Inicia el traslado de los restos de la Reina

EFE / EL NUEVO DÍA
Crédito: EFE / EL NUEVO DÍALa gente se reúne frente al Palacio de Buckingham para presentar sus respetos a la difunta reina Isabel II en Londres.
El rey Carlos III, acompañado de la reina consorte Camila, se dirigirá mañana a los parlamentarios británicos en un acto en las Casas del Parlamento en el que estos le expresarán sus condolencias.
PUBLICIDAD

Los preparativos para llevar los restos mortales de la reina Isabel II desde el castillo escocés de Balmoral, donde murió, a la capital escocesa, Edimburgo, y después a Londres continúan mientras palacios y castillos siguen recibiendo flores y tarjetas de la gente.

A la espera del funeral de Estado, que tendrá lugar el lunes 19 de septiembre a las 10.00 GMT, los británicos tendrán la oportunidad de dar el último adiós a la que fue su soberana en los últimos 70 años en la catedral de St Giles, en el corazón de Edimburgo, o en el palacio de Westminster, la sede del Parlamento en Londres.

Las calles de la capital escocesa han empezado a prepararse para la llegada hoy del féretro al palacio de Holyroodhouse, residencia real, desde donde será trasladado al día siguiente en procesión hasta la catedral de St Giles, un templo de estilo gótico.

 

Los restos irán al palacio de Holyrood

El féretro con los restos mortales de la reina partirá hoy sobre las 10.00 hora local por carretera desde Balmoral, en Escocia, hasta Holyroodhouse, un recorrido que llevará varias horas, una vez que el cortejo fúnebre pase por las localidades escocesas de Ballater, Aberdeen y Dundee.

En horas de tarde, el féretro permanecerá en la residencia de Holyroodhouse, ubicada frente al Parlamento regional escocés.

Mañana, los restos serán trasladados a través de la avenida Royal Mile, que une Holyroodhouse con el castillo de Edimburgo, hasta St Giles, donde el féretro permanecerá 24 horas, cubierto con el estandarte real, para que la población pueda rendirle tributo. Miembros de la familia real irán en procesión hasta la catedral, donde habrá un servicio religioso.

Aunque en un principio estaba previsto que el féretro fuera llevado en el tren real desde la estación de Waverley, en Edimburgo, hasta la estación de King’s Cross, en Londres, se decidió hacerlo en un avión oficial hasta una base militar londinense.

En la capital, los restos serán trasladado al palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real, donde permanecerá unas 24 horas. El próximo miércoles se iniciará el cortejo fúnebre desde el palacio hasta Westminster Hall, el área más antigua del Parlamento.

Finalmente, el día del funeral, la Reina será llevado desde el Palacio de Westminster hasta la abadía en un carro de cañón, que marineros tirarán con cuerdas, en vez de hacerlo con caballos.

Tras la despedida a Isabel II, sus restos serán llevados a la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, a las afueras de Londres, para ser depositados junto a los de sus padres.

 

Dato

El 14 de septiembre, el rey encabezará la procesión detrás del carruaje que llevará el ataúd de Isabel II hasta Westminster Hall.

 

EFE

Comentarios