En Hungría rige polémico decreto sobre aborto

Entró en rigor nuevo decreto sobre el aborto en Hungría.
Crédito: Archivo Colprensa / VANGUARDIAEntró en rigor nuevo decreto sobre el aborto en Hungría.
El decreto del Gobierno ultranacionalista de Hungría que obliga a las mujeres a escuchar el latido del corazón del feto antes del aborto, entró ayer en vigor, en medio de críticas de ONG que defienden los derechos de las mujeres, mientras que organizaciones pro familia saludaron la decisión.
PUBLICIDAD

“La enmienda anunciada no es otra cosa que una medida dañina que solo sirve para humillar a mujeres que ya se encuentran en una situación muy difícil”, aseguró la ONG Unión por los Derechos Fundamentales (Tasz) en un comunicado.


Según Tasz, el Gobierno solo quiere hacer más difícil el aborto y subraya que hasta la quinta o sexta semana del embarazo el latido del corazón no es detectable, lo que hace más difícil el proceso administrativo de la medida.


El ministro de Interior, Sándor Pintér, emitió el pasado lunes un decreto que determina que antes de abortar, la mujer debe presentar un documento que certifique que ha recibido información sobre los signos vitales del feto.
Para ello, los médicos deben “proporcionar a la embarazada una indicación de los signos vitales del feto, de forma claramente identificable”, o sea, haciéndole escuchar el latido de su corazón, señala el decreto.


La organización Patent, por los derechos de las mujeres, asegura que se trata “de un siguiente paso en un proceso” para hacer más difícil el aborto. “Es terriblemente perturbador”, afirma la ONG, citada por el diario digital 444.hu.


La actual ley de aborto, en vigor desde 1992, determina que hasta la semana 12 de la gestación, la mujer puede optar libremente por el aborto.


En 2021 se registraron casi 22 mil abortos y 93.000 nacimientos, según datos de la Oficina de Estadísticas.

EFE, Budapest 

Comentarios