sssss

Ibaguereña es acosada y amenazada por un supuesto pastor

Crédito: Referencia / EL NUEVO DÍA.Toda aquella conducta que atenta contra la dignidad de la persona creando un entorno intimidatorio, humillante u ofensivo es calificada de acoso.
Contenido Exclusivo
Ibaguereña le pide auxilio a las autoridades por un hombre que no la deja en paz.
PUBLICIDAD

Un excelente cliente se convirtió en una terrible pesadilla para Leidy Vargas, una vendedora ibaguereña. El hombre, que se le presentó como pastor de una congregación religiosa, la acosa, la persigue y, según ella, la tiene amenazada de muerte. Aunque ya interpuso la denuncia en la Fiscalía, hasta el momento no la han contactado.

En diálogo con esta redacción, Leidy recordó que el 24 de noviembre del 2021, Luis Saulo Copete Yate llegó al almacén donde ella trabaja, en el Centro de Ibagué.

“Lo primero que compró fue una correa. Siguió visitando el local; cada vez que iba compraba algo. Un día me dijo que le diera mi número de celular para que le enviara fotos de la mercancía que llegaba”, dijo la afectada.

Agregó que vía Whatsapp, todos los días le enviaba salmos y videos religiosos, actitud que ella le respondía con un “gracias”.

 

Regalos

 

“Un día llegó al local y me llevó un regalo, un pantalón, le dije que no tenía porque molestarse, aún así lo dejó en el mostrador y se fue. El 29 de diciembre me invitó a almorzar. Aseguró que haría una oración por mí, para que tuviera un bendecido Año Nuevo. En el restaurante me entregó un pantalón para mí y una camisa para mi hijo. Me negué a recibir el regalo, pero insistió con su discurso religioso. Decía que todo lo hacía en el nombre de Jehová”, indicó Leidy.

 

Celos y amenazas 

 

Según el testimonio, hasta ese día, el cliente fue una persona amable. “Para Año Nuevo publiqué unas fotos en redes sociales con mi familia y amigos y ese hombre se convirtió. Empezó a celarme, a decirme que era una traidora y que le tenía que devolver toda la plata que había gastado en mí. Me citó a una finca en Tapias, cerca a los túneles, con el dinero o de lo contrario me mataría”, señaló. 

Pero el hostigamiento siguió. De acuerdo con la versión de la joven de 29 años, el supuesto pastor empezó a marcarle más de 10 veces al día al celular, a enviarle mensajes de texto y mensajes a las redes sociales ofensivos. 

Cuando no le contesta el celular, marca al teléfono fijo del almacén y, también amenazó a la propietaria del local. “Se consiguió también el número de celular de mi jefe. Le dijo que si no me echaba del almacén, la iba a matar. Estamos desesperadas”, puntualizó.

 

Envía domicilios 

 

Desde la semana anterior, al local donde Leidy trabaja empezaron a llegar flores, comida y chocolates, entre otros regalos, sin embargo llegan contraentrega para que ella los cancele. “En un día me han llegado hasta seis domicilios, todos pedidos por él, para que yo los cancele. Supuestamente lo hace para que yo pague lo que él invirtió en mí. He tenido muchos problemas con los domiciliarios porque ellos pagan los encargos con la esperanza de que en el local les cancelemos”, dijo  la víctima.

 

Otra víctima

 

Debido a que las autoridades no le han prestado atención, Leidy Vargas publicó el caso en redes sociales y una joven la contactó asegurando que el mismo hombre le hizo lo mismo. “La muchacha también es vendedora y él llegó al local así como en mi caso. La invitó a almorzar en el mismo lugar, le dio regalos y después empezó a hostigarla y la citó en la misma finca. Ella también dio a conocer el caso a las autoridades, pero al parecer tampoco le prestaron atención”, indicó Leidy.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios