¡Vuelve y juega! Nuevo caso de robo se presentó en este sector de Ibagué

El atraco ocurrió en esta calle entre el Edén y la novena etapa del Jordán.
Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍA.El atraco ocurrió en esta calle entre el Edén y la novena etapa del Jordán.
Contenido Exclusivo
Ladrones en moto volvieron a atacar entre la novena etapa del Jordán y El Edén, de Ibagué. Lo que preocupa a la comunidad, es que esta vez, los delincuentes intimidaron a la víctima con un arma, que sería una pistola.
PUBLICIDAD

El hecho ocurrió pasadas las 7 de la mañana cuando una mujer salía a trabajar. Este medio  conoció que la ciudadana aprovechó para sacar la basura y mientras depositaba la bolsa en un contenedor, un hombre que portaba un casco cerrado se le acercó, la intimidó con el arma y le quitó el bolso.

En la esquina, según el testimonio de residentes del sector, un motociclista esperaba al delincuente y cuando el atracador se subió al vehículo, arrancaron a toda velocidad, al parecer, hacia la avenida Guabinal. 

Los vecinos recordaron que en lo corrido del año, unos cuatro robos han ocurrido en el mismo sector, en una calle solitaria. “Habían robado varios celulares, mediante la modalidad de raponazo. Ahora nos preocupa que ya estén amenazando a las personas con pistola y ya atacan por la mañana. Siempre andan en moto”, expresó María Rojas.

En el bolso, la víctima guardaba el teléfono celular, los documentos personales y dinero en efectivo. La Policía hizo presencia en el sitio.

 

Otros casos

 

Suministradas / El Nuevo Día.

 

A finales de octubre, en medio de un atraco, un joven de 26 años fue herido en la oreja. Los ladrones, que iban en moto y le dispararon con un arma traumática. La intención era hurtarle el celular. El hecho ocurrió en la manzana C de la novena etapa, cerca a la parroquia San Bonifacio.

En septiembre, dos sujetos en una moto NKD 125, sin placa, intentaron atracar al conductor de una turbo cuando llegaba a la casa, en la manzana A de la novena etapa. Uno de los delincuentes intimidó con arma de fuego a la acompañante del trabajador pero se llevaron tremenda sorpresa porque el ciudadano también estaba armado. Los pillos salieron despavoridos. 

En mayo, delincuentes lograron abrir la puerta de dos viviendas situadas en la manzana P y se llevaron varios elementos de valor. Los robos ocurrieron la misma semana en horas de la madrugada. 

 

Cifra

 

7:15 de la mañana fue la hora del atraco.

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios