Pagaron y están perdiendo plata sobre la carrera Quinta

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAAunque estaba prohibido vender licor y comida en vehículos, varias personas lo hicieron.
Los vendedores ambulantes se apoderaron del sector y perjudican a quienes pagaron al municipio el derecho a usufructuar un espacio.
PUBLICIDAD

Con un plantón frente a las oficinas de Espacio Público, comerciantes que pagaron por un puesto estacionario para ubicar sobre la carrera Quinta expresarán su inconformismo ante la falta de control por parte de los funcionarios de la misma dependencia. 

Aunque estaba prohibido vender licor y alimentos en vehículos, algunas personas lo hicieron y ninguna autoridad lo impidió. También, durante el fin de semana de San Juan, hubo muchos vendedores ambulantes. 

Liliana González, dice ser una de las afectadas. En diálogo con este medio de comunicación contó que canceló en la Oficina de Espacio Público 760 mil pesos por un espacio de 16 metros cuadrados ubicado en la carrera Quinta con calle 25 de La Musical, pero hasta el momento va perdiendo dinero. 

“Los 700 mil pesos fue solo por el espacio. A parte cancelé 80 mil pesos por cinco escarapelas, que hasta el momento no me han entregado. Me tocó alquilar la carpa y hasta pagar por el servicio de energía. La sola conexión me costó 200 mil pesos y dicen que Celsia cobra 100 mil pesos por el día del servicio. En logística y alquiler del espacio gasté tres millones de pesos y dos millones en productos”, contó la ciudadana. 

Añadió que el domingo le tocó recoger todo el producto (cerveza y demás bebidas embriagantes, pues no estaba vendiendo. 

“En una reunión con Espacio Público, los comerciantes estacionarios pactamos que venderíamos la cerveza en lata a cuatro mil pesos, sin embargo, el 24, día del desfile, los vendedores ambulantes estaban vendiendo la cerveza en dos mil pesos.  Llegaron carros cargados con licor y la Policía ni ninguna otra autoridad ejerció control”, cuestionó. 

En opinión de la ciudadana, este año el valor del alquiler estuvo por las nubes. “Hace tres años pagué 100 mil pesos por el alquiler del espacio. Este año estuvo muy costoso. Necesitamos una estrategia para nosotros porque estamos en quiebra. Necesitamos espacios para vender los productos así como se hizo con los comerciantes afectados por el Jamming Festival”, acotó.

Inseguridad

Algunos comerciantes fueron víctimas de los ladrones, que se llevaron hasta unas carpas. Además aseguran que el viernes por la noche, Día de San Juan, en la calle 42 con Quinta ocurrieron unas 10 riñas, en las que personas armadas se enfrentaron unos con otros.  

DATO

200 mil pesos pagó cada comerciante por la conexión al servicio de energía.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción Judicial

Comentarios