Putin predice el ocaso de Occidente y nacimiento de un mundo multipolar

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍAUna gran pantalla mostraba ayer a Vladímir Putin, en la sesión plenaria del Foro Económico Internacional en San Petersburgo.
Contenido Exclusivo
El Presidente ruso predijo que en el nuevo orden mundial únicamente tendrán voz y voto los países “fuertes” y “soberanos”, por lo que Rusia aprovechará las “enormes posibilidades” que se abren ante ella para “ser aún más fuerte”.
PUBLICIDAD

El presidente ruso, Vladímir Putin, predijo ayer el ocaso político y económico de Occidente, desde Estados Unidos hasta la Unión Europea, y consideró “irreversible” el advenimiento de un mundo multipolar, del que sería parte la actual campaña militar en Ucrania.

La era del mundo unipolar “se ha terminado, pese a todos los intentos de mantenerla y conservarla por todos los medios”, declaró durante su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. 

En su primera participación en un gran foro desde el inicio de la “operación militar especial” hace casi cuatro meses, el presidente Putin acusó a las potencias occidentales de negarse a aceptar los cambios “revolucionarios y tectónicos” en marcha en el mundo y la aparición de nuevos centros de poder.

Además insistió en que los viejos “patrones” occidentales ya no funcionan, ya que las normas que rigen las relaciones internacionales se manipulan a gusto de una sola potencia y sus satélites. 

“Un mundo cimentado en tales dogmas es decididamente inestable”, afirmó, aunque negó que Rusia vaya a apostar por el aislamiento o la autarquía y que China deba siempre “hacerle el juego” a Rusia.

Acusó a Estados Unidos de creerse “el enviado de Dios” desde que clamara victoria en la Guerra Fría tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

“Al clamar victoria en la Guerra Fría y proclamarse el enviado de Dios en la Tierra, EE. UU. no tiene ninguna obligación, solo intereses y, por cierto, esos intereses son sagrados”, denunció.

Aludió a centros como China -el líder chino, Xi Jinping, también intervino-, la India y otros países asiáticos, latinoamericanos y africanos.

Ucrania, una guerra de liberación

Putin aseguró que la intervención militar rusa en Ucrania fue el perfecto “salvavidas” para que Occidente echara la culpa a Rusia de “sus propios errores de cálculo”.

“A día de hoy nuestros soldados y oficiales, los milicianos del Donbás, luchan para defender a su gente. Defienden el derecho de Rusia a un desarrollo libre y seguro como un país multiétnico que toma decisiones por su cuenta, ella misma decide su futuro”, dijo.

Insistió en que, aunque un conflicto siempre es una “tragedia” y la decisión de intervenir en el país vecino fue “difícil”, la operación era “necesaria” y “obligada” debido al incremento de los riesgos y amenazas en forma de ampliación de la Otan.

 

EFE, MOSCÚ

Comentarios