Trabajador muere de forma terrible al caer en caldero con hierro fundido

Crédito: Meganoticias / El Nuevo Día.
El trabajador de 39 años de edad murió al caer a hierro fundido a más de 4,600ºF en la planta de Caterpillar de Mapleton, Illinois.
PUBLICIDAD

Steven Dierkes, trabajador de la planta de Caterpillar en Mapleton, estado de Illinois (EE.UU.), murió luego de caer a una caldera de hierro fundido a temperaturas de más de 4600 grados Fahrenheit.

De hecho, trabajadores de la planta aseguraron que sólo la mitad de su cuerpo cayó en el crisol, mientras la otra mitad quedó sobre la plataforma en espera del forense.

El accidente sucedió cerca de las 9:30 am del pasado 2 de junio, cuando Dierkes, de 39 años, estaba por tomar una muestra en una de las áreas de fundición más grandes de la planta.

Fue cerca de las 10 de la mañana cuando elementos de la oficina del Alguacil de Peoria acudieron a la planta, ubicada en 8826 de la Ruta 24, en Mapleton.

Para las 10:30 am todos los empleados de la planta fueron relevados de sus labores y enviados a sus casas.

Jamie Harwood, forense del Condado de Peoria, confirmó a Noticias Univisión Chicago que la muerte de Dierkes fue catalogada como un “accidente industrial”.

“Aparentemente estaba trabajando cerca del crisol cuando accidentalmente cayó. Murió instantáneamente. La causa de muerte fue ‘aniquilación térmica’”, informó Harwood.

El forense detalló que luego de tomar conocimiento de los hechos, trabajaron en recuperar los restos de Dierkes, quien era originario de Peoria.

“El contenido del crisol fue puesto en otro contenedor para enfriarse. Varias horas después, mi personal y yo pudimos buscar entre los pedazos de metal y recuperar sus restos”, agregó.

Luego de ser recuperados, los restos fueron enviados a los servicios funerarios para completar la cremación y se entregados a la familia de Dierkes.

Dierkes, de 39 años, estaba casado y tenía tres hijas, de 12, 5 y 4 años.

Resumen agencias / Vanguardia / El Nuevo Día.

Comentarios