¡Violento atraco y balacera en restaurante de Ibagué! Hubo intercambio de disparos y huida de los delincuentes

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.Imagen de referencia.
Contenido Exclusivo
Uno de los clientes narró los instantes de terror que se vivieron en el negocio, desde el cual hombres armados dispararon contra los ladrones.
PUBLICIDAD

El pasado lunes festivo, el sector comercial ubicado detrás de la Clínica Saludcoop y Multicentro se llenó de pánico producto de una balacera que se desató entre hombres armados y ladrones que llegaron a atracar en el restaurante De Regio.

Así lo narró uno de los clientes que fue asaltado en medio del crimen, identificado como Alexander Zabala Rubio, quien arribó antes de las 8 de la noche al establecimiento con un acompañante, y se sentaron en una de las mesas ubicadas en el tipo terraza del restaurante.

 

Los hechos

“Era un restaurante que me habían recomendado, con comida muy rica. Allí llegamos y minutos después llegó un hombre en una camioneta de alta gama, con dos hombres más y un niño de 10 años, se sientan detrás de nosotros. También había una pareja con un niño de un año y en otra mesa tres señoras. A eso de las 8 de la noche entran cuatro tipos, por la parte de atrás armado y por el frente otro también armado. Me pone el arma en mi frente, a mi acompañante lo mandó al piso y a mi que me quitara mi cadena de oro”, inició narrando Zabala.

En ese momento, cuenta que el ladrón le quitó a la fuerza la cadena y continuaron atracando a los demás comensales e incluso, les pidieron el dinero de la caja registradora y todo el producido; así mismo, a las personas de la mesa de atrás les quitaron un maletín. Luego, salieron a la calle para subir en dos motocicletas y huir.

 

La balacera

“Estos señores que están detrás de mí eran unos guardaespaldas del señor que estaba cenando, se hacen detrás de la camioneta y abren fuego, desenfundan sus armas contra los atracadores poniendo en peligro a todos, absolutamente a todo mundo porque habiendo menores de edad. En ese momento estábamos tirados en el piso, mientras balas para allá y balas para acá. Cuando se fueron los atracadores, el tipo que tenía los guardaespaldas sale y se va, después de habernos puesto en peligro a todos”, siguió narrando la víctima.

Con extrañeza, Alexander vio como la persona se había ido sin esperar que arribara la policía que es lo que normalmente hace un ciudadano que se ve envuelto en un atraco, según explicó.

 

La policía

Uniformados arribaron al sector. “El agente me pregunta mi nombre, mi cédula, yo empiezo a contarle quien es el hombre que atentó contra mi vida con un arma, porque la tuve en mi frente, y le estoy diciendo cómo está vestido y el policía me manda a callar. Me dice ‘cállese, cómo se llama usted’, me pide mis datos personales, pero yo estaba muy nervioso. No me he ido a Bogotá hasta dejar todo claro”, añadió.

Alexander asegura que el papel de los policías dejó mucho que desear, pues en ningún momento vio que llamaran refuerzos o hicieran un cordón para tratar de alcanzar a los atracadores. “El deber ser del policía era haber cogido el radioteléfono e informar a un cordón de seguridad que se habían volado cuatro ladrones por la calle 60 y están sueltos. El policía no me puso cuidado nunca”, dijo con angustia.

Así mismo, señaló que al cliente que le robaron el maletín y tenía guardaespaldas, se le salió u radio teléfono del bolso, pero no sabe que pasó con ese elemento. “No ha salido, se quedó el atraco callado, hubo una balacera entre atracadores y guardaespaldas y no se hizo nada”, manifestó.

 

La denuncia

El ciudadano interpuso denuncia ante la Fiscalía y la Policía, relatando todo lo sucedido aquella noche de lunes festivo, tanto en relación con el atraco como en la actitud del policía que no actuó con rapidez, tal y como se lee en el documento radicado.

1

2

1

2

Redacción web.

Comentarios