sssss

Dulce María espera una oportunidad por un corazón

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA.Al cierre de esta edición, Dulce María permanecía en la UCI neonatal del Federico Lleras.
Contenido Exclusivo
Padres denuncian presunta negligencia de E.P.S en atención a su hija.
PUBLICIDAD

Alexa del Pilar Prada y Jhon González, denuncian una presunta negligencia médica de la E.P.S Medimás. Según el testimonio de los esposos, desde el 8 de enero están esperando el traslado de su bebé Dulce María, recién nacida, a un centro médico nivel IV donde le puedan practicar una cirugía de corazón. La pequeña tiene una malformación genética. 

La madre de Dulce María aseguró que la presunta mala atención de Medimás inició desde que ella estaba en gestación.

“A las 25 semanas de gestación me dio preeclampsia, la tensión me subió a 160 sobre 110. Estuve tres veces hospitalizada y en cuidado intensivo. En ese tiempo detectaron que el corazón de la niña tenía una malformación. Me remitieron para donde el perinatólogo y aunque en el Federico Lleras hay uno, la E.P.S me remitió para Pereira. Me tocó pagar transporte, alimentación, todo para ir allá. Fueron tres citas”, dijo. 

 

Posibilidad de abortar

 

Luego de conocer el estado de salud de la bebé en el vientre, los médicos le explicaron a la madre que tenía la posibilidad de someterse a un aborto legal, pero ella señala que no fue capaz. “Ya tenía seis meses de embarazo y no me sentía capaz. Para mí sería muy traumático y quizás hubiera sentido mucha tristeza y culpa”, señaló Alexa. 

Dulce María llegó al mundo el pasado 8 de enero y desde ese momento está en la Unidad de Cuidado Intensivo pediátrica del Hospital Federico Lleras Acosta, una institución nivel III.

“Ella necesita una cirugía de corazón abierto. De acuerdo con el concepto de los especialistas que la han atendido en Ibagué, mi hija tiene posibilidad de vivir, si la operan”, señaló la mujer, que también permaneció cinco días después del parto hospitalizada y continúa con la tensión alta.

 

Lo que dijo Medimás

 

En un comunicado, Medimás informó que desde el 7 de enero solicitó la aceptación de la menor en 10 clínicas y hospitales sin lograr aceptación por no haber disponibilidad de camas.

“En medio de esta gestión, la EPS logró avanzar en una posible aceptación de la menor en el Hospital Cardiovascular de Cundinamarca, entidad que cuenta con el nivel de complejidad requerido para garantizar el tratamiento de la patología de la menor. En este sentido, se avanzan en los trámites administrativos con la IPS”, agrega el escrito. 

 

Detalles del caso

 

Según Alexa Prada, cuando estaba en embarazo le tocó pagar de manera particular un ecocardiograma que le costó 360 mil pesos pues la E.P.S la remitió para otra ciudad y los gastos (transporte, alimentación) eran altos, más teniendo en cuenta que se sentía enferma, con la tensión alta, y no podía viajar sola. 

Cada día, según la familia, el estado de la menor es más crítico. El problema radica en que Dulce tiene un ventrículo más grande que el otro y por tanto el corazón no bombea bien la sangre a los pulmones. 

El lunes, los padres instauraron una Acción de Tutela de urgencia y fue admitida.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios