Seguridad en Espinal: ¿se ‘salió de madre’?

Elkin Fabián Cuéllar Prada era Ingeniero Industrial.
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAElkin Fabián Cuéllar Prada era Ingeniero Industrial.
Contenido Exclusivo
El sábado se registró el cuarto sicariato en una semana. En 15 días la segunda ciudad del Tolima suma seis crímenes violentos.
PUBLICIDAD

Mientras en una funeraria del Espinal velaban el cuerpo de Sharon Lizeth Herrera Sánchez, la mujer que el viernes fue asesinada en una cancha del barrio Villa Catalina, el sábado las balas volvieron a sonar, esta vez en el barrio Cafasur. 


De manera extraoficial, se conoció que la cuarta víctima de sicariato en menos de una semana fue Elkin Fabián Cuéllar Prada, un joven de 27 años de edad, que hacía poco se había graduado de la universidad.  


Aunque fue trasladado de urgencia a un centro médico, llegó sin signos vitales. En redes sociales, los espinalunos siguen expresando su preocupación por la ola de muertes que desde hace años se presenta en la población. 


Al cierre de esta edición, las autoridades no se habían pronunciado acerca del crimen de Elkin. 


Es tal la situación, que algunas personas aseguran que en Espinal suenan más las balas que las tamboras.

Los brujos

Los Brujos

 

Hasta la Iglesia Católica ha expresado su preocupación por los crímenes en esta población. Hace unos días, el obispo de la Arquidiócesis del Espinal, monseñor Fernando González mostró su intranquilidad toda vez que los hechos estarían relacionados con la banda ‘Los Brujos’. “Es muy doloroso ver que hay estructuras muy bien organizadas para hacer estos negocios criminales… A nivel espiritual y como guía espiritual de esta comunidad tengo que expresar mi preocupación, porque cuando aparecen ‘Los Brujos’, sea como fachada o realidad que decían que a través de brujería se estaban ganando grandes cantidades de dinero,  involucran jóvenes e inmediatamente les exigían que se hicieran devotos de la ‘Santa Muerte’ y esto es una religiosidad de tipo satánico, nos dañan a los jóvenes”, puntualizó monseñor.

 

Las víctimas 

 

Sharon

El 9 de septiembre en la noche, un sicario se bajó de una moto y caminó hasta la cancha de microfútbol del barrio Villa Catalina, donde atacó sin piedad a Sharon Lizeth Herrera Sánchez, de 30 años de edad. Aunque la mujer fue trasladada al hospital San Rafael, los médicos no pudieron mantenerla con vida, pues las heridas con arma de fuego fueron mortales. Sharon era madre de dos menores de edad. La recuerdan como una persona extrovertida y de buen humor. 

 

Coco Tovar

El 3 de septiembre en la vía Espinal - Flandes, fue asesinado Jorge Luis Tovar Martínez, conocido como ‘Coco’. El joven de 24 años viajaba en una motocicleta cuando fue alcanzado por dos sujetos que también iban en moto y le dispararon sin piedad. ‘Coco’  era oriundo de la vereda Patio Bonito y vivía junto a su familia en el barrio Saucedal del Espinal. Al parecer, tenía antecedentes judiciales. El crimen ocurrió a eso de las 4 de la tarde. 

 

Andrés Felipe

El 24 de agosto en un establecimiento de comidas rápidas fue asesinado Andrés Felipe Quijano Carvajal, conocido como ‘Piyuya’. Tenía 22 años de edad y trabajó en la Alcaldía del Espinal durante el mandato de Mauricio Ortiz Monroy. Según las autoridades, ‘Piyuya’ tenía anotaciones por los delitos de estafa y extorsión. El ‘gatillero’ escapó en una motocicleta de alto cilindraje.

 

Ronal Elicer

La noche del 31 de agosto en zona rural de Chicoral, fue asesinado Ronald Eliécer Rodríguez Cubillos, un exsoldado del Ejército Nacional de 42 años de edad. Ese día iba en moto y fue abordado por hombres que se desplazaban en un rodante, quienes a la altura de la vereda San Francisco lo obligaron a bajarse del vehículo y le dispararon en la cara y espalda. Alcanzó a ser trasladado a un centro asistencial de Chicoral, de donde lo remitieron al hospital San Rafael, pero al llegar ya no registraba signos vitales. Se conoció que los delincuentes, al momento del ataque, lo despojaron del arma de fuego que portaba. Según las autoridades, se trató de un hurto.

 

Camilo

El 6 de septiembre, un hombre armado llegó hasta la sala de una vivienda de la urbanización Los Palmares, vía a La Caimanera del Espinal, y acabó con la vida de Camilo Antonio Moreno Cardoso, maquinista de la empresa Usocoello. Las autoridades aclararon que al revisar los antecedentes del ciudadano no los lleva a una línea investigativa relacionada con tráfico de estupefacientes como de manera regular ha ocurrido. “Este es un caso diferencial, lo estamos investigando y revisando por medios probatorios”, dijo el coronel Néstor Raúl Cepeda, comandante de la Policía del Tolima. Camilo Antonio tenía 44 años de edad.

Redacción Judicial

Comentarios