Migrantes, moneda de cambio electoral en EE. UU.

Inmigrantes
Crédito: EFE / EL NUEVO DÍANo hay una cifra oficial de pasajeros de esos aviones llegados el pasado miércoles a la isla, pero según medios de Martha’s Vineyard, son alrededor de medio centenar y en su mayoría venezolanos.
Legisladores demócratas acusaron ayer a los gobernadores de Texas y Florida de hacer un juego político con la vida de cientos de migrantes.
PUBLICIDAD

Representantes de organizaciones sociales denunciaron ayer que el envío desde Florida a Massachusetts, de dos aviones con inmigrantes indocumentados responde a los intereses electorales del gobernador del estado sureño, el republicano Ron DeSantis.


La venezolana Yaneth Galvis, miembro de la organización Florida Immigrant Coalition, dijo en una conferencia de prensa que DeSantis ha utilizado a los inmigrantes “como fichas políticas” en su plan para revalidarse como gobernador de Florida.


Galvis participó, junto a miembros de representantes de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, en una conferencia de prensa en la que se resaltó que DeSantis no respeta a refugiados y recién llegados, no mira por los intereses de la economía y solamente busca su interés electoral.


“Debería -DeSantis- mejorar las condiciones de los centros de detención en vez de llevar a cabo acciones como esta”, denunció.


La directora de Campañas Florida Inmigrant Coalition, la colombiana Paula Muñoz, dijo a Efe que el gobernador de Florida “ha estado construyendo su carrera política con este asunto y criminalizando a los inmigrantes indocumentados”.

 

Pulso migratorio


A menos de dos meses de las elecciones de medio mandato en EE. UU., los gobernadores republicanos de Florida y Texas redoblaron el pulso migratorio con los demócratas mediante el envío en avión de migrantes a Martha’s Vineyard y a la residencia oficial de la vicepresidenta Kamala Harris.


La reacción de la Casa Blanca no se hizo esperar y ayer su portavoz, Karine Jean Pierre, tachó en una rueda de prensa de “crueles” e “inhumanas” las decisiones de Florida y Texas de mandar a migrantes a otras partes del país, algunos de ellos creyendo que iban a encontrar trabajo y más oportunidades donde los estaban transportando.


“Esa es una forma terrible de usar a la gente”, reprochó Jean-Pierre, quien acusó a los gobernadores republicanos de usar a los migrantes como “peones políticos”.


El gobernador de Florida, Ron DeSantis, justificó su decisión de enviar a indocumentados a bordo de dos aviones a la exclusiva isla de Massachusetts por lo que describió como la inacción del Gobierno del presidente Joe Biden, que “no mueve un dedo” para hacer segura la frontera de Estados Unidos con México.

EFE, Miami

Comentarios