Jovencita en Ibagué vivió momentos de angustia y terror al interior de una buseta: denuncia que un hombre la abusó

Crédito: Archivo / El Nuevo Día. Imagen de referencia Imagen usada solo con fines de referencia
Contenido Exclusivo
Un caso de denuncia de abuso por tocamiento al interior de una buseta en Ibagué, enciende nuevamente las alarmas en la ciudad.
PUBLICIDAD

En la mañana de este viernes, una jovencita que salió de su casa camino al trabajo, jamás imaginó que al tomar su habitual transporte público viviría los momentos de angustia y terror que tuvo que pasar por culpa de un sujeto, quien al parecer la tocó en varias oportunidades.

La mujer, que prefirió omitir su nombre por seguridad, habló en exclusiva con El Nuevo Día, y contó lo sucedido al interior de la ruta 43, cuando se desplazaba por la avenida Guabinal con 18.

“Como a las 8:30 de la mañana yo venía en la buseta 43, y en la Guabinal se subió (el presunto abusador) y le dijo al conductor que si lo dejaba trabajar, empezó a cantar, luego empezó a pedir dinero. Yo venía sentada en la parte de atrás, y este señor se sentó al lado mío”, dijo la joven.

La víctima, narró que en ese momento el sujeto colocó una bolsa entre ella y él, y fue allí cuando sintió un roce en su pierna, que al principio pensó que había sido involuntario.

“Yo estaba en la última fila de la buseta, sentada en medio de las dos sillas del lado izquierdo, el señor puso una bolsa en medio de los dos y empecé a sentir que en la pierna me rozaban algo, yo me corrí y pensé que él estaba sacando algo de la bolsa y que fue sin culpa”, relató.

Sin embargo, y a pesar de haberse alejado, dice la joven, que nuevamente sintió el aparente tocamiento inapropiado por parte del hombre, por lo que se apartó aún más, dejando “prácticamente” una silla de distancia entre ambos.

“En ese momento yo me sentí mal, y me iba a parar, cuando mandó la mano (el sujeto) a tocarme las piernas, me quité de ahí, le dije respete, cómo va a hacer eso.”, indicó con la voz quebrada.

La jovencita, afirmó que el sujeto se rio y miró hacia otro lugar cuando le reclamó. Además, contó que miedo se apoderó de ella, se congeló ante la situación y no sabe cómo pudo reaccionar, asimismo, denunció que se sintió abandonada y desprotegida por los demás ocupantes de la buseta y el conductor, pues aunque gritó nadie la auxilió.

“Yo me senté en una silla de adelante y le tomé una foto, cuando me bajé de la buseta volví a decirle que cómo iba a hacer eso y pues nadie, nadie hizo nada”, comentó.

Presunto abusadorFotografía del presunto abusador, suministrada por la denunciante.

Confirmó que la buseta en la que se desplazaba contaba con varios puestos vacíos, por lo que el sujeto hubiese podido tomar asiento en cualquier otro lugar.

Finalmente, hizo un llamado a la comunidad, para que ante una situación como esta reaccionen y protejan a las víctimas.

“Quiero decirles a las personas, que uno en ese momento necesita apoyo, que no se queden calladas, que ayuden.”, concluyó.

DATO

 

La denunciante indicó que tomó la ruta 43 en Comfenalco y se dirigía a su trabajo en el centro de la ciudad.

DATO

 

La joven, afirmó que está pensando en instaurar la denuncia correspondiente, para que ninguna otra mujer sufra el abuso que ella tuvo que vivir. 

Redacción web

Comentarios