Bebé murió ahogado en la bañera mientras la mamá se arreglaba las uñas

Crédito: EFE/ Archivo / El Nuevo Día.Los hechos ocurrieron el pasado viernes 20 de mayo en el domicilio de Alyssa Carolyn Jimmie, en el suroeste de Miami-Dade, según la orden de arresto.
Alyssa Carolyn Jimmie, de 22 años, habría dejado a su pequeño de siete meses en la bañera con su hermano de tres años con la llave del agua abierta.
PUBLICIDAD

Una joven madre del sur de Florida (EE.UU.) fue detenida y acusada de homicidio involuntario agravado luego de que su hijo de siete meses se ahogara en la bañera, tras dejarlo al cuidado de su otro hijo, de tres años, mientras ella se arreglaba las uñas en el garaje de la casa, informaron las autoridades.

Alyssa Carolyn Jimmie, de 22 años, integrante de la tribu Miccosukee de Nativos Americanos, de Florida, compareció ayer en una corte del condado de Miami-Dade, donde fue acusada de homicidio involuntario agravado de un niño y se le impuso una fianza de 10.000 dólares.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 20 de mayo en el domicilio de Jimmie, en el suroeste de Miami-Dade, según la orden de arresto.

Jimmie sostuvo ante los investigadores del caso que no estaba preocupada dejando a los niños solos porque la bañera no tenía un tapón que acumulara el agua.

Sin embargo, al regresar unos 10 minutos después del garaje encontró que una toalla había obstruido el desagüe y su bebé estaba inconsciente.

De acuerdo con el informe de la Policía, el hermano a cargo continuaba jugando en la bañera.

La madre practicó al bebé una respiración cardio-pulmonar (CPR, en inglés) y luego tuvo que ir a la casa de un vecino para llamar a la línea de emergencias porque su teléfono celular no funcionaba.

El niño fue transportado a un hospital cercano, donde no lograron salvar su vida.

Según la declaración jurada del arresto, citada por la televisión Local 10, el jefe de la tribu Miccosukee de Florida se comunicó con el Departamento Médico Forense del Condado de Miami-Dade y exigió que no se le realizara una autopsia al bebé.

Sin embargo, el médico forense practicó una autopsia el pasado martes y determinó que la muerte se produjo por un ahogamiento accidental.

La tribu Miccosukee, reconocida a nivel federal como un gobierno soberano, tiene miembros que viven dentro y fuera de la reserva, ubicada en dos condados del sur de Florida.

EFE / Redacción web.

Comentarios