Sujeto que mató a dos niños y un hombre en Ibagué, y dejó los cuerpos abandonados en una casa, recibió ejemplar condena

Crédito: Colprensa / El Nuevo Día.Imagen de referencia.
Las víctimas fatales fueron atacadas al interior de su casa y los cuerpos quedaron abandonados hasta descomponerse.
PUBLICIDAD

A 54 años de prisión fue condenado Wilmer Zapata Imbus tras ser encontrado culpable por el homicidio de tres personas, entre ellas dos menores de edad en el 2007. Este, es un crimen que en su momento conmocionó a la ciudad y que hoy al fin tiene un cierre con justicia.

Los hechos motivo de esta sentencia tuvieron lugar el 16 de mayo del año en mención, cuando las víctimas identificadas como Ricaute Montaña Oyuela, un exmilitar de 38 años, su hijo Mauricio Montaña de 12 años y su sobrina Lucy Montaña de 16 fueron asesinados en su casa en el barrio Modelia de Ibagué (Tolima).

Las víctimas fueron encontradas luego de que el mal olor por la descomposición de los cuerpos se esparciera hacia la calle y a que no se comunicara Montaña Oyuela con su pareja durante todo el día.

Los tres presentaban heridas producidas por arma de fuego. Los dos menores estaban en sus camas en el primer piso, mientras que Ricardo Montaña en una de las habitaciones de la segunda planta.

Según testigos, las últimas personas que los vieron con vida fueron dos hombres, entre ellos el hoy condenado que vivía precisamente en el segundo piso donde fue encontrado sin vida el militar retirado.

Según la Fiscalía, los móviles del crimen estarían relacionados con el hurto de un dinero que guardaba la víctima en su vivienda.

De igual manera Montaña Hoyuela fue inhabilitado para el ejercicio de derechos y funciones públicas por 20 años, no se le concedieron subrogados penales y se libró orden de captura en su contra.

Sumnistrado Fiscalía / Redacción web.

Comentarios