Un niño ahogado y otro en UCI por descuidos de sus padres

Dos niños, de 5 años, son miembros de dos familias que no se conocen, pero a quienes coincidencialmente los unió una tragedia ocasionada, al parecer, por descuidos.
PUBLICIDAD

Para el caso de una de ellas, el dolor es mucho más intenso, pues Josué Navas Cardona no volverá a iluminar con su sonrisa los días de sus seres queridos: se ahogó en un caño que esté entre las veredas Puerto Bello y Puerto Rey, pertenecientes al corregimiento de La Boquilla, zona norte de Cartagena.

Mientras que para la otra familia, la del menor que fue hallado flotando en una piscina del Hotel Decameron, las oraciones y la fe son su única esperanza. Este pequeño se encuentra en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos Doña Pilar, del Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja. Hasta ahora no son claros los detalles de cómo el menor terminó en ese suceso.

 

En un caño

Un tío del pequeño Josué contó que es costumbre que niños y adultos se bañen en ese caño en esa vereda. “Mi hermana, otra tía del niño, lo llevó hasta allá con una nena. Ella estaba bañando a su hija, y en una espabilada el niño se le perdió. Cuando lo fue a buscar lo encontraron dentro del agua”, dijo el familiar.

Explicó que luego lo sacaron y lo llevaron hasta el centro de salud de La Boquilla pero ya no tenía signos vitales. 

“Él era hijo de otra hermana mía que estaba trabajando en ese momento, mientras que ella lo cuidaba. Estamos muy golpeados porque nadie quiere que pase esto. Requerimos de ayuda para afrontar este duro momento”, resaltó el tío de Josué.

En horas de la mañana de ayer, familiares de Josué se encontraban en Medicina Legal haciendo la reclamación de cuerpo. “Todos estamos destrozados. Nosotros somos colombo-venezolanos, su papá vive en Venezuela y mi mamá está muy mal con esta dura situación”, concluyó el familiar.

 

En Bocagrande

El director del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), Álvaro Cruz, confirmó el viernes, que siendo un poco más de las 11 de la mañana, recibieron el reporte de un caso que involucraba a un menor de 5 años que había sido hallado en una piscina del Hotel Decameron, en Bocagrande.

Tras presentar un infarto fue llevado en taxi hasta el Hospital Bocagrande donde logró ser reanimado. Una vez es estabilizado, lo llevan a la Casa del Niño, donde actualmente permanece bajo observación médica en la UCI. En este centro asistencial fue ingresado como un caso de “ahogamiento no mortal”. El niño, junto a sus padres, llegó procedente del interior del país para disfrutar de las playas de Cartagena.

El Universal

Comentarios