¡Estremecedor! Pedir un domicilio la salvó de ser agredida sexualmente. ¿Qué fue lo que pasó?

Tomada de: Pixabay
Crédito: Tomada de: Pixabay
Un sorprendente caso sucedió hace unos días en la región de Samambaia, en Brasil, cuando una mujer fingió tener una llamada para pedir un domicilio a un restaurante de comida rápida, cuando en realidad se comunicaba con la policía, para pedir ayuda.
PUBLICIDAD

Los hechos, dados a conocer por el medio brasileño ‘G1’, relatan los acontecimientos sucedidos el 16 de octubre, cuando una mujer decidió ir a visitar a un conocido. Al parecer, el problema se originó cuando éste empezó a acosar a la mujer para que sostuviera relaciones sexuales con él. Ella se negaba pero el sujeto insistía. 

Afirma el medio que incluso el hombre amenazó con no dejarla salir, hasta haber logrado su cometido.

Ella, al verse acorralada, no consiguió más alternativa que llamar a la estación de policía, para pedir ayuda. Sin embargo, no podía hacerlo directamente pues el hombre se lo hubiese impedido. Por tal motivo, fingió estar hablando con un establecimiento de comidas rápidas.

Esta estrategía le sirvió para alertar a las autoridades y dar la ubicación de la residencia en la que se encontraba amenazada.

A continuación la transcripción de la llamada:

PM: Policía Militar, ¿emergencia?

Mujer: ¡Hola! ¿Me contestan de la hamburguesería?

PM: Le acabo de decir que es de la Policía Militar, señora.

Mujer: ¡Lo sé!

PM: ¿Dónde vive?

Mujer: En Samambaia.

PM: ¿Tiene prisa por recibirlo?

Mujer: Sí.

PM: ¿Mucha hambre?

Mujer: Sí.

PM: Pediré su solicitud con urgencia.

 

En pocos minutos, la policía hizo presencia en el lugar y arrestó al hombre.

 

REDACCIÓN WEB

Comentarios