00000

Así va la recuperación del espacio público: en medio de disensos

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Voces de inconformismo se evidenciaron en la socialización del decreto con el que se busca recuperar el espacio público. Los lugares asignados los ven como poco viables para el comercio.
PUBLICIDAD

Después de la socialización del Plan Integral para la recuperación del Espacio Público, varios comerciantes manifestaron su inconformismo, lo que caldeo los ánimos en la carrera Tercera con calle 11.

jHélmer Parra / EL NUEVO DÍA La calle 14 A con carerra Tercera es uno de los espacios establecidos para las ventas informales.

La plazoleta Santa Librada, el Parque de la Música, la carrera Tercera A con calle 13 (el callejón donde era el TÍA) y la carrera Tercera A entre calle 14 y 15 (cerca al Banco Popular), fueron los puntos establecidos para ubicar a los vendedores no formales.

Sin embargo, mientras el alcalde Andrés Hurtado respondía los cuestionamientos de varios medios de comunicación, algunas personas que indicaron ser comerciantes, relataron que los ciudadanos que viven o comercializan cerca a los callejones no fueron tenidos en cuenta, por lo que consideraron una falta de respeto que para mejorar la situación en una zona se afecte otra.

“Cómo le llaman recuperar el espacio público si van a ocupar el mismo espacio público, es el colmo, van a trasladar a todo el mundo a los callejones”, sostuvo el ciudadano inconforme quien señaló que por parte de la Administración les estaban diciendo mentiras.

El pronunciamiento, generó malestar en el secretario de Gobierno, Milton Restrepo, caldeando los ánimos, por lo que el funcionario decidió realizar un recorrido con uno de los quejosos para mostrar que no iba a existir tal perjuicio.

La preocupación de los vendedores formalizados está en que no quieren empezar a tener pérdidas monetarias por las personas que venden en las calles como se presume que pasa en la carrera Tercera. 

 

Ambulantes 

Rubén Darío Mellado, uno de los líderes de los vendedores informales, manifestó el interés que tienen en que se recupere la calle peatonal y puedan salir de la informalidad.

Por ello, se mostró conforme con la medida establecida por la Alcaldía; sin embargo, resaltó que hay foráneos que “nos han apoyado en el desorden”, por tanto, con contundencia dijo que si otras personas llegan a la Tercera ellos retornan inmediatamente al espacio. 

“Lamentablemente para los hijos de nosotros no hay oportunidades. Ibagué se está volviendo una ciudad geriátrica porque los jóvenes deben migrar porque no hay oportunidades”, acotó Mellado.

Los espacios en los que se empezaron a ubicar los vendedores ambulantes no cuentan con la afluencia de personas que se acostumbra en la carrera Tercera y eso generó recelo en algunos.

Sobre todo cuando se acerca la temporada decembrina, donde el sector comercial es el más beneficiado. 
“Ellos nos quieren ver pobres, porque siempre molestan es para diciembre, por qué no hacen eso en febrero o marzo” sostuvo Arnold Cordero.

Cabe destacar que se establecieron 15 días para hacer la transición, aunque en el ambiente varias voces expresaban la poca claridad que tienen, pues, no saben cómo se va a realizar la distribución en los nuevos sitios, especialmente cuando los vendedores de parques como el Manuel Murillo Toro y de la plaza de Bolívar se tienen que retirar. 

 

Compromisos 

Entre las intervenciones que realizaron los representantes de las diferentes carteras de la Administración municipal y de los gremios económicos, se recalcó que es un proceso en el que se debe trabajar en equipo para que el despeje de la calle se mantenga en el tiempo y tanto los formales como los ambulantes tengan la misma oportunidad de vender.

El presidente de la Cámara de Comercio de Ibagué, Brian Bazin Bulla comentó que la ciudad ha crecido y las necesidades laborales también, así que la economía popular ha buscado sus espacios, pero la idea es que propios como visitantes disfruten de la ciudad. 

Asimismo, Hurtado en su intervención además de remontarse a la historia y hablar de como la pandemia dejó sin empleo a muchos, dijo que la recuperación de la peatonal, es solo una parte de los otros espacios que se deben recuperar, como la plaza de mercado.

También aseguró que ya hay unos diseños para la calle 14.

 

Viabilidad de los  puntos establecidos

El señor Arnold Cordero quien trabaja hace 10 años por el callejón que hay en la calle 14 A, donde se quiere ubicar a un cúmulo de vendedores, afirmó que muchos comerciantes no iban a durar por ahí porque casi no transitan peatones y que solo se usa para parquear vehículos, señaló que él no se ha retirado porque es un punto en el que no lo molesta la Gestora Urbana ni la Policía, pero sus ventas eran bajas.

Dijo que ve necesario que con una papayera, presencia de la Policía y mucho color, se le haga saber a los ciudadanos que esos sitios existen y son seguros. Además, agregó que la zona debe ser limpiada porque normalmente las personas llegan a orinar o dejar escombros y él es el único que limpia todos los días para poder laborar.

 

“Las calles no deben ser desalojadas hasta que no seamos reubicados a un lugar digno y donde mejore la calidad de vida de todos los vendedores” Jackeline Diaz, líder de los vendedores ambulantes. 

 

REDACCIÓN IBAGUÉ

Comentarios