de los dispositivos se restableció antes del mediodía.   

 

Calle 15 con carrera Séptima


Los residentes del sector expresaron que las dificultades en el semáforo que regula el paso al centro de la ciudad datan de hace por lo menos dos meses.


Aunque reconocieron que agentes ‘azules’ se ubican en la zona, desde hace varios días, al parecer, no han regresado. A su vez, informaron que ya se han registrado un par de accidentes.

 

Calle 20 con carrera Primera


Más de 30 días llevarían los actores viales que proceden del Sur y se dirigen a la avenida Ferrocarril o la carrera Primera, sin encontrar, cuando levantan la mirada, una señal que les indique cuándo detenerse y avanzar. 

 

Paciencia

 

La secretaria de Movilidad, Olga Lucía Liévano, aseguró que, tan pronto conocieron de las fallas en las tres arterias viales, realizaron los respectivos requerimientos a Celsia y designaron agentes de tránsito para los puntos críticos.


Asimismo explicó que, ante el escaso capital humano con el que cuenta actualmente, que no supera las 50 personas, la directriz es hacer presencia, durante ‘hora pico’ en zonas como las avenidas Pedro Tafur y Mirolindo, en El Papayo, la calle 60, e inmediaciones del Éxito de la calle 80 y luego dirigirse hacia otros puntos de la capital tolimense, con el ánimo de efectuar operativos y regular el tráfico.


En cuanto al estado de la red semafórica, la funcionaria manifestó que, aunado a los ‘bajones’ de energía, la delincuencia ha perjudicado, en diferentes puntos, el óptimo funcionamiento de los dispositivos.


“Nos han hurtado el cableado, al igual que unas tarjetas de control, cuyo valor oscila entre los 8 y 10 millones de pesos, que pueden conectar tres o cuatro semáforos, por lo que al extraerla dañan la red. 


En repetidas ocasiones, hemos puesto denuncias, solicitado el acompañamiento de la Policía e incluso instalado rejillas, pero las dañan y se llevan los elementos”, contó Liévano.

 

El anhelado contrato

 

Todo parece indicar que las peticiones de la ciudadanía tuvieron eco, pues la funcionaria expresó que se encuentran adelantando los estudios previos de un contrato que permitiría obtener los elementos necesarios para reparar los semáforos dañados, el cual, según sus cuentas, podría estar siendo adjudicado a finales de octubre del presente año.

 

Entiendo a la comunidad, también soy usuaria, les estoy solicitando un poco de paciencia  teniendo en cuenta que hay cuestiones ajenas a la Secretaría que hacen que la red semafórica falle. OLGA LUCÍA LIÉVANO. Secretaria de Movilidad.

 

Averías parciales

 

Mientras en la calle 19 con carrera Tercera el semáforo localizado a un costado del carril de subida presenta intermitencia en la luz roja, el dispositivo que controla el tráfico de aquellos automotores que descienden sobre la calle 10 con carrera Segunda, en inmediaciones de la Plaza de Bolívar, no advierte cuándo deben parar los vehículos, asunto que podría derivar en un accidente.

 

DATO

 

En lo corrido de 2022 se han registrado afectaciones en 6 elementos viales con la sustracción de 150 metros de cable, según la Secretaría de Movilidad.

 

DATO

 

30 nuevos agentes podrían ingresar el próximo año.

Redacción Ibagué

Comentarios