El calvario de una madre que pide que le quiten el brazo

Crédito: Tomada del diario The Mirror
Todo comenzó hace 4 años, cuando Jade Harle, se hizo una pequeña herida en el brazo mientras sacaba a un familiar de una piscina.
PUBLICIDAD

Aunque en un inicio parecía haber sanado bien, pero no fue así.

“Luego se extendió como un reguero de pólvora hasta mis dedos, con grandes úlceras negras y sólidas y se empeoraron las cosas”, cuenta Jade de 32 años que reside en el condado de Kent (Inglaterra); en la página GoFundMe, en la que pide donaciones para poder realizarse un tratamiento privado.

De acuerdo con su relato, ha estado 8 veces a punto de morir. Esto ha sido un proceso muy doloroso para ella y ha afectado mucho a su familia. 

Uno de sus más grandes lamentos es el no poder compartir tiempo con su hijo de 12 años “he visto la mayor parte de los últimos 4 años de su vida desde una cama de hospital”.

Y es que desarrolló una sepsis que se propaga rápido hasta que los tejidos sanos, incluidos los órganos y la piel, comienzan a morir, lo que puede provocar amputaciones, insuficiencia orgánica y hasta la muerte.

El brazo izquierdo de Jade Harle no tiene piel y  además presenta un nervio expuesto.

En 2018, cuando todo ocurrió, se negó a una amputación de brazo, sin embargo, es lo que quiere ahora porque sería la mejor opción para frenar la sepsis.

Desafortunadamente, mientras tenga sepsis no puede someterse a una amputación, pero su cuerpo se ha vuelto más resistente a los antibióticos entonces, lo que espera con las donaciones es que le realicen un tratamiento para reducir su sistema inmunológico y evitar que su cuerpo se ataque a sí mismo.

 

Redacción Web

Comentarios