Diego, entre la vida y la muerte

Crédito: Suministrada a El Nuevo DíaDiego Alexánder Barragán Amorocho vive en el barrio Protecho Topacio.
En delicado estado de salud permanece en la clínica Asotrauma, Diego Alexánder Barragán Amorocho, a quien de cariño le dicen ‘Dieguito’, de 21 años de edad, luego de ser arrollado por un carro particular la madrugada del domingo cuando subía por la carrera Quinta con calle 46, frente al Supermercado ARA de Piedrapintada.
PUBLICIDAD

El joven se movilizaba en un motocarro junto con su progenitor y un amigo en el cual llevaban plátanos y otros productos para venderlos en la Plaza La 21 cuando fueron arrollados por vehículo particular.

El accidente 

En el motocarro de placa 320 AAH iban rumbo a trabajar a la Plaza La 21 Diego Alexánder Barragán Amorocho, ‘Dieguito’; su progenitor Juan Arley Barragán Céspedes, de 46 años de edad, conocido como ‘Nené’ y Sebastián Felipe Oliveros Mendieta.

En el vehículo particular, el Mazda 3 blanco de placa IBY 258 que los arrolló, según indicaron testigos al medio de comunicación digital El Irreverente, iban tres personas, dos hombres y una mujer, a quien le dijeron que se fuera, mientras sus acompañantes se bajaron y al parecer no se podían sostener pues presuntamente iban en estado de embriaguez. 

Presuntamente iban dos vehículos haciendo ‘piques’ junto con otro automotor, el cual habría huido del lugar. 

Testimonio

Sebastián Felipe Oliveros Mendieta, quien iba en el Motocarro contó cómo vivió el accidente, “nosotros íbamos por toda la Quinta, yo iba hablando con ‘Nené’ el papá de Diego. Llevábamos plátanos, aguacates, granadilla a vender a la Plaza La 21 al por mayor”.

Según el joven, iban tranquilos, listos para trabajar, eran las 2:30 de la mañana cuando “de un momento a otro escuché que venía un carro a toda y las dos carreteras estaban desocupadas, no había nadie. Lo único que recuerdo es que caí en una canal, pero no pude pararme porque el brazo lo tenía lastimado. No me pude levantar y un muchacho me dijo que me quedara acostado”. 

Sebastián recuerda que los conductores del automotor que los arrolló estaban al parecer en estado de embriaguez, “ellos no podían ni pararse bien, uno de ellos me vio gritando, me dijo que me llevaba, le dije que iba a esperar a tránsito. Estaban borrachos, ellos se iban a ir y unos muchachos que estaban ahí no los dejaron. 

El joven recibió el golpe y la mayoría de las lesiones en su lado izquierdo del cuerpo, su brazo izquierdo se lo fracturó, estuvo hospitalizado en la Clínica Asotrauma y le dieron de alta a las 3 p.m. del domingo y ahora no se puede ni mover. 


 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

Redacción EL NUEVO DÍA

Comentarios