Se conocen más detalles de los allanamientos realizados en el Igac

Mauricio Fernando Mora Bonilla cuando salía capturado por los servidores del CTI de la Fiscalía.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.Mauricio Fernando Mora Bonilla cuando salía capturado por los servidores del CTI de la Fiscalía.
Contenido Exclusivo
Mauricio Fernando Mora Bonilla asumió como director del Igac en el Tolima el 18 de enero de 2015 y al parecer llevaba más tiempo del estipulado en ese cargo.
PUBLICIDAD

El Cuerpo Técnico de Investigación con su Grupo de Obtención Y Tratamiento De Información (Goti) se tomaron las instalaciones del Instituto Colombiano Agustín Codazzi (Igac) de la calle 13, número 3A - 22 del Centro de Ibagué donde capturaron a ocho personas entre ellas al director territorial Tolima, Mauricio Fernando Mora Bonilla.  

Los investigadores desde las 8:30 de la mañana de ayer llegaron al lugar a efectuar el allanamiento en la oficina de sistemas, donde se incautaron de varios elementos materiales de prueba entre ellos un computador. Los capturados al parecer estarían involucrados en irregularidades del tema de actualización catastral. 

La investigación la sigue la Fiscalía 27 seccional de Delitos Contra la Administración Pública por los delitos de concierto para delinquir, concusión y en otros casos por ecocidio por hechos ocurridos el 1 de enero de 2020. Las órdenes de capturas fueron emitidas el pasado 23 de noviembre por el Juzgado Segundo Promiscuo Penal Municipal de Control de Garantías. 

 

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.

 

Operativos simultáneos

 

Se conoció que en Carmen de Apicalá, Melgar, Mariquita, Honda y Ambalema en el Tolima, y Barranquilla los investigadores del CTI realizaron ayer operativos de manera simultánea para capturar a 17 personas involucradas en este caso, en el cual habrían en total 22 implicadas. 

Además de la captura de Mauricio Fernando Mora Bonilla, se conoció que fue detenido Diego Armando Reyes Ávila, cinco hombres más y una mujer en las oficinas de Ibagué. 

 

Veeduría detrás del caso 

 

A las afueras de las oficinas del Igac en Ibagué estaba Leonel Corredor, quien representa la Veeduría Nacional Para el Control Social de la Gestión Pública, la cual desde hace tres años conoció el caso y le puso la lupa a este caso habló sobre estas capturas. 

 

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA.

 

“Lo del Igac es un volteo, desaparición de tierras, desde una finca, desde un pequeño lote, desde una casa hasta grandes extensiones de tierra, donde acá en el Igac han adulterado fichas, han colocado planos sobre planos y como por ‘arte de magia’ con complicidad de la oficina de instrumentos públicos de Melgar desaparecen las tierras. La gente va y saca un certificado de libertad, y ya no aparece, o que tiene otro propietario, otro dueño, y con ‘marullas’ que hacen acá generalmente termina la gente quedando en la calle”, dijo el hombre.

Asimismo agregó que, “nosotros como veeduría nacional, hemos estado de frente en el análisis jurídico a tal punto que el señor Mauricio Mora me tuteló, perdió la tutela, como perdió hoy (ayer)  la libertad”. 

Agregó que, en Melgar hay una finca conocida como El Rodeo, donde presuntamente colocaron plano sobre plano y según él hay un ‘cartel de tierreros’ encabezado por el hoy detenido director del Igac Tolima, hasta Inspectores de Policía y una Juez, por un monto de 36 mil millones de pesos. Por este caso hay un fallo de la Corte Suprema de Justicia donde le ordenaron poner el orden en casa e indemnizar a las familias afectadas y reconocer los derechos.

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios