00000

Ibagué: un comercio que se expande y le apunta a la noche

Archivo - EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA La ‘milla de oro’ como se le denomina al corredor de la calle 60 ha tenido una transformación comercial importante con la llegada de tres centros comerciales y restaurantes.
Contenido Exclusivo
En las tres últimas décadas la ciudad ha sido testigo de la llegada de nuevas plataformas de comercio y el nacimiento de emprendimientos locales.
PUBLICIDAD

EL NUEVO DÍA cumple 30 años siendo testigo del acontecer ciudadano y del crecimiento a nivel comercial de la capital del Tolima que en los últimos tiempos ha venido ampliando y diversificando sus productos y servicios para locales y turistas.

El crecimiento se ha visto con la llegada de cadenas de supermercados nacionales e internacionales, con la puesta en marcha de locales con una amplia oferta gastronómica, de emprendimientos y varios sitios de rumba. 

Brian Bazin Bulla, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ibagué, indicó que el crecimiento en la ciudad ha sido bastante significativo. En los últimos años se pasó de 21.420 empresas registradas en el 2013 a 26.702 en el 2021, esto pese a que en el 2020 el tejido empresarial tuvo un decrecimiento del -8,02 % por cuenta de la pandemia por Covid-19. 

A corte del 31 de agosto de este año, la capital tolimense sumaba 25.676 empresas, es decir un 96,16 % del total registrado el año anterior.

"Esto demuestra que las estrategias de reactivación económica llevadas a cabo de manera mancomunada entre el Gobierno nacional, departamental, local y los empresarios de la ciudad, han promovido el crecimiento empresarial y mitigado los efectos negativos causados por la pandemia", reseñó Bulla. 

El presidente de la CCI además indicó que es el sector terciario, es decir, todo lo relacionado con la oferta de servicios, quien acumula el mayor número de empresas.

"En cuanto a los sectores económicos, fue el terciario el pionero al contar con el 83,68 % de las empresas desarrollando actividades económicas principalmente de tiendas, supermercados y minimercados de barrio, misceláneas y restaurantes; seguido por el sector secundario con el 14,94 % con empresas realizando actividades de confección de prendas de vestir, excepto prendas de piel, construcción de edificios residenciales y construcción de otras obras de ingeniería civil; el 1,38 % restante lo llevan a cabo las empresas del sector primario, donde, el mayor porcentaje de empresas realizan actividades de cultivo de arroz, actividades de apoyo a la agricultura y explotación mixta (agrícola y pecuaria)", indicó el presidente. 

Frente al crecimiento en materia comercial, Efraín Valencia, presidente del Comité de Gremios del Tolima y de la junta directiva de Fenalco en el Tolima, también reconoció el crecimiento de la ciudad, "aunque aún se mantienen muchos esquemas tradicionales, pasamos de pequeños comercios a grandes espacios comerciales que fomentaron la formalización y el crecimiento del sector.

También se resalta el desarrollo de marcas locales, la llegada de marcas de reconocimiento nacional e internacional, grandes superficies y centros comerciales, logrando así una oferta integral y amplia", argumentó.

En ese sentido acotó que la capital tolimense debe apuntar a la adaptación tecnológica en el comercio y la comunicación con los clientes a través de diversos canales. 

"El desarrollo obtenido por el comercio local, nos lleva a atraer la presencia de marcas que vienen fortaleciendo su presencia a nivel nacional, adaptar la operación a componentes tecnológicos que faciliten el acceso y experiencia de los clientes, además de contar con esquemas de omnicanalidad.

"También es importante trabajar en la formalización y en mejorar la atención y calidad del servicio", puntualizó Valencia. 

 

Oportunidades de mejora

 

En cuanto a las oportunidades en materia comercial, Valencia indicó que una de ellas es el fortalecimiento del turismo regional, los nuevos eventos deportivos y culturales que se desarrollan, así como el crecimiento de la construcción de segunda vivienda. 

No obstante, reseñó que "las decisiones gubernamentales que impacten el bolsillo de los colombianos,  puede ser una amenaza porque puede llevar a  limitar el consumo y la capacidad de gasto". 

Por su parte, desde la CCI se reseñó, "tenemos que hablar de la estructura de nuestro tejido empresarial donde el 97 % son microempresas, mucha de estas de subsistencia, además gran parte de esta proporción pertenece al sector comercio y servicios, el cual tiene muy poca generación de valor y empleo en la región. De allí parten grandes oportunidades para la región mediante la producción agrícola y agroindustrial.

"Con Ibagué al estar ubicado geográficamente en el centro del país, teniendo una muy buena infraestructura para conectarse con el resto país, se puede potencializar la generación de valor a materias primas como lo son el café, cacao, aguacate, cítricos, arroz entre otros, para ser epicentro de industrias más sólidas que puedan generar empleo y desarrollo en la región. 

"El sector turismo se proyecta no solo para el país si no para el departamento como una gran fuente de desarrollo, en el caso de Ibagué con énfasis en sus productos de naturaleza y cultura que permiten una diversificación en la oferta de la región, adicionalmente, está el sector gastronómico que cada día está creciendo en su oferta y diversidad y lo posiciona como un referente para los visitantes", puntualizó el presidente Bulla. 

 

En nuestras páginas

 

En medio del crecimiento comercial, este medio ha sido el testigo de la llegada de importantes superficies; supermercados, centros comerciales y cadenas hoteleras que aún hoy -pese a cambios en su razón social- se mantienen.

En 1997 fue testigo de la inauguración del hotel Altamira que representaba un nuevo concepto en la ciudad, a la fecha este establecimiento se mantiene bajo el nombre de hotel Estelar Altamira. 

En ese mismo año, llegó un 'boom' del comercio para Ibagué cuando Cadenalco invirtió $13 mil millones para crear el hipermercado Optimo, un almacén que colmó las expectativas de los compradores locales y en el momento de la inauguración desató largas filas de ciudadanos ansiosos por conocer esta nueva plataforma. Este hipermercado generó 550 empleos directos, actualmente las instalaciones hacen parte del Grupo Éxito.
En medio de la creación de nuevos comercios, la cadena de supermercados Mercacentro también se expandió, después de tener establecimientos contiguos a las plazas de mercado, en el 2001 crea su establecimiento número Cuatro, uno de los más representativos. A la fecha ya tiene 17 puntos de venta. 

m  El hipermercado Optimo fue toda una innovación para la ciudad con su llegada en 1997.

 

En el 2003  llega a la ciudad, con una inversión de $20 mil millones, la empresa comercial Makro Supermayorista. Para ese entonces era la octava tienda de la multinacional que se inauguró en el país. 

En el 2004 EL NUEVO DÍA en exclusiva dio a conocer el inicio de la construcción del centro comercial Multicentro que trajo consigo a la cadena francesa de supermercados Carrefour. 

 

m

Multicentro llegó en el 2005 como una nueva apuesta de centro comercial para la capital.

 

Para estas obras se utilizaron 16 mil metros cuadrados en la calle 64 entre avenida Jordán y Guabinal. Para ese entonces la inversión fue de $120 mil millones y se consolidó como la construcción más ambiciosa y significativa para la modernidad de la ciudad. 

La inauguración de la primera etapa del proyecto se hizo en julio de 2004 y de todo el centro comercial en 2005.

Con la entrada en operación de Carrefour -hoy Metro- inició una disputa comercial por $15 mil millones en ventas mensuales ($180 mil millones al año) entre los almacenes Éxito, Carulla y Mercacentro. 

El 2004 también marcó un triste suceso con la liquidación de la principal textilera del departamento, Fibratolima, esto luego de que no se pudiera llegar a un acuerdo en la reestructuración de la deuda que llegaba a los $67 mil millones.

En el 2006 se anunció la llegada de la multinacional Homecenter a Ibagué, quien finalmente abrió sus puertas en 2007 con una inversión de $30 mil millones. La obra para ese entonces generó 180 empleos directos. 

Archivo/EL NUEVO DÍA
Homecenter llegó a Ibagué en el 2006.

 

En el 2012 empezó la construcción del centro comercial La Estación, que abrió sus puertas al público en el 2013. 

Archivo/EL NUEVO DÍA
Así se veía la calle 60 con avenida Ambalá cuando estaba en construcción el centro comercial La Estación.

 

Ese mismo año se anunció la puesta en marcha del proyecto Acqua, que disponía de un centro comercial, un hotel, un centro de convenciones y una clínica de alta complejidad, esta última no se desarrolló. 

En el 2014 también se inauguró el primer proyecto hotelero sobre la calle 60, el hotel Eco Star que ofrecía una propuesta de sostenibilidad y eficiencia.

De igual forma se constituye en el centro de Ibagué el almacén por departamentos Flamingo que se inauguró el 9 de noviembre.

Es de resaltar que en medio de la creación de nuevos centros comerciales, en la ciudad ya existían este tipo de apuestas como el centro comercial Combeima que se creó en la década de los 70.

En medio de este auge creció el sector de las discotecas por todo el corredor de la avenida Mirolindo entre calles 60 y 80. 

Archivo/EL NUEVO DÍA
 Sobre la avenida Mirolindo desde la calle 60 y hasta metros abajo de la glorieta se ha conformado un llamativo sector de entretenimiento con diferentes bares.

 

En noviembre del 2021, la Alcaldía habilitó la tercera Área de Desarrollo Naranja (ADN) en la ciudad, pero en este caso enfocada en la gastronomía.

La misma tiene una extensión de 16.47 hectáreas, un nuevo polígono de la ciudad que comprende los barrios Macarena parte Alta y Baja, Cádiz, Montealegre y Magisterio, esta estrategia ha significado el crecimiento de los gastrobares en la ciudad.   

Cabe destacar que como una forma de turismo también se han habilitado varios miradores y establecimientos de comercio en la zona rural en corregimientos y veredas como el Cañón del Combeima, San Bernardo, Ambalá y Ancón. 

 

La apuesta nocturna

 

Desde el gobierno local, la actual Secretaría de Desarrollo Económico en medio del proceso de reactivación comercial le apuntó al concepto de las 'ciudades 24 horas', la intención pretende impulsar la rumba, la gastronomía y la hotelería.

Incluso en septiembre se planteó la propuesta 'Ibagué Nocturna' una estrategia turística y de extensión de horarios para la ciudad, con la que se pretende generar alternativas que aumenten la actividad económica local aprovechando las horas de la noche.

Desde Asobares se reseñó que solo el fin de semana de amor y amistad,  el índice de ventas creció un 52,3 % con relación al 2021. Además, la tasa de empleabilidad temporal, para los días viernes y sábado de esta misma fecha, aumentó en 30 %, a lo que se suman los registros de ventas que ascendieron a la cantidad aproximada de $2 mil millones.

Andrés Nossa, presidente Capítulo Asobares Ibagué, reseñó el comportamiento de los establecimientos de entretenimiento nocturno como positivo durante los dos últimos años, esto de forma posterior a la pandemia que bloqueó sus actividades.

"Lo que se ha desarrollado en materia económica es la integración del día y la noche. El último informe de la Secretaría de Desarrollo Económico postulaba a Ibagué como una ciudad turística 24 horas, eso fortalece el sector nocturno y se evidencia en las últimas extensiones de horarios para mejorar su articulación económica", sostuvo Nossa.

El presidente exaltó el crecimiento de la ciudad en materia gastronómica y el enfoque que se quiere dar de la mano del turismo. 

En cuentas de Asobares, hay un promedio de 939 establecimientos de comercio nocturno, varios de ellos han crecido de forma posterior a la emergencia sanitaria por Covid-19. 

 

En cifras

 

Según establece la Alcaldía en su plan de desarrollo, la economía de la ciudad se compone principalmente por actividades relacionadas con el comercio y la prestación de servicios, aportando el 59 % del empleo proveniente de estos sectores. El 96,2 % del tejido empresarial corresponde a microempresas, el 2,99 % a pequeñas empresas, y menos del 1 % son medianas y grandes empresas.

En ese sentido también se deja claro que las ramas de actividad que generan mayor número de empleos son el comercio, hoteles y restaurantes (35 %),  servicios comunales, sociales y personales (24%) e industria manufacturera (12%). Esto en medio de la fuerte informalidad que hay en la ciudad que representa más del 60 %. 

 

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

 

 

El Nuevo Día

Comentarios